Siete seriazas que nunca fueron nominadas al Emmy

the-wire

Buscaba información de Vince Gilligan ayer, mientras traducía la entrevista que dio para Entertainment Weekly, cuando descubrí que The X Files, uno de los primeros trabajos importantes del creador de Breaking Bad, nunca ganó el Emmy a mejor serie de drama. De allí salté a la lista histórica de series que han ganado el Emmy a mejor drama, donde descubrí aterrorizado -en realidad ya lo sabía, pero así queda más poético- que no sólo había ficciones como Six Feet Under o The X Files que jamás habían recogido un galardón (como mejor serie), sino que había otras producciones famosas, muy bien consideradas por la crítica o por el público, que jamás habían recibido ni una miserable nominación. Y eso no lo sabía. A partir de ahí, la curiosidad hizo el resto: ¿qué series más o menos “actuales” (últimos 15 o 20 años) no obtuvieron el reconocimiento de la Academy of Television Arts & Sciences americana ni siquiera con un hueco entre las candidatas a mejor drama o mejor comedia? Seguro que hay más, pero nosotros hemos destacado siete por su relevancia, por la pasión que despertaban en la crítica o porque subjetivamente nos parece una injusticia que jamás estuvieran nominadas. Evidentemente, no entran en juego las que no han sido nominadas pero aún pueden serlo (ehem, Sons of Anarchy, Justified….) porque siguen en emisión. ¿Las vemos?

 

bsg

Battlestar Galactica
Nominada varias veces a los Emmy por sus efectos visuales o de sonido, por su dirección e incluso por el guión de algún episodio, la obra de Ronald D. Moore jamás optó al premio de mejor serie de drama. Aunque es cierto que cayó en una época (2005-2009) con rivales muy duros (Lost, The Sopranos, 24 o Mad Men, dos veces, ganaron en ese periodo), también lo es que pudo ocupar el espacio de otras series que sí fueron nominadas como Heroes (2007) o Grey’s Anatomy (2006), por citar dos a las que la serie de Syfy no tenía nada que envidiar.

 

buffy

Buffy the Vampire Slayer
Mucho mejor de lo que decía su título y su apariencia adolescente, la serie protagonizada por Sarah Michelle Gellar sólo ganó dos premios Emmy en sus siete temporadas: uno por el maquillaje y otro por la música. Pertenecer al género fantástico era un problema hace 10 años y lo sigue siendo ahora, a pesar de que Game of Thrones haya tirado abajo la puerta de los Emmy. Buffy the Vampire Slayer pudo perfectamente entrar en las candidaturas de 1998 o 1999, en los espacios que ocuparon Law & Order o NYPD Blue, por ejemplo. Pero no lo hizo. Y ahora forma parte de esta lista de “injusticias”. Joss Whedon y la Academy no se deben llevar muy bien…

 

oz

Oz
La primera serie de drama de una hora producida por HBO es recordada por su influencia en la televisión moderna y por marcar un estilo a la hora de hacer series que ha acompañado a HBO hasta nuestros días. Salvaje, brutal e incluso claustrofóbica, Oz aguantó seis temporadas en la parrilla, en las que sólo fue nominada por el casting y por uno de sus actores invitados (Charles Dutton). Nunca entró en las quinielas a mejor serie de drama, en años (1998-2004) dominados por The Practice y The West Wing.

 

the-shield

The Shield
Creada por el prolífico Shawn Ryan (The Chicago Code, Last Resort, The Unit), The Shield obtuvo siempre recompensa en los Emmy entre su reparto. Michael Chiklis ganó el premio a mejor actor de drama en el año 2002 y repitió nominación al año siguiente, además de Glenn Close y CCH Pounder, que también fueron nominadas por sus respectivos papeles de actriz principal y secundaria. Pero The Shield siempre faltó a la cita con las mejores series de drama de los Emmy, a pesar de que se emitió durante siete temporadas (2003-2009) y que, desde que terminó, casi nunca falta a la cita con las 25 o 30 mejores series de la historia. Cosas de los Emmy.

