Series españolas: Sin identidad

Sin identidad3

Con Telecinco acaparando la telerealidad de nuestro país, Antena 3 decidió hace tiempo dar un giro de 180 grados a su política audivisual y convertirse en “La cadena de las series”, apostando por las ficciones de producción propia. Un título amenazado recientemente por el éxito de “El Príncipe”, que la cadena de Planeta aspira recuperar con Sin identidad. Una nueva producción de Diagonal Tv que, en su estreno la simbólica noche del martes, ya ha cosechado para Atresmedia un 25,7 % de share y casi 5 millones de espectadores. 

Con una buena factura técnica, que recuerda en algunos momentos a Alias, y un ritmo trepidante, los primeros minutos de Sin Identidad, enganchan. La serie nos transporta de una lograda cárcel china, al Hong Kong más extravagante, Rusia, y finalmente Madrid, sin apenas tiempo para pestañear. Siguiendo a una joven española, Mercedes “Dantés”, que en homenaje al Conde de Montecristo, después de escapar de una cárcel y heredar un tesoro, vuelve a casa para vengarse de todos aquellos que arruinaron su vida 12 años atrás.

Además de este llamativo comienzo, a la serie hay que sumarle otros puntos fuertes como: un práctico guión, centrado exclusivamente en la acción –y libre de las innecesarias trama de relleno de pueblan nuestras ficciones-, y una fantástica interpretación de todos y cada uno de los actores, especialmente de Elvira Mínguez y por supuesto de Megan Montaner, aunque resulte poco creíble que la actriz tenga 40 años en la ficción.

Sin embargo, a pesar de que la sensación general es muy buena, la serie acusa la elección de una estructura narrativa poco habitual para una vendetta. Dónde la clave para empatizar con el protagonista es conocer desde un pincipio la motivación de su venganza, y el interés principal es acompañarle en la elaboración de un plan que tenga éxito al final. El problema de Sin Identidad es que la acción principal se desarrolla en un flashback demasiado largo, en lugar de en el presente, y que además este termina sin que conozcamos la razón por la que María regresa para impartir justicia 12 años después. Porque ser un bebé robado no sería un motivo a la altura de las expectativas.

Un ejemplo de cómo se ha abordado una historia similar en televisión ultimamente sería Revenge. Sin entrar a valorar los gustos personales, la serie nos enseña que contar el motivo de la venganza de la protagonista en el primer capítulo -el encarcelamiento y muerte de su padre-, no supone desvelar todos los misterios e intrigas relacionados con ella, y que el mayor interés de una venganza es ver como esta se cumple. Véase también House of Cards.

De todas formas eso sería sólo la teoría. Con toda la temporada aún por delante y con tan buenos ingredientes para desarrollarla, esperamos que Sin Identidad nos sorprenda y que a largo plazo nos traguemos nuestras palabras. De momento, el martes hay nuevo capítulo, y nosotros no nos lo perderemos.


Categorías: Sin categoría

2 comentarios

  1. Fran

    Hombre, claramente las chicas de las dos historias son hermanas, sí, pero no son la misma persona (son gemelas, separadas al nacer). Puede que más adelante se conozcan y las historias se entrelacen, veremos…

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »