Review Mad Men: At the Codfish Ball

Sólo una serie que nos hacía sentir al cien por cien en Navidad con episodios emitidos en pleno verano es capaz ahora de darle la vuelta a la tortilla y darnos (aún más) mono de un cálido verano emitiéndose ahora en una fría, gris y lluviosa primavera (al menos por el norte). Aprovechando el contexto, allá va un símil meteorológico que le va al dedo a este episodio, o al menos, a su céntrica pareja, el matrimonio Draper: tras la tempestad, llega la calma. La tan anunciada ceremonia de entrega de premios de la American Cancer Society, que galardonó a Don por aquel rompedor, atrevido y polémico artículo arremetiendo contra Lucky Strike y la industria tabaquera en general, que puso patas arriba a una ya maltrecha SCDP, se ha sugerido como el tema central del episodio, pero a la postre, no ha sido más que un mero escenario, un irrelevante envoltorio, para la confluencia y “resolución” de unos sumamente ilustrativos y reveladores conflictos, logrados, como es habitual, al milímetro.

Sigue leyendo…