Series británicas: Cucumber, Banana y Tofu

Cucumber-hp-GQ-22Jan15_channel4_b_1083x658

Amor, acoso, sexo, vergüenza, inseguridad, drama, homofobia. Si tuviéramos que describir con unas pocas palabras Cucumber, Banana y Tofu, sin duda estas nos dan un idea aproximada de la esencia del nuevo TV-show británico de Russell T Davies, creador de la exitosa serie homosexual Queer as Folk. Se trata de tres series diferentes que están conectadas entre sí, que giran en torno a la misma temática gay y que relatan de una manera más profunda los problemas y las vivencias que sufre el colectivo LGTB en la actualidad en la ciudad de Manchester.

Se estrenaron de manera simultánea el 22 de enero de este mismo año y terminó la emisión el pasado 12 de marzo, dejando a los espectadores con un buen sabor de boca y con cierta tristeza, pues no habrá más temporadas. Y no, no se trata de cancelación, sino de la propia decisión de T Davies. La historia tenía que terminar aquí y de este modo. Son tan solo ocho capítulos cargados de emociones y drama, pero también risas, y muchas. Se trata de una producción de Channel 4 en la que Cucumber tiene una duración de 40 minutos, mientras que Banana consta de 20 y, por último, Tofu, no llega a los 10 minutos y está pensado más bien como una especie de documental narrado por los mismos personajes de sus series hermanas.

La primera pregunta que hay que responder antes de hablar más sobre el drama es: ¿Por qué Cucumber, Banana y Tofu? ¿Qué clase de nombres son esos y qué significan? Bien, tal y como se explica en el primer capítulo de Cucumber, se llaman así las series por los distintos tipos de erección. Sí, ¡erección! Cucumber (Pepino en inglés) sería lo más duro y Tofu lo más blando. Banana estaría en un punto intermedio como nos podemos imaginar.

CUCUMBER

Cucumber trata sobre la vida de Henry (Vincent Franklin) y Lance (Cyril Nri), una pareja que anda en los cuarenta y que lleva casi nueve años juntos. Tras una desastrosa cita, tiran todo por la borda y cada uno empieza una nueva vida. El nombre de esta serie está ligado a su contenido de una manera no sexual en el sentido en el que los protagonistas son dos hombres maduros cuyas preocupaciones son diferentes a la de unos adolescentes (de ahí que se llame Cucumber, “lo más duro”). Este drama explora a fondo la vida de ambos personajes, aunque el protagonista siempre es Henry, un hombre con bastantes inseguridades que tras dejar a Lance, se va a vivir a una casa ocupa con Freddie (Freddie Fox) y Dean (Fisayo Akinade), un par de jóvenes que viven despreocupados de todo y prácticamente al límite. A su vez en el mismo edificio viven más personajes que darán vida a las historias de Banana. Y aquí es cuando se conectan ambas series.

Esta primera serie empieza como un relato más o menos gracioso y ameno sobre la vida de dos personajes homosexuales, pero conforme avanza más y más vemos lo que realmente esconde, lo que en el fondo se pretende transmitir, que son esos miedos, la vergüenza, la homofobia sufrida por el colectivo que puede acabar y que acaba en muchos casos en hechos muy desafortunados.

_80424193_banana

En cuanto a Banana, es una serie que trata de ahondar en los diferentes tipos de relación. Cada capítulo nos cuenta una historia diferente centrado en un personaje que no hemos visto anteriormente. Tenemos desde una joven lesbiana obsesionada con una mujer casada, hasta una mujer que sufre acoso en las redes sociales por parte de su exnovio, pasando por el proceso desde que un hombre conoce e intenta conquistar a otro, o de como una mujer salva a todo un grupo de mujeres africanas que están trabajando ilegalmente y son explotadas y violadas por su jefe. Nunca sabes qué te vas a encontrar y aseguro que ninguna de las historias decepcionan.

Es justo un retrato de la sociedad moderna. En ambas series podemos ver cómo todos los personajes usan las aplicaciones móviles como Grindr para conocer a sus futuros ligues, tal y como está sucediendo cada vez más en nuestro entorno. Se ven todas las caras de la homosexualidad, desde el amor, la amistad, el sexo o la homofobia que sufren, sus miedos e inseguridades. Y cabe destacar que, si estás pensando en Queer as Folk desde que has leído que su creador es el mismo que el de estas series, no, no se trata solo de sexo, y no es tan explícito. No tiene nada que ver una producción con la otra. De hecho, este tridente de series demuestra la evolución y madurez de Russell T Davies, dispuesto a profundizar aún más en las vidas del colectivo homosexual.

cucumber

Por último queda hablar de Tofu, que se trata de un documental online, emitido en la web de Channel 4 y que está centrado en la sexualidad desde el punto de vista de las diferentes personas que conforman el colectivo LGTB, y también heterosexuales. La mayoría de los personajes son los que protagonizan Cucumber y Banana y están dispuestos a contar cómo se sienten sin tabúes ante las cámaras. T Davies intenta con esto que el espectador vea de forma natural los distintos tipos de relaciones entre las personas, que sepan que se puede hablar de ello y que no debe haber sitio en la sociedad para la homofobia.

La diferencia entre Cucumber y Banana prima fundamentalmente en que en la primera hay una historia continua en cada episodio, mientras que Banana resume una vida en concreto de un personaje en concreto en cada capítulo que pasa. Siempre conectados, aunque no de una manera directa ni esencial. Esto quiere decir que puedes ver perfectamente toda la serie de Cucumber sin ver Banana, y no te perderás nada importante de la historia, y viceversa. Solo que, aquí reside parte del encanto de esta producción. Cuando ves una escena secundaria en una serie, la vas a ver como principal en la otra, desde el punto de vista de otros personajes. ¿No suena, como mínimo, tentador? Mi consejo es ver la serie simultáneamente, es decir, el primero de Cucumber, luego el primero de Banana, y después (opcional) el primero de Tofu.

Personalmente, nunca me he sentido identificada con las series de temática Queer pero estas tres me han dejado sin palabras (de hecho no sabía cómo empezar a escribir este post). Es simpática, divertida, es profunda, te hace ver de cerca la homosexualidad y meterte en la carne de cada uno de los protagonistas. Creo que es algo obligatorio en nuestra parrilla de series diarias y sobretodo es un tema, que aunque parezca que en nuestra sociedad occidental está superado, aún queda mucho por aprender y aceptar. ¡Espero que las disfrutéis tanto como yo!

Trailer de Cucumber, Banana y Tofu:


Categorías: Opinión Etiquetas: , , ,

4 comentarios

  1. enrike

    Me alegro mucho encontrarme esta entrada en vuestro blog. Vi recientemente esta serie y coincido con vosotros: es una serie muy a tener en cuenta independientemente de tu condicion sexual. Los personajes y sus vidas son tratados de forma real y madura. Nada de frivolidades, fantasias ni cliches. Por otro lado, la estructura ideada de estas tres series en una es muy interesante. Es como cuando ves una serie y te enamoras de la historia de un personaje secundario y piensas “que sera de él?” o “que le paso para llegar aquí?”..pero nunca lo enseñan. En esta serie en cambio si aplian ese universo contando esas pequeñas historias que lo hacen todo mas real. Recomendable!!!

  2. Nacho

    Aún no he visto Tofu, pero Cucumber y Banana son dos pedazo de series, tronchantes a ratos y profundas en otros momentos. Seas o no LGTB, son altamente recomendables!

  3. JoCab

    Cucumber y Banana son dos series buenas, con algunos fallos, pero muy recomendables… El capítulo 6 de Cucumber es una obra maestra que hace que el espectador sienta taaaantos sentimientos a la vez… Solo por ese capítulo, ya merece la pena ver la serie!

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »