Review Shameless: A Jailbird, Invalid, Martyr, Cutter, Retard, and Parasitic Twin

web

Si algo puede ir mal, irá mal. Podría pasarme el día utilizando frases hechas pero la verdad es que los problemas nunca vienen solos. Cuando algo se va al traste, todo lo demás sigue el mismo camino y uno se ve en medio de uno de esos períodos en que todo se le escapa de las manos. Shameless funciona a la perfección como retrato más que sátira de una realidad punzante que existe más allá de la familia promedio, cuya rutina transcurre con normalidad mientras se sientan a la mesa tres veces al día. Como retrato, claro está, se le exigen estas vueltas de tuerca y se le exige una resolución de los problemas menos fácil y obvia, algo que sin lugar a dudas está ofreciendo la cuarta temporada para bien (según algunos) o para mal (según otros). Quedando cinco episodios en la recámara es hora de empezar a temblar por la suerte que puedan llegar a correr estos personajes. ¿Cómo los hemos dejado?

Sigue leyendo…