Rubicon, el mejor debutante de AMC

Rubicon, el mejor debutante de AMC

Tírate de la moto si odias el deporte rey porque ahí va un símil futbolístico. Si AMC pretendía conquistar el triplete con sus series en antena, a Rubicon le corresponde ser la Copa. No es el premio a la regularidad de la Liga (Mad Men) ni es el máximo trofeo a nivel de clubes, la Champions (Breaking Bad). No descarto que algún día la Copa se revalorice, pero para eso vamos a necesitar tiempo. Mucho tiempo. Eso sí, Rubicon puede presumir de ser el estreno más visto de la historia de AMC: dos millones de espectadores. Es lo que tiene emitir la Liga y la Champions el resto del año…

Sí, Rubicon es lenta. Muy lenta. Masticará las tramas hasta que no quede otra opción que tragarlas. Y es que, a pesar de que Will Travers es un genio puntual (a raíz de lo del 11-S, a ver quién llega tarde), me temo que desenmascarar esa sociedad secreta que mueve los hilos de todo el mundo le quedará algo grande. La historia apunta algo más arriba que los crucigramas encriptados de los periódicos nacionales.

Esos titiriteros a los que no ponemos cara, pero que seguro fuman Cohibas mientras mueven coñac en copas cabezonas, tienen tentáculos que llegan hasta cualquier rincón. Y se han activado cuando el pobre Will ha metido la nariz en el agujero equivocado. Lo que no saben éstos, los titiriteros, es que el señor Travers está ávido de historias que destrocen y pisoteen su monotonía. Will no tiene nada que perder porque lo perdió todo en las torres gemelas del World Trade Center.

Rubicon encantará a los que siguieron con atención al Club Bildeberg en Sitges, a los que leen las frases pares de las páginas impares de La Razón, a los que le han dado la vuelta a las canciones de Los Beatles, a los que creen que Redes es un mensaje de Punset a los alienígenas y, en general, a los que les gusten las series cocidas a fuego lento. ¿Tal vez demasiado lento?

Rubicon es el mejor debutante de AMC, pero sólo en números. Por ahora, los pilotos de Breaking Bad y Mad Men siguen estando dos o ciencuenta peldaños por encima. Démosle tiempo…


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »