Series de tu vida: Arrested Development

Now the story of a wealthy family who lost everything, and the one son who had no choice but to keep them all together.” Esto es Arrested Development según la propia introducción de la serie pero nos quedaríamos cortos si lo reducimos solo a eso. Arrested Development es probablemente la mejor comedia jamás hecha en televisión. ¿Exagerado? Si hicieseis una investigación a lo largo del planeta e incluso por todo el universo, visitando planetas en los que el ser humano aún no ha estado, entre todos los seres con vida que encontraríais no habría ninguno menos exagerado que yo. Seguro. Dadle a “seguir leyendo” y hablemos sobre este pedazo de show, la naturaleza del ser humano y otros temas de interés general.

Seinfeld nos enseñaba como el egoísmo y la mezquindad podían ser dignos de admiración, Curb your Enthusiasm hacía de la intranscendencia un mundo, The Office nos descubría la capacidad del mockumentary, Friends basaba su éxito en la coralidad y complementariedad de sus personajes, How I met your mother utiliza la narración como otro instrumento cómico… Podría seguir así con todas las sit-com del mundo, hablando de los elementos distintivos que provocaban sus respectivas virtudes. El caso es que Arrested Development hace uso de todos ellos. Absolutamente todos. Arrested Development es la comedia total. Utiliza tantos recursos que dudo mucho que no haya persona sobre la faz de la tierra que no sonría al menos una vez viendo las desventuras de la familia Bluth. Llego a dudar que cuando logremos instaurar al robot en nuestra sociedad como un igual, este no suelte alguna carcajada viendo a Gob, Buster o Tobias.

El argumento de la serie es sencillo: una familia que está acostumbrada a vivir montada en el dolar y despilfarrando dinero en grandes cantidades ve como todo el negocio de la familia se desmonta al ser destapada toda la corrupción que lo rodeaba. El patriarca y presidente de la compañía es encarcelado y su hijo más normal (entendiéndo normal por menos extraordinario) se hace cargo de reconducir la empresa y tratar de volver a la anormalidad habitual. No, no me he equivocado. He escrito anormalidad. Una trama que parece más típica de un drama de la HBO que de una comedia de la FOX fundamenta su enorme capacidad cómica en la excéntrica familia que protagoniza la serie. Toda repleta de personajes memorables junto a unos actores que ayudan a hacerlos más inolvidables aún: Will Arnett, Jessica Walter, Jason Bateman, Tony Hale, Portia de Rossi, David Cross… Incluso podemos disfrutar de Michael Cera, al que hemos podido ver poniendo cara de muchacho inadaptado en Juno o en Scott Pilgrim vs The World, viéndole poner cara de muchacho inadaptado aquí.

A la hora de hacer un spin-off sobre una serie siempre surgen las dudas de cuál de los protagonistas puede acarrear con una serie por sí solo. Por poner un ejemplo, lo que ahora es Parks and Recreation surgió porque finalmente no se decidió qué personaje de The Office podría protagonizar una serie independiente. En el caso de haber hecho un hipotético spin-off sobre Arrested Development la manera de seleccionar al personaje indicado hubiese sido metiendo en un sombrero de copa papeles con los nombres de cada uno de los personajes y escogiendo uno al azar. No hubiese tenido pérdida.

Ya quisiera Ya quisiera “El Padrino” contar con esta familia

Un mago inútil que se carga a sus propias palomas, un antiguo psicoanalista que quiere ser un hombre azul y que forma un matrimonio abierto con su esposa, compradora compulsiva de cosas que realmente no quiere, un adolescente recien enamorado de su prima que con 15 años se cuela como directiva de unos grandes estudios cinematográficos, el típico niño de mamá que acaba alistado al ejército porque un doble de Michael Moore reta a su madre… Esto son solo simples arcos argumentales que sufren los personajes en algunos de los 53 capítulos que forman la serie. Es tal la evolución de los personajes y la enorme cantidad de matices con los que cuentan que resulta imposible hacer una descripción objetiva de ellos sin odiarse a uno mismo por no explicar detalladamente todas y cada una de las características que los conforman. Mientras iba devorando capítulos pensaba para mis adentros (no soy el típico que va gritando lo que piensa): “Definitivamente, este es mi personaje favorito“, variando según iban apareciendo enfocados en pantalla. Algo tan típico y sin aparente dificultad como elegir personaje favorito yo no pude lograr hacerlo con Arrested Development.

