Series de tu vida: El coche fantástico

¿Quién no lo ha soñado nunca? Montarte en el asiento delantero del coche de tu padre, abrocharte el cinturón (seguridad ante todo), ajustar espejos, comprobar que las puntillas de tus pies están sobre los pedales del coche y lo más importante, hablarle al salpicadero con un “KITT, vámonos“. A partir de ese momento, multitud de conversaciones ingeniosas tenían lugar, mucho mundo que salvar, mucha chica hermosa, mucha goma quemada, mucha carretera que recorrer… aunque en verdad, el coche no se movía ni un centímetro y tu padre te sacaba del sueño con una colleja por haber tocado el claxon. Knight Rider (o, para que nos vamos a engañar, como la mayoría lo conocemos, El coche fantástico) fue producida y emitida en los años 80. Consta de cuatro temporadas, 90 capítulos que aún podemos ver zapeando alguna mañana de sábado o domingo, seguida de otros clásicos de la época como El Equipo A

Pista libre para Quique González, que en cuanto aparque a KITT nos traerá semanalmente las reviews de Modern Family. ¡Bienvenido!

El coche fantástico se centra en las aventuras “de un hombre que no existe en un mundo lleno de peligros. Michael Knight, un joven solitario embarcado en una humilde cruzada para salvar a causa de los inocentes, los indefensos, los débiles, en un mundo de criminales que operan al margen de la ley”. No se puede evitar, ¿verdad? Hay que leerlo con esa voz, seria y áspera, y con la música que tal vez más de uno o dos hayamos llevado de politono en nuestro móvil en alguna ocasión.

Michael Knight, interpretado por un entonces desconocido David Hasselhoff, defenderá la causa de los inocentes al volante del emblema de la serie, KITT, un súper auto inteligente, revolucionario, más allá del límite de la tecnología, con personalidad propia, al igual que voz (mítica), capaz de realizar saltos increíbles, con analizador de sangre, pulso electromagnético, rastreador, diferentes modos y mil recursos. Un portento de cohe que, sin embargo, con el trascurso de la serie y aventuras llega a ser algo más que una simple máquina prodigiosa, tanto para Michael como para los que estábamos al otro lado de la pantalla.

Cada capítulo era una aventura nueva y única, siempre esperábamos la aparición de Devon Miles para saber qué escaramuza debían realizar nuestros protagonistas, ver a sus hermosas mecánicas Bonnie Barstow y April Curtis desenvolverse magníficamente en todo ese ambiente que era innovador para la mujer por entonces. No había una trama con un gran desarrollo, aunque por encima de todos destacaban dos enemigos principales: KARR, prototipo de KITT y su némesis; y la dupla Garth Knight-Goliath, que nos inspiraban temor al igual que el misterio de la vida pasada de Michael.

El coche fantástico marcó la adolescencia y pre-adolescencia de muchos de nosotros, que hoy en día nos sentimos nostálgicos al ver algún capitulo suelto de esas mañanas en casa, de recordar lo ilusos que éramos al soñar con tener un coche así… ¿Éramos o somos aún?


Categorías: Series de tu vida Etiquetas:
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »