Series españolas: Ciega a citas

ciega-a-citas

Tras un mes de promos Cuatro estrenaba finalmente el lunes “Ciega a Citas”, en una horario totalmente inesperado, las 15:45, con la intención de repetir el éxito cosechado por Yo Soy Bea hace unos años en Telecinco. Una estrategia que otorgaba a la cadena un 7’6% de share, coronando así la serie protagonizada por Teresa Hurtado de Ory como el mejor estreno de las sobremesas de Cuatro.

Aunque el argumento de “Ciega a citas” no resulta muy novedoso: treintañeara gordita que, harta de soportar las críticas familiares, se propone adelgazar y encontrar al hombre de sus sueños en un tiempo récord, la idea de que la razón para conseguirlo sea ganar una apuesta a su madre, que esta convencida que no será capaz de acudir a la boda de su hermana pequeña con novio, más delgada y sin vestir de negro, aporta frescura la concepto. Establece una cuenta atrás, consigue que el espectador empatice con la protagonista, y además, si se utiliza de forma inteligente, abre un amplio abanico de posibles candidatos, y citas cómicas a explotar.

Por eso, de los cuarenta y seis minutos que dura la serie –no comment-, los únicos que nos interesan son aquellos que giran entorno a la vida de Lucía. Ni la boda de la hermana, ni la relación entre sus padres y el actual marido de su madre, ni Belinda Washington, ni media plantilla de la radio, que son relleno. Sólo Lucía, y alrededores. En parte eso también se debe al estupendo trabajo de una Teresa Hurtado de Ory que se lleva el personaje a su terreno y le da entidad propia, consiguiendo desprenderse en muchos momentos de la etiqueta Bridget Jones, y al fantástico tandem que hace junto a Ramón Pujol.

En toda comedia romántica que se precie, el hombre perfecto nunca es el guapo creído por el que suspiras, sino ese otro chico -guapo también, of course– que te quiere tal y como eres. Por eso, desde un primer momento esta claro que Lucía y Sergio (Alex Gadea) van a acabar juntos, pero en este caso es hasta demasiado evidente. Las escenas entre ambos no solo son tópicas -de los creadores de “chica cura herida de chico” llega “chica se cae casualmente encima de chico”-  sino tan forzadas que no dejan lugar a duda. No es que no nos guste, pero un poco de misterio no estaría de más.

Al tratarse de una serie sencilla, sin otra finalidad que la de entretener un rato, “Ciega a citas” puede despertar más la simpatía en el espectador que la crítica. Los errores saltan a la vista, pero dan igual. Y además tiene un no se qué, que engancha, y mucho. Otra cuestión ya sería entrar a debatir si aunque estas historias quieran transmitir la moraleja de que para encontrar el verdadero amor no hay que cambiar,  llevan implícito el estereotipo de género de que una mujer no es realmente exitosa sin un hombre a su lado. Porque reconozcamoslo, sería bastante improbable ver una comedia de este tipo protagonizada por un chico. Pero como hemos dicho, eso ya sería otro tema.


Categorías: Sin categoría

3 comentarios

  1. Si no me equivoco esta serie es una adaptación de una teleserie Argentina que se llama “Ciega a Citas”, de la cual se hizo ya una adaptación Chile que se llama “Soltera Otra Vez” la que tuvo dos temporadas. En cuanto a guion era bastante repetitivo y la protagonista era bastante patética, la primera temporada fue sensación, pero a la segunda le fue bastante mal.

  2. hh

    Genial el comentario final. Si se tratara de un hombre esto no pasaría. Harta de estereotipos de género. Felicitaciones por hablar de ello.
    Saludos.

¡Únete a nuestra comunidad!

Responder a Uilos Cancelar respuesta