Reviews

V

Review V: Welcome to the War

Review V: Welcome to the War

He de confesar que tenía un poco de miedo de que la larga espera no mereciera la pena. Los cuatro primeros episodios de V estuvieron bien, con una trama que me logró enganchar, pero algo faltaba, esa chispa que hace que una serie te haga disfrutar y te sorprenda. Pues bien, mis miedos se han disipado tras este Welcome to the war, un regreso potente, un episodio en el que se ha dado alguna respuesta a las incógnitas que se nos habían planteado en la primera ronda, y que ha sentado las bases de lo que está por venir. A ver si esto sigue así y la emoción sigue subiendo semana a semana. Yo confío en que así sea. No me enrollo más, si quieres comentar el 1×05 de V, da un paso al frente…

¿Dónde lo dejamos? Ah, sí, con la formación de una pequeña resistencia en contra de los Visitantes, con la explosión del almacén donde los V guardaban el R-6, con la visita de Tyler a la nave nodriza y con el ataque al Padre Jack en la parroquia. Pues justo así empezamos el quinto episodio. Jack, por supuesto, se salva, pero a un alto precio. El Padre Travis (de quien me fío muy muy poco), le ha llevado al Centro de Curación de los Visitantes, y allí, aparte de sanarle la herida, le inyectan el famoso compuesto R-6. ¿Qué será? ¿Un virus que transforma a los humanos en lagartos, tal como soñó Jack? ¿Será el elixir de la belleza? Luego vamos con eso.

Este Jack
también es candidatoEste Jack también es candidato

Antes de comentar la trama policial, tengo que hacer un alto en el camino para hablar de la pelea de Juliet Erica con el V calvito. Vamos a ver, yo no es por criticar, ni muchísimo menos… pero por favor, ¡un poco más de realismo! La pelea ha quedado fatal, con movimientos y caras súper forzados. Mi querida Elisabeth Mitchel, hermosa y buena actriz donde las haya (lo digo en serio), debería tomar un par de clases en materia de batalla cuerpo a cuerpo contra un hombre, ¡porque la pelea contra Evangeline en Lost estuvo mucho mejor! Bueno, sigamos adelante.

Erica está preocupada porque su hijo no ha aparecido en toda la noche. Y claro, se teme lo peor, y es que Tyler esté en la nave de los extraterrestres. Quiere sacarle de allí a toda costa, pero cuando va a buscarle, se encuentra teniendo una charla madre-holograma, en la que el holograma gana. ¡Hasta aquí podíamos llegar! Hecha una furia, está decidida a declararle la guerra a los Visitantes y a recuperar a su hijo, al de carne y hueso.

Soldado HobbesSoldado Hobbes

En la oficina de FBI encuentra la forma perfecta de conseguirlo. Tras un momento cague, en el que Marcus ha llevado una grabación del almacén de marras, Erica y todo su equipo han averiguado que los explosivos tenían una huella: la de Kyle Hobbes, un mercenario muy buscado con grandes dotes de liderazgo y experto en abastecimiento de armas y formación de ejércitos. ¡El hombre que necesitaba Erica!

Pues bien, una búsqueda en el disco duro de Dale… y Erica y Ryan se plantan en el escondite de Hobbes, sugiriéndole de una manera muy convincente que se uniera a ellos. Justo a tiempo para que el FBI no pillara in fraganti a Erica y a Hobbes. Después, ya con Jack y Georgie con ellos, le dan a Hobbes la charla definitiva, la que le convence de adiestrar a la resistencia (cualquiera dice que no después de ver el ojo real de Ryan).

Vamos ahora al lado V. En la nave nodriza, Anna y Lisa observan como Tyler rememora muchos momentos de su vida, sobretodo relacionados con su infancia y su relación con su madre. Anna dice que están buscando algo. ¿El qué? Al parecer, buscaban algún tipo de recuerdo emocional que les diese la llave para manipular la mente del joven. Aunque seguro que no sólo buscaban eso… ¿no os da la sensación de que necesitan a Tyler para algo mucho más grande? Al final, asesorado por Anna, Tyler habla con su madre y le confiesa pertenecer a Embajadores de Paz de los Visitantes. Ella, que sabe que los trajes captan todo lo que tienen delante, intenta disimular.

Hurgando en la
mente de TylerHurgando en la mente de Tyler

El hijo de Erica no es el único tema del día en la nave de Anna. Tras la explosión del almacén, los Visitantes quieren quitarse el muerto de encima y no levantar sospechas, por lo que consiguen hacer la jugada Hobbes que ya hemos comentado. Pero al enterarse de que ha escapado del FBI, saben que puede convertirse en un peligro para ellos, uniéndose a la resistencia. Así que a cambio, Anna decide formar su propio ejército. ¡Y tan propio! Como en un casting de Supermodelo, la líder de los Visitantes escoge entre varios fornidos aspirantes. Y la nariz de Anna no engaña, tras unos olisqueos, elige a uno de ellos. ¿Pero cómo? ¡Lo que estaba haciendo era elegir un amante ocasional! Después de la relación sexual más corta del universo, Anna nos deja helados: acaba de copular con el objetivo de parir un ejército entero. Y como ella dice, sus huevos estarán hambrientos, así que cual mantis religiosa se merienda al pobre semental. ¡Qué miedito de dientes!

Terminando con el repaso por lo acontecido en la Ciudad de las Artes y las Ciencias Galácticas, tengo que mencionar la convicción final de Chad, que decide dejarse operar por los Visitantes, todo bien televisado, para que el mundo entero se fíe completamente de estos milagrosos sanadores. ¿Le pondrán a Chad también el compuesto R-6?

¿Picnic en
Valencia?¿Picnic en Valencia?

Por fin hemos descubierto la función de esta sustancia: mezclarse con el ADN humano y emitir ondas que llegan directamente a las naves V, dándoles la información genética de los posibles candidatos. WTF! ¿Esto es V o es Lost? Está de moda eso de los candidatos, aunque me parece que en esta ocasión no son candidatos a ocupar el trono de Anna…

Por último, me queda recordar ese momentazo de Val. Su embarazo no está siendo muy corriente, obviando lo evidente. Come muchísimo, y no tiene los síntomas normales de cualquier mujer embarazada. Ryan está preocupado por ella, porque jamás un Visitante y un humano habían procreado antes. Y se suponía que era totalmente imposible. Ya veremos qué sale de ahí, y me refiero a qué engendro sale de ahí. Me quedo con la imagen de Val cogiendo el ratón de la trampa y mirándolo con cara de deseo. Menos mal que no se lo ha comido… aunque ha sido un buen guiño a la V original.

Como en los viejos
tiemposComo en los viejos tiempos

Bueno, pues hasta aquí la review de Welcome to the war. La cosa se ha puesto interesante. Los dos bandos están formando su ejército, y las dos líderes se disputan a Tyler. Los Visitantes tienen varios planes en marcha, mientras que la resistencia va aumentando poco a poco. ¿Cómo acabará la guerra? ¿Cuándo empezará la batalla abierta? Tendremos que seguir viendo como se mueven las fichas en el tablero.

Nos vemos en la siguiente review. ¿Qué os ha parecido este capítulo?

Dientes,
dientes…Dientes, dientes…

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review V: Welcome to the War
Valoración

Categorías: Reviews Series V Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »