Series españolas: Mar de plástico

mar_de_plastico

La vuelta al cole es un hecho, para niños, universitarios y las cadenas privadas de nuestro país. Mientras el otoño nos arropa por las noches, Atresmedia y Mediaset visten ya de temporada la parrilla de nuestro televisor, exhibiendo sus programas más representativos. Mientras las cadenas de Vasile apuestan por los realities, Adán y Eva en Cuatro, y Gran Hermano o La Voz Kids en Telecinco, Antena 3 hacía lo propio anoche estrenando Mar de Plástico, una ambiciosa ficción española, que cosechaba un 23’6% de share y cuatro millones de espectadores.

Un éxito que no debería pillar a nadie por sorpresa, visto el despliegue de exteriores, los planos cinematográficos y la cuidada fotografía de la que presumió Mar de Plástico durante los setenta y cuatro minutos que duró el capítulo. Todo ello sumado al género televisivo estrella para fidelizar público, el thriller, y tenemos tándem ganador, al menos en apariencia. Porque si como en las relaciones, la belleza no es suficiente para enamorarse de alguien, en televisión, un bonito envoltorio, por cuidado y mercedor de elogios que sea, no garantiza la calidad final de un producto.

Lo nuevo que Mar de Plástico tiene que ofrecer al panorama televisivo español, es basicamente visual, y tampoco es tan nuevo: la fotografía en tonos sepia, los planos aéreos, la ruralidad del entorno, incluso Jesús Castro, evocan a La Ísla Mínima, que a su vez evocaba a una True Detective que por desgracia se estrenó antes. La intriga y los falsos sospechosos, los vimos ya en series más humildes y mejor ejecutadas como Punta Escarlata o Bajo Sospecha, con la que además comparte la implicación de un personaje con déficit intelectual en el crímen, y la confrontación racial en un pueblo, ha sido abordaba recientemente por El Príncipe. Un collage de lujo, eso sí, pero en definitiva un collage.

De todos esos elementos, la intención de otorgar un transfondo social que subyaciera a la investigación del asesinato, sí podía haber funcionado. Sin embargo, la forma de presentarlo, sobreactuada y generalizada, sin sutilezas ni progesión, el exceso de étnias implicadas, y sobretodo el estereotipado tanto de víctimas como verdugos, no sólo no resultaba creíble, sino que podía resultar incluso ofensivo para los espectadores almerienses, que ayer protestaban en twitter también sobre la artificialidad y falta de rigor de los acentos andaluces.

A pesar de contar con la presencia del omnipresente Rodolfo Sancho, o el gran Casablanc, los estereotipos inundaron también gran parte de los personajes protagonistas: desde el héroe de acción con sus Rayban de quita y pon, a la damisela en apuros y el mafioso terrateniente -con mujer florero incluída. Y aunque dudo que no aparezca el polícia corrupto de turno, merecen una mención especial la gitana guardia civil y la macarra líder del grupo, que al menos ofrecen la alternativa a personajes tradicionalmente masculinos.

Un esfuerzo de producción admirable para crear un producto diferente, que sin embargo no consigue zafarse de odiosas comparaciones, y cuya mejor baza para salir a flote sería aferrarse a un guión con el que al menos pudiéramos exclamar: “¡WTF! ¡Esto no me lo esperaba!”


Categorías: Opinión Etiquetas: ,

5 comentarios

  1. elan r.

    A mi me ha encantado la serie, me he quedado con ganas de que llegue el martes y ver el siguiente capítulo, creo que tiene un buen guión, una buena realización y muy buenos actores.

  2. iVerdi

    Muchos lugares comunes, y recursos repetidos de otras series.
    Es verdad que cuando termine el primer capitulo me dejo sensacion de collage (True Detective, La isla Minima, Banshee, Broadchurch …)
    Pero aun tirando de esterotipos, de alguna actuación mas o menos regulera, la serie me ha dejado con ganas de mas, a ver cuanto dura, pero de momento, me tiene apuntado para el segundo capi.

  3. Potia

    Me encanta. Por fin una serie, seria, y bien hecha. Estoy al loro por ver algún fallo, y hasta ahora, está genial. Un placer ver esta serie

    Felicidades a esos actorazos y actrices magníficos, en especial a Rodolfo Sancho, que de tal palo tal astilla, con un padre que era otro actor maravilloso.

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »