“Skins definió una generación. Esa generación está creciendo”

Hannah Murray como Cassie, Jack O’Connell como Cook y Kaya Scodelario como Effy Stonem serán los grandes protagonistas, respectivamente, de los tres mega-episodios finales de Skins, unos especiales de dos horas cada uno que saldrán a la luz de E4 a principios de 2013. Tras rumores poco veraces y continuas idas y venidas del equipo actoral, la última temporada de Skins adquiere su forma final, la de un acercamiento “más adulto e intransigente,” tal como lo han definido en el anuncio oficial de la cadena. Uno de los creadores de la genialérrima serie británica ha enunciado que los tres personajes “emergirán hacia la edad adulta, trayendo nuevas y desafiantes tramas de jóvenes en sus veintipocos, forcejeando con la vida en la Inglaterra de Cameron, con un enfoque vívido y entretenido.” Es decir, vuelve el (sur)realismo descarnado, vuelven las decisiones bipolares y vuelve –para coger las últimas dosis de oxígeno– la Skins clásica. Y promete. Atentos a los títulos que tendrán: Skins Pure será el episodio de Cassie; Skins Rise será el que tenga a Cook como eje principal y, finalmente, Effy despide —no podía ser de otra forma– la serie con Skins Fire. Parecen nombres de colonias, pero yo las compro. Regresamos a lo puro, a lo climático y al fuego más arrollador. ¿Queréis saber más de estos especiales, quién vuelve y cómo volverá? Os aseguro que puede ser de todo menos predecible.

Bryan Elsley, uno de los dos padres de la serie, escribe el primero de todos. Skins Pure nos vuelve a conectar con Cassie, la gran diosa dadaísta de la primera generación, y su historia intriga y extraña, porque no hay ni rastro de Sid: se nos mostrará a una Cassie a la deriva, sola e invisible en Londres y buscando el sentido de su vida. Como si se tratase de un buen libro de Paul Auster, la chavala pronto se dará cuenta de que alguien la está siguiendo. A Cassie, que la conocemos como si la hubiésemos parido, no se le ocurrirá otra cosa que dirigirse al silencioso acosador; de aquí surgirá una peculiar relación sustentada en la soledad mutua que sienten. Y, al final, el capítulo lanza esta pregunta: ¿puede sobrevivir esta amistad al mundo real?

Skins Rise es obra del otro papá original, el barbudo Jamie Brittain, e hijo de Elsley, y en el que confiamos plenamente. A otro no le podrían haber encargado la tarea de hablar de Cook, su gran creación. Después de tres años sin saber nada de él, y sobre todo sabiendo cómo se nos despidió, el marronero máximo está traficando con drogas para Manchester Revellers. Cuando le piden que ayude a la novia de su jefe a encontrar una casa y ve lo mucho que le atrae la chavala, y a ella él, Cook pone en marcha una serie de tremendas consecuencias que le conducirán a un mundo de “venganza salvaje,” palabras textuales, donde tendrá que plantar cara a su pasado violento, y quizá también a su grado de responsabilidad en el final de la cuarta temporada.

Finalmente, Jess Brittain (la otra hija, porque todo queda en familia) se encarga de Skins Fire, y el panorama se pinta igual de desolador: Effy trabaja como recepcionista en una empresa, y cuando se entera de cierta y privilegiada información económica y se embarca en un affair con su adinerado jefe, la pequeña Stonem se dará cuenta de que ha mordido más de lo que puede mascar. Reaparece Naomi (Lily Loveless) como su compañera de piso, que intenta evitar que Effy joda por completo su vida. Pero Effy es Effy, y nada va a hacerla parar hasta que llegue la tragedia.

Estos son los puntos clave de los tres últimos acordes de Skins. ¿Cúantos personajes más reaparecerán, qué pasa con la tercera generación y, nos interesa también, llegarán a unirse en una sola estas tres pedazo historias? Unas tramas que son muy de novela, y también muy londinenses, y tremendamente británicas. Los guionistas se coderán con un tono más social, más adulto, y donde la influencia de la novela negra parece bastante palpable. No sé si lo veo yo, pero esto es muy Auster, muy Elmore Leonard, y ya tienen mi curiosidad y mi atención. Estas historias, puede que ya mascadas por otros, pueden sonarnos a viejo pero, como se dice, el enfoque característico de la serie de E4 nos va a regalar, una última vez, algo nuevo. Algo refrescante. Unas historias a flor de piel.

¿Cuáles son vuestras impresiones? Yo, por lo menos, ando flipando.


Categorías: Noticias Skins Etiquetas: , , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »