Review Lie to Me: Undercover (1×11)

Review Lie to Me: Undercover (1x11)

De pequeño me gustaba mucho jugar con globos. Pero nunca me conformaba con el primero que me daban, sino que siempre quería tener el más grande de todos. Supongo que un psicólogo me podría dar (y cobrar un precio abusivo por ello) muchas explicaciones en relación a esa obsesión mía por el tamaño de las cosas; una obsesión que fue a peor durante el resto de mi infancia. Llegó un momento que nunca tenía suficiente: incluso yo mismo hinchaba mi propio globo, apurando cada vez más el límite de su capacidad. Siempre daba un soplido más que el día anterior, hasta que al final… me explotó en la cara.

Sigue leyendo…