Análisis 3×05: Demasiadas interferencias

Estaba convencido de que Interference se convertiría en el capítulo cumbre de la tercera temporada de Prison Break. Aposté fuerte, compré palomitas y alguna otra guarrada para disfrutar a lo grande, sin complejos. Incluso vi el episodio en un descuido de mi madre, que está tan enganchada como yo (si no más…), porque los grandes placeres siempre se disfrutan más en soledad. Pero volví a quedarme a medias. Sí, el capítulo está bien, pero el plan de Michael podría haberlo inventado cualquier niño de cuarto de primaria. Menos mal que pudimos disfrutar de algunas escenas de tensión con la entrada de los militares y el 'robobo' del microondas. ¡Ah! Y gracias a William Fichtner, el grandioso Mahone, soberbio en su papel de yonki inteligente angustiado y sobrepasado por los acontecimientos. ¿Nos han cambiado a Michael Scofield?

Sigue leyendo…

Análisis Prison Break 3×04: Nunca es tarde…

Evitaré hablar del contenido de la caja, porque no lo entiendo y porque, por ahora, tampoco lo quiero entender. Sin conseguir el nivel de tensión de épocas doradas, el episodio de ayer fue de lo mejorcito de la tercera temporada de Prison Break. Y a ello contribuyó notablemente Mahone, que borda su papel de adicto a las pastillas. La aparición de Patoshik, aunque sea vía alucinación de Alex, es un punto que se marca la serie y que nos ha sorprendido a todos. Scofield también se sumó a la fiesta recordándonos que él solito burló a todo Fox River y que en Sona tampoco lo van a detener. Y finalmente la redención de Sucre. Nunca es tarde…

Sigue leyendo…