 

freaks

Freaks and Geeks
Tuvo menos oportunidades que el resto de series en esta lista, ya que sólo se emitió durante una temporada… y de forma partida, ya que NBC cortó el grifo después de 12 capítulos y sólo lo volvió a abrir a cuentagotas (3 episodios en julio, 3 más en septiembre del año 2000). Aún así, la comedia de Paul Feig, que contaba en su reparto con referentes actuales del género como Jason Segel o Seth Rogen, consiguió llevarse el Emmy por casting y recibió dos nominaciones por sus guiones. No entró en la categoría de mejor comedia, muy competida en la época con gigantes como Sex and the City y Frasier, pero encontró su recompensa una vez fallecida, ya que la revista Time la escogió como una de las 100 mejores de la historia y TV Guide la colocó en la cima de las series canceladas demasiado pronto.

 

homicide

Homicide: Life on the Streets
A menudo se cita a HBO como la cadena que apostó primero por la televisión de autor. Y aunque es cierto que HBO llevó esa idea hasta sus últimas consecuencias, fue NBC la que puso la primera piedra con Homicide: Life on the Streets, una serie procedimental que seguía a la unidad de Homicidios de la policía de Baltimore. Pasó en numerosas ocasiones por los Emmy, pero siempre por el trabajo de sus actores. Este drama que se emitió en NBC entre 1993 y 1999 estaba basado en el libro de no ficción Homicide: A Year on the Killing Streets, escrito por un reportero del Baltimore Sun llamado David Simon… lo que nos lleva directamente al siguiente punto de la lista, posiblemente el más traumático.

 

the-wire-2

The Wire
Si al hablar de isla misteriosa a todo el mundo le viene a la cabeza Lost, al mencionar Baltimore uno se marcha directamente a la estricta y fascinante descripción que hizo David Simon de esta ciudad en The Wire. La que es, para un amplio sector del público, la mejor serie de la historia de la televisión sólo fue nominada dos veces al Emmy (en 2005 y en 2008), ambas por su guión. Nunca mereció un hueco entre las series nominadas a mejor drama, en años en los que sí fueron candidatas CSI, Heroes, House o Boston Legal, por ejemplo. Seguramente, el patinazo más flagrante de la historia de la Academy, que con el paso de los años ha tenido que ir agachando más y más la cabeza mientras público y crítica iban ensalzando más y más las virtudes de The Wire.

Otras ilustres menciones: Roseanne (1988-1997), The Fresh Prince of Bel-Air (1990-1996), Veronica Mars (2004-2007), My So-Called Life (1994-1995), Gilmore Girls (2000-2007)… Seguro que hay más, ¿verdad?

15 comentarios

  1. annihilator

    Es dificil que gane una serie de ciencia ficcion los globo de oro o los emmy o los oscar, parece como si hollywood despreciara hasta cierto punto a los nerds freaks geeks, solo importandoles venderle sus productos y marketearlos

  2. Anónimo

    ”Six Feet Under” y ”The Wire”.

    La verdad, me importan un huevo los premios, todos los premios…

    • Técnicamente, Treme aún puede ser nominada en los Emmy del año que viene. No sucederá, porque no ha sucedido hasta ahora, pero no se puede incluir aún.

  3. Lamentablemente sabia de esto hace tiempo.

    Las series como Battlestar Galactica, Fringe y The X Files uno se lo espera por ser de ciencia ficcion. Aunque en su “dia” si nominaron a: Heroes, True Blood, Lost y ahora ultimo GOT es una fija.

    Pero de series como Oz, The Shield o THE WIRE no tiene sentido, y cuando uno mira a quienes nominaron esos años es para morirse de la risa:

    Grey’s Anamtomy (2006 y 2007)
    CSI (2002, 2003 y 2004)
    Boston Legal (2007 y 2008)

  4. hector

    Se que no es lugar para esto, pero quisiera saber sin van a hacer reviews de Intelligence del gran josh holloway?

  5. Juan Jesús

    De toda esta lista, solo he visto The Wire, pero no puedo estar más de acuerdo, cuando la segunda mejor serie de la historia (la primera es Breaking Bad, obviamente) no gana (y ni siquiera es nominada) el mayor premio de la televisión, se nota que algo falla en la elección de candidatos. Por mí, solo puedo añadir que la primera temporada de Twin Peaks se mereció el Emmy, al igual que la tercera de Deadwood y la cuarta de Dexter. Saludos 🙂

    • Allan Labana

      A mi parecer, Breaking Bad es una gran serie, obligatoria en un Top 5 tal vez, pero no supera a The Wire. La cuarta temporada de Dexter la sobrevaloran demasiado, tal vez por su sorprendente final, ya que tiene muchos fallos y agujeros argumentales.

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »