Vídeos

Así es Neil Patrick Harris en la piel del Conde Olaf

una-serie-de-catastroficas

Del papel a la gran pantalla y, de ésta, a su hermana pequeña. Es el proceso que ha seguido la exitosa saga de novelas juveniles A Series of Unfortunate Events (Una serie de catastroficas desdichas) de Lemony Snicket, pseudónimo de Daniel Handler. Se empezaron a publicar en 1999 y dieron el salto al cine en el año 2004 con un reparto liderado por Jim Carrey en la piel del Conde Olaf. Netflix se hizo con sus derechos hace ahora dos años y, tras un proceso de producción algo empantanado, ya tiene fecha de estreno: 13 de enero. Protagonizada por Neil Patrick Harris (How I Met Your Mother) en el icónico papel de Olaf, A Series of Unfortunate Events relata la trágica historia de los huérfanos Baudelaire (Violet, Klaus y Sunny), que pierden a sus padres en un incendio y se marchan a vivir con su malvado tutor, el mencionado Conde Olaf. El sueño de este pintoresco personaje es adueñarse de la enorme herencia de los niños, que tendrán que adelantarse siempre a los planes y argucias de Olaf a la vez que descubren pistas de la misteriosa muerte de sus progenitores. Según explicó Harris, cada libro se adapta en dos capítulos, por lo que la primera temporada, de ocho episodios, cubrirá las cuatro primeras novelas. Son 13 en total. Netflix ha empezado con la promoción y su primer vídeo está dedicado al indisutible protagonista de la historia: el Conde Olaf.

Sigue leyendo…

Netflix resucita ‘A Series of Unfortunate Events’

unfortunate-events El 17 de diciembre de 2004 se estrenó en Estados Unidos la película de largo y olvidable título “Lemony Snicket’s A Series of Unfortunate Events”, una comedia con toques de humor bastante oscuro que se basaba en la saga de novelas juveniles A Series of Unfortunate Events del autor Daniel Handler. Los estudios Paramount y Dreamworks, que tenían sus derechos, pretendían seguir la exitosa estela de la adaptación de Harry Potter, que por entonces acababa de estrenar su tercera entrega, pero los resultados no fueron los esperados. Tal vez la película era demasiado irreverente para el público infantil, quizás el género empezaba a saturarse (Narnia estaba en camino), la cuestión es que lo que pretendía ser una mega adaptación de 13 novelas acabó siendo una única película (eso sí: bastante redonda) con Jim Carrey y una jovencísima Emily Browning como protagonistas. Aunque entre 2005 y 2009 los estudios responsables insistían en que el proyecto estaba muy presente en su hoja de ruta, el tiempo pasó, los niños que aparecían en la primera película crecieron y la secuela dejó de tener sentido. Ahora, Netflix ha decidido resucitar esa franquicia y, junto a Paramount, producirá una primera temporada que podría estrenarse a finales de 2015. “En la búsqueda de un material de fantasía que guste tanto a padres como a niños, la primera parada para varias generaciones de lectores es A Series of Unfortunate Events“, explica la vicepresidente de Contenido Original de Netflix, Cindy Holland. “El mundo creado por Lemony Snicket es único, oscuro, divertido y cercano. Estamos deseando darle vida para todos los usuarios de Netflix”. Las novelas (y la película) tienen un narrador que se llama Lemony Snicket, que es el que cuenta la historia de tres hermanos huérfanos (Violet, Klaus y Sunny Baudelaire) que son acogidos por un villano llamado Conde Olaf (Jim Carrey en la película) que quiere apoderarse de la fortuna que han heredado. Los 13 libros han vendido más de 65 millones de copias y se han traducido a 43 idiomas. Ahora se hará justicia con ellos en televisión. O eso esperamos.