Reviews

V

Review V: Unholy Alliance

Vaticano

Después de un breve parón, vuelven los visitantes con sus pieles falsas y sus ojitos lagartoides. La serie vuelve con un nuevo fichaje, un conocido de los fans the The Shield, y la visita interesada de Anna al Vaticano, donde busca esa alianza tan poco sagrada que nos adelantan en el título. Tras el salto, espoileamos sin piedad este cuarto capítulo.

El ala radical de Quinta Columna, la dirigida por el ex Mossad Eli Cohn, está que no para con su estrategia de que el amigo de mi enemigo es mi enemigo. Es por eso que deja a tres embajadores (humanos) de los visitantes colgados y degollados, para dar ejemplo a quien pretenda hacerse amiguito de los invitados. Una medida extrema que deja a Erica temblando, porque uno de las tres víctimas puede ser Tyler, claro… pero no tenemos esa suerte, amigos. Tyler está vivito y coleando, presto y dispuesto para vengarse de sus amigos con el más popular de los antivisitantes, el padre Jack. Y lo hace. Se junta con dos amiguetes y vandaliza la iglesia de Jack. Deja la marca roja de la “V” y de paso se olvida el móvil inculpatorio (ya dijimos que no era muy listo). Al final la noticia llega a Erica por Jack (las madres se enteran de todo): tienes un hijo que es para darle de comer aparte, le dice con la mirada. A Lisa la vemos muy poco, sólo cuando trata de frenar a Tyler y acaba sin querer alentándolo para que se vengue por la fuerza.

Tyler busca venganzaTyler busca venganza

Mientras, a Erica le colocan un nuevo compañero, aunque no me queda claro quién puede querer trabajar con ella con el gafe que tiene: dos de dos compis desaparecidos en combate, y ambos visitantes. A ver si a la tercera va la vencida. Le ponen a un conocido, tanto de ella como nuestro, a Chris Bolling (interpretado por Jay Karnes, quien ya hiciera de detective en la mítica 'The Shield'). Y este parece peligroso, porque las pilla al vuelo, y eso a nuestros amigos de la Quinta Columna, versión moderada, no les viene nada bien.

Ryan nos dejó el capítulo anterior amenazando con chivarse a Anna y mandar la Quinta Columna al quinto pino, por lo menos. Pero qué va. Los finales inconclusos de los capítulos de V son siempre la confirmación de que lo que parece que va a pasar finalmente no pasa. O sea, que Ryan no traiciona a Evans & Cia. sino que le echa el muerto (la despellejada Malik) a los de Eli Cohn. Gracias a su pista falsa puede ver a su hijita híbrida, que hay que ir creando ya el vínculo padre-hija.

Anna tiene miedo de que los curas del mundo pongan a la población contra ella y coge su navecilla y en nada y menos aparece con Marcus y Chad en el Vaticano con la idea de ponerle las cosas claras al clero. Allí tiene un encuentro con el cardenal secretario de Estado Wolichek y le deja bien clarito que quien manda es ella, que como no ponga firmes a sus sacerdotes, no sólo no les dará las almas visitantes para que las convierta al catolicismo sino que además se pondrá a hacer milagros un día sí y otro también para quitarle toda la clientela a la Iglesia católica. Y por si hubiera dudas, hace llorar a una estatua de la Virgen… Ante esto, el Vaticano no tiene otra opción que ceder. Anna le gana el pulso a la Iglesia, que se pone inmediatamente de su parte en todo el mundo. Como diplomática-extorsionadora sin duda Anna es la mejor. A quien no hemos visto es al papa, que digo yo que debería decir algo. Es raro que estas decisiones dependan de un cardenal, por muy ministro de exteriores que sea. Al fin y al cabo Anna es una reina y el papa un jefe de Estado… En fin, estaría ocupado con sus cosas de papa.

La llegada al VaticanoLa llegada al Vaticano

Junto al cardenal mencionado aparece el padre Moreau, que desde el primer vistazo ya nos parece sospechoso y pronto sabemos que es un visitante de los que mandó Diana siendo reina para estudiar las emociones humanas. Y vaya que sí las ha estudiado, ¡como que es un fan incondicional de ellas! Al momento Moreau se da cuenta de que Chad no es precisamente un seguidor de Anna y antes de irse con ella le da su anillo: veremos adónde nos lleva esta pista. Cuando Anna se lleva al padre Moreau a la nave para que presente su informe ante Diana y les hable del alma, se ve que es un converso total: el alma, que ya sabemos que es la debilidad de Anna, es una bendición, dice el cura visitante, no una maldición, y lo que tendrían que hacer ellos es hacerla suya, porque los hará mejores. Diana está de acuerdo. Anna no traga e insiste en destruirla. Para evitarle la tortura a Moreau, Diana se lo carga de un bocado. Vemos por primera vez que la reina madre parece estar realmente en forma a pesar de estar todo el día vagueando por