Be Here Now: la última lucha de Andy Whitfield verá la luz

andy-whitfield Gracias. Gracias a todos los que han aportado su granito de arena, en forma de dólar, de retweet o de artículo, para que vea la luz Be Here Now, el documental que cuenta la lucha contra el cáncer de Andy Whitfield en sus últimos meses de vida. La campaña necesitaba 200 mil dólares para salir adelante y el pasado 1 de julio, fecha límite para los donativos, ya había superado los 250 mil. Ahora se extenderá hasta el día 23 para conseguir una mayor financiación que haga que el documental se escuche y se vea en todos los rincones del mundo. Porque sí, la fuerza y el coraje de Andy Whitfield debe tener un alcance internacional. Ese era el sueño del actor australiano y ese debe ser su cometido: “cuando el cáncer volvió a su vida, decidió servir de esperanza e inspiración a todos los que estuvieran en su misma situación”, explica Lilibet Foster, productora y directora del documental. Será una película dura, ya que entre otras cosas mostrará cómo Andy Whitfield, diez días antes de su muerte, se despide de sus hijos: “les dijo que era una mariposa con las alas rotas. Les dijo que era una mariposa que se tenía que ir para siempre porque no podía volver a volar, pero que cada vez que vieran una se acordaran de él”. Será un documental único, porque nunca nadie en esa misma situación había abierto las puertas de su casa y de su corazón de esa manera. Pero, sobre todo, será una película motivadora, que apuesta por la esperanza frente al miedo, que anima a coger la espada de la fe en lugar de entregarse al desánimo y que alenta a los que están en esa situación, o a los que pueden estarlo, a levantarse en lugar de arrodillarse. Un documental que es en sí mismo la última victoria de Andy, el verdadero Spartacus.

Be Here Now: la última batalla de Andy Whitfield

andy-whitfield

Muchas de las lágrimas que se derramen el próximo 11 de septiembre recordarán a Andy Whitfield en el primer año de su fallecimiento. Un día trágico para la historia de Estados Unidos y para la familia de este actor australiano que nos conquistó interpretando a Spartacus en la primera temporada de la serie de Starz. Desde que se conoció la enfermedad, ese maldito linfoma no-Hodgkin, y por deseo del propio Andy, la cámara de la documentalista Lilibet Foster siguió sus pasos durante sus últimos meses de vida. Sin la máscara de Spartacus, sin espadas ni sangre, sólo con sonrisas y una fe inquebrantable en vencer la batalla como armas más afiladas. El resultado de esa lucha se recoge en un proyecto titulado Be Here Now (Vive el momento), que sólo verá la luz si recibe los fondos suficientes para su financiación. El objetivo es llegar a los 200 mil dólares antes del 1 de julio. Y no vamos mal: hoy se han superado los 45 mil. Su compañero en la primera temporada, Jai Courtney (Varro), es uno de los principales promotores de esta iniciativa cuyo mensaje, explicado en su día por el propio Andy Whitfield, es el de inspirar a otros enfermos que se encuentran en su situación a luchar contra el cáncer con todo el coraje del mundo, aunque el médico no te dé más de un 25% de opciones de sobrevivir, como le sucedió a él. Be Here Now debe ver la luz.

Sigue leyendo…