Modelo a seguirModelo a seguir

La serie es contada a través de un narrador omnisciente (Ron Howard) que nos explica lo que va ocurriendo, lo que ocurrió, lo que realmente piensan los personajes… Ya digo que es omnisciente. Como decía antes, es tal la cantidad de instrumentos comícos de la que hace uso Arrested Development que es difícil captarlos todos. Seguro que tiene el récord de “serie con mayor número de chistes por frame” si existe un récord tan absurdo. Utilización de flashbacks, juegos de palabras, running gags, humor visual… El término “humor para todos los públicos” cobra un nuevo sentido con Arrested Development. Mi preferido, al parecerme ser el de mayor dificultad, es el continuo uso del callback. En ocasiones da hasta rabia ver cómo nos la han vuelto a colar sin que nos diéramos cuenta. Por eso la serie va ganando según vas viendo capítulos. Es tal la perfección a la hora de hacer referencias a elementos que se habían comentado con anterioridad que parece imposible que no estuviera todo pensado desde un principio. Vamos, lo mismito que nos pasó con Lost, ¿no? ¿NO?

El caso es que es imposible que todo estuviera pensado desde el principio porque la serie fue cancelada por la FOX en la tercera temporada, lo que supuso una reducción de episodios en su última temporada. Y vosotros diréis: “Y si es tan buena tu serie, ¿por qué no te casas con ella? ¿Y por qué fue cancelada?”. A lo primero deciros que es imposible casarse con una serie, según mis abogados. A lo segundo podría contestaros simplemente que Dos metros y medio y The Big Bang Theory son las series más vistas por el público americano e irme como un señor. Pero no lo haré. Prefiero hacer un esfuerzo y copiar lo que dijo su creador (Mitchell Hurwitz): “Arrested Development es una serie hecha para el DVD“. Con ello se refería a que no era un producto creado para la televisión dada su complejidad. Obligaba en ciertos momentos a rebobinar para captar por completo todas las bromas realizadas. Además de esto, yo añado que Arrested Development es una serie que se tenía que ver desde el principio y evitando perderse la entrega semanal. No puedes sintonizar la televisión para ver qué están dando, encontrarte con Arrested Development y pretender reir. Arrested Development tenía una mitología comparable a la de Lost.

Parece un drama pero el tipo es diestroParece un drama pero el tipo es diestro

El público la dio de lado y acabó cancelándose tras varios cambios de horario, reducciones de capitulos y demás torturas. Todas ellas, por supuesto, utilizadas por los guionistas de la serie para hacer mofa de las mismas. Desde hace unos cuantos años lleva coleando la creación de una película y parece ser que todos los actores han aceptado y que Hurwitz ha reconocido tener una idea de cómo desarrollarla. El caso es que como todo siga así no me extrañaría que acabaran haciendo un estreno simultáneo con el film de Friends… Pero mucho ojo si se acaba produciendo. Teniendo en cuenta el nivel de cameos que aparecen en la serie, lo que se logre teniendo la pantalla grande como fondo puede ser espectacular. Algunos de los personajes televisivos que han interactuado con la familia Bluth: Ed Helms (The Office), Jane Lynch (Glee), Bob Odenkirk (Breaking Bad), Amy Poehler (Parks and Recreation), Jeff Garlin (Curb your Enthusiasm) o Thomas Jane (Hung). Pero no queda ahí la cosa, también tienen su protagonismo gente como Liza Minelli, Julia Louis-Dreyfus, Zach Braff, Ben Stiller, Charlize Theron o ¡incluso Sadam Hussein! Bueno… o sus dobles. ¿O no?

¿Qué es surrealismo? dices mientras clavas tu pupila en mi pupila¿Qué es surrealismo? dices mientras clavas tu pupila en mi pupila

Para concluir no me queda otra que obligaros desde aquí a ver esta obra maestra de la televisión. Y no lo digo solo yo, que apareció en la lista que hizo la revista Time sobre los mejores shows de la historia de la televisión. Mientras los agnósticos que aún no la han visto empiezan a hacerlo, los que ya lo hemos hecho estaremos esperando, al son de “The Final Countdown“, a que se estrene finalmente la ansiada película para disfrutar de Michael Cera poniendo cara de muchacho inadaptado. Al fin y al cabo en el mundo hay dos tipos de personas: las que han visto Arrested Development y los que aún no han descubierto el sentido de la vida.


Categorías: Series Series de tu vida Etiquetas:

18 comentarios

  1. Paloma muerta en el refrigerador

    Fabulosa serie, he estado buscando alguna pagina para poder descargar la serie y compartirla con mi familia y la única que he hallado es la de series yonkis con los subtitulos movidos, ojala alguno de ustedes supiera algun link para compartirlo, saludos

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »