El 3×1: Breaking Bad, The Last Ship y How I Met

El 3x1 1) Todavía no puedo decir si el regreso de Breaking Bad está a la altura de lo esperado (Internet, gracias, se me murió el día del estreno), pero ya os puedo adelantar que en AMC seguro que están muy contentos. Live Free or Die se ha convertido en el episodio más visto de la historia de la serie. Casi tres millones de personas (2,9) dejaron el domingo lo que estaban viendo (documentales de La 2, seguro) a las 10 de la noche para poner AMC y ver en directo el estreno de la quinta temporada. Para que os hagáis una idea, es un 14% más que la premiere del año pasado y, lo que es más importante, crece en un 34% en la franja de audiencia 18-49 años, la favorita de los anunciantes. La cifra final alcanzó los 3,5 millones si sumamos los espectadores de la costa oeste. A diferencia de la mayoría de series, Breaking Bad sólo hace que sumar nuevos adeptos con el paso de los años. Ha informado TodoBreakingBad.

2) Una serie post apocalíptica hecha en España protagonizada por Mario Casas y Juanjo Artero que tiene lugar en alta mar, o sea El Barco, suena a castaña pilonga más grande que las barrigas de George R.R. Martin e Illyrio Mopatis juntas. En cambio, ese mismo argumento, pero siendo una creación yanqui hechas con actores norteamericanos, producida por Michael Bay y con el desafiante título de The Last Ship, queda apuntada en la mayoría de agendas de seriéfilos. ¿Pur qué? TNT ha ordenado el piloto de esta serie basada en la popular novela de William Brinkley y que estará producida, como decíamos, por el jefe de Transformers y amante de las explosiones Michael Bay. ¿Argumento? El de la serie de Antena 3: una catástrofe global destruye aparentemente a toda la población mundial, a excepción de los tripulantes de un barco que se enfrentan a la posibilidad de ser los únicos supervivientes. “El libro es una apasionante historia que tiene todos los elementos para convertirse en una gran serie de televisión, incluyendo una gran premisa, personajes memorables, situaciones de tensión y mucha acción”, dice Michael Wright, jefe de programación de TNT. Yo me bajo de este barco…

3) CBS y 20th Century Fox TV han empezado las negociaciones para la renovación de How I Met Your Mother por una novena temporada, una posibilidad que no se contemplaba hasta hace unos días. ¿A favor de la renovación? La buena salud de la serie, que el año pasado mejoró considerablemente sus números de audiencia, y la magnífica sintonía entre productores, cadena y actores. ¿En contra? Los contratos de Carter Bays y Craig Thomas acaban en mayo del año que viene, igual que el de los cinco actores principales, así que hay mucho trabajo de negociaciones antes de llegar a un acuerdo; aparte del desgaste natural de la serie, que lleva ocho años consecutivos ofreciendo un mínimo de 20 episodios por temporada. La respuesta, hacia enero.

Charlie Sheen cosecha otro éxito con su última comedia

El siempre polémico Charlie Sheen sigue siendo noticia, pero no porque esta vez haya hecho nada malo ni lo hayan expulsado de ninguna serie. Todo lo contrario: esta vez es por el éxito de la emisión del primer episodio de su último trabajo, la serie Anger Management, que se ha convertido en el más visto de la historia de la televisión por cable.

Sigue leyendo…

Buen inicio de True Blood y adiós soberbio de Mad Men

Dos populares series, también entre el público español, han tenido recientemente muy buenos resultados de audiencias en los Estados Unidos, una en el estreno de su quinta temporada y otra en la despedida también de la quinta tanda de episodios. Una de la HBO y la otra de la AMC. Lo comentamos.

Sigue leyendo…

Game of Thrones y Longmire, a golpe de record

Acostumbrados como estamos últimamente a mirar los números con desgana (la prima de riesgo, el porcentaje de parados, los puntos del Madrid en Liga), es casi sorprendente dar una buena noticia relacionada con cifras, y no digamos ya dos. Pero es el caso que nos ocupa, porque tanto la debutante Longmire como la ya consagradísima Game of Thrones están de enhorabuena en términos de audiencia, que como todos sabemos es el termómetro universal para diagnosticar el estado de salud de una serie, aunque vaya al revés que la fiebre: si la audiencia sube, estás sanísima; si baja, a la UVI… o a la morgue. Para A&E, la cadena que emite Longmire, la premiere de lo nuevo de Katee Sackhoff ha supuesto el mejor estreno de una ficción original en toda su historia, gracias a los 4.1 millones de espectadores que sumó. Por su parte, GoT se superó a sí misma y con Valar Morghulis rompió la barrera de los 4 millones de televidentes, 4.2 para ser exactos. Una cifra muy buena si tenemos en cuenta la cadena (HBO, cable premium) y el tipo de serie (no es precisamente fácil de seguir si te pierdes un episodio). Si sumamos la repetición que la cadena emite algo más tarde, el número de seguidores se redondea hasta los cinco millones. Genial noticia, sobre todo después de ver que Blackwater marcaba el mínimo de la temporada (3.38 millones), lo que ahora que la finale ha confirmado la buena salud de la serie es perfectamente atribuible a que el 2×09 coincidió con el Memorial Day Weekend, festividad yanqui que se celebra el último lunes de mayo para recordar a los soldados estadounidenses caídos en combate.

The Walking Dead regresa con fuerza… en los EEUU

The Walking Dead, como tantas otras series estadounidenses, ha sufrido uno de esos parones tan pesados a los que nos tienen acostumbrados, pero su regreso ha vuelto a romper récords, según informa la web Fórmula TV. Bueno, eso en los Estados Unidos, porque en España es harina de otro costal.

Sigue leyendo…

El dulce momento de The Walking Dead

¿Qué se está sacando esta simpática zombi de entre los dientes? ¿Un montadito de jamón? ¿Un trozo de carne humana? ¿Será de algún personaje de la serie? ¿O quizá de uno de los casi once millones de fans que vieron el 2×01? Sí, has leído bien: 11 millones de personas. Una cifra apabullante para el regreso de la serie de los muertos andantes, que no debería tardar demasiado en firmar una tercera temporada. La propia AMC, cadena que la emite, anuncia a bombo y platillo que el primer capítulo de esta season 2 (What Lies Ahead) ha batido todos los records en la historia de los dramas en la televisión por cable básico. 7’3 millones de espectadores en el estreno, 11 sumando los de la reposición, y unos números jugosísimos en las franjas clave: 4’8 millones en edades entre 18-49 y 4’2 en 25-54. Buenísimas noticias, pues, para una producción que no ha tenido precisamente un camino de rosas durante la primavera y el verano. Recapitulemos: la primera temporada fue claramente de más a menos; la comparación con el comic era relativamente hiriente; la marcha de Frank Darabont fue un palo, especialmente a nivel de imagen; la segunda temporada, al menos hasta donde yo sé, no nos llevará aún hasta ese lugar que todos los lectores del comic estamos esperando (ya me entendéis…) ¿El consuelo que teníamos? Que la peor noticia posible no pasaba de inocentada. Por suerte, el 2×01 ha sido en general un buen chute de optimismo… aunque para hablar de él mejor esperamos a la review del amigo Iban.

El 3×1 de Breaking Bad

El 3x1 de Breaking Bad

Sin ánimo de poner ni una coma más a la maravillosa (y extensa) review de la finale de Breaking Bad, y antes de poder ofreceros la entrevista con Aaron Paul (estamos en ese magnífico proceso que es extraer los cortes de voz de una grabadora de cuando Aaron Paul llevaba pañales), es un buen momento para seguir paladeando el desenlace de la cuarta y hablar un poco de la serie. ¿Y qué mejor manera que con un 3×1? Veamos…

1) Las cifras. Según Nielsen, que es algo así como el Messi de las mediciones de audiencias, Breaking Bad es the most engaging series on television, es decir, la serie más atractiva del momento. La que más engacha. Y donde más importa, porque esta cuarta temporada ha visto aumentar su público en un 24% entre los adultos de 18-49 años, el sector que cuenta para los anunciantes. En total, la finale fue vista por 2’9 millones de personas, contando las reposiciones. Como ya sabemos, la serie tiene asegurada su continuidad con una quinta y definitiva temporada, por lo que las audiencias no deben preocuparnos, pero es una buena noticia que las cosas bien hechas tengan éxito. Quién sabe, quizá alguien se inspire y se decida a hacer más televisión de calidad, visto que triunfa…

2) Palabra de Gus. El gran protagonista de la finale fue el personaje Giancarlo Esposito, que nos dijo adiós para siempre de una manera espectacular. Pero, ¿cómo se gestó esa escena? Lo cuenta él mismo en una entrevista en la siempre recomendable web de Vulture: “Estaba en el despacho de Vince, hablando, y de respente se levantó para cerrar la puerta, y yo le dije que no la cerrase, y él dijo que sí, y yo me negué otra vez y… y al final la cerró, y yo ya sabía por qué la quería cerrar. ‘Quiero matar a Gus’, me soltó. ‘Y si lo hacemos, tenemos que hacerlo de una manera fantástica’, siguió. Y decidimos que Gus se despediría con ese gesto de ajustarse el nudo de la corbata, tan suyo, tan de gentleman“. Ah, y si alguien se pregunta por la terrible desfiguración de su cara, Esposito aclara que estuvo en maquillaje cinco horas, y que después la escena pasó por postproducción digital para ser mejorada. Por cierto: mención especial también para Mark Margolis y su Hector Salamanca, también merecedores del título de Protagonistas de la finale… ¿o no?

3) El Festival de Series. Este próximo fin de semana se celebra en Madrid el Festival de Series 2011. Vuestro blog de cabecera estará presente el sábado por la noche, en la sala 1 del Cinesa Proyecciones, a partir de las 21.30, en el marco del estreno de la cuarta temporada de Breaking Bad por parte de Paramount Comedy. En concreto, participaremos en un encuentro con bloggers y fans, una especie de mesa redonda donde hablaremos sobre la serie. ¿Se te ocurre un plan mejor para el sábado por la noche? Ni de broma…

El buen debut de Alphas

Alphas

La gente tiene ganas de series nuevas, no tengo la menor duda. ¿O acaso no os suena ya muy, muy familiar esta coletilla? “El mejor estreno de la cadena en los últimos tres años…”, o similares. Podemos achacarlo a que cada vez se hacen productos de mayor calidad que atraen a más gente, aunque al mismo tiempo lo podemos atribuir a lo contrario: que cada vez la gente se tira más a lo novísimo (los pilotos) porque vistos tres o cuatro capítulos de la anterior serie, ésta ya está en la papelera de reciclaje… El caso es que Alphas se ha estrenado con el beneplácito del público yanqui. La premiere USA de la serie de Syfy le dio a la cadena de cable (aquí va la coletilla, atención) su mejor estreno desde 2009, cuando Warehouse 13 emitió su debut y atrajo a 3.5 millones de espectadores. Alphas se quedó en los 2.52, una cifra nada desdeñable para la cadena de cable. Precisamente aprovechó el lead-in que le dejaron Eureka y Warehouse 13 para completar un buen debut. Desde la experiencia de haber estado en los últimos días paseando por Manhattan os puedo decir que Alphas era una de las series más publicitadas, con carteles en cabinas, marquesinas y buses en muchos puntos de la ciudad. Se usaba el ya conocido cartel, el mismo que ilustra estas líneas, que a mí personalmente me trae por la calle de la amargura… y es que cuando lo veo de reojo, no puedo evitar ver arriba en el centro al Comandante Adama. Sí, ya ves tú en lo que se parecen… pero ahí está, a primera vista me viene a la cabeza BSG. Claro, luego pongo el piloto y veo al omnipresente Callum Keith Rennie y todo es nostalgia. Respecto al piloto, dos cosas. Una, que me quedé ligeramente traspuesto justo cuando la cosa se ponía más interesante (cosas del jet-lag…); dos, que podéis ir comentando vuestras impresiones en la pre-review del amigo Bellido. ¡Jueguen!

Lie to Me: ¡Al loro! Que estamos muy mal…

Lie to Me: ¡Al loro! Que estamos muy mal...

¿Hay alguien ahí? No, mi intención no era hacer referencia a la “serie” de terror que emite Cuatro. Perdón, creo que me he equivocado poniendo las comillas: serie de “terror”. ¡Qué demonios! No quería hacer ninguna referencia a esa “serie de terror”, que ni es serie (es un collage de escenas de películas del género) ni es de terror (es más de… vergüenza). Me centro de nuevo. Lo que me preguntaba es… ¿hay alguien al otro lado? ¿Alguien sigue Lie to Me? Este pasado jueves, las audiencias del doble capítulo de Antena 3 (próximamente las tardías reviews) fueron las siguientes:

Manel Triviño, y compañía, informan del estado de Lie to Me.

Sigue leyendo…