Series españolas: Cuerpo de Élite

El martes se estrenaba en Antena 3, Cuerpo de Élite, la nueva comedia de la cadena, con un éxito arrollador de audiencia, 4.193.000 millones de espectadores y un 24,6% de share, coronándose como el mejor estreno de ficción desde 2015 con Vis a Vis. Aunque los resultados no se esperaban tan satisfactorios, la aceptación entre el público era lógica. Comedia testada previamente en cine, con repartazo de nivel, y la curiosidad innata de la novedad. La pregunta ahora es: Hay material detrás del hype o se quedarán los buenos datos de audiencia en flor de un solo día? Lo vemos.

Hacer un remake supone un arma de doble filo. Por un lado, los fans de la ficción original, ya sea por fisgonear o sencillamente por lealtad, van a sentarse delante del televisor y garantizar audiencia en el estreno del piloto, sin embargo, por otro lado, tanto esos mismos espectadores como el resto, pueden ser los primeros en criticar el remake, tanto por su falta de originalidad como por su exceso de libertad en la recreación del original. Sea por una cosa u otra, se trata de una apuesta arriesgada. En este caso, Cuerpo de élite se adelanta a las críticas, adueñándose del discurso desde el minuto uno, cuestionando ellos mismos la necesidad de un nuevo cuerpo de élite autonómico, y haciendo un guiño a los fans de la película con el cameo del elenco original: María León, Miki Esparbé y Andoni Agirregomezkorta.

En la adaptación televisiva además, destaca el compromiso narrativo de la serie con la sátira política, incluyendo no solo pullas sobre actualidad, sino la representación reconocible de personajes reales como “el sobrino del Rey”, en alusión a Froilán, o “Carreño, líder de la oposición”, fusión entre Echenique y Pablo Iglesias, que aporta un toque de frescura.

En cuanto al ritmo, la serie discurre ágil, sobretodo en el principio del capítulo, con la presentación de los personajes y la misión principal. Un dinamismo que por desgracia se va perdiendo en subtramas posteriores, y conversaciones de relleno finales, probablemente al acusar el exceso de metraje, endémico e impuesto por las cadenas nacionales.

Además de la solvencia de su formato, la serie cuenta con un reparto de excepción como atractivo, donde coexisten nombres de la comedia como Joaquin Reyes, Cristina Castaño, Canco Rodríguez, o Ana Morgade, veteranos del audiovisual como Maria Botto, Antonio Garrido y Juan Manuel Montilla “El Langui”, y rostros más desconocidos pero igualmente efectivos como Adriana Torrebejano o Ismael Martinez.

Un cásting que cuenta con, afortunadamente, más mujeres protagonistas que su predecesora, entre las que destaca Elena (Cristina Castaño), una boina verde que ha renunciado a su carrera por ser esposa y madre. Una problemática que aunque suene a Betty Freeman, y a los “no tan felices años 50”, sigue estando de vigencia en 6 de cada 10 mujeres de nuestro país. Esperemos que la introducción de este personaje no sea solamente una excusa para crear situaciones cómicas materno-filiales como las del piloto, sino que sirva también para reflexionar sobre la conciliación y la corresponsabiliddad en la crianza de los hijos.

Por contra, el riesgo de representar en la pantalla a policías de diferentes autonomías supone muchas veces caer en el humor fácil y los clichés culturales. Y aunque en ese sentido, Cuerpo de Élite hace un esfuerzo por dotar a los personajes de personalidad propia, para que su procedencia sea una característica más, y no el sello distintivo de su identidad, solo lo consigue a medias. Así, aunque la Mosso d’Esquadra no es una catalana agarrada, el Ertzaina, un vasco rudo, o la madrileña, chulesca por definición, Ximo Moltó, el valenciano, es básicamente un refrito de tópicos anticuados de la Ruta del Bacalao y Gandia Shore. Un cani fiestero con amor por las sustancia prohibidas y la música electrónica, sin más. Tópicos prefabricados televisivamente que además no dan ni para la reirse de uno mismo, porque no representan al valenciano medio.

En conclusión, una adaptación que mejora el original en planteamiento y presencia femenina, que esperamos mantenga la frescura, y no acuse el cambio de formato, ni el efecto piloto de estreno porque, de momento, le damos un voto de confianza.


Categorías: Opinión Etiquetas: ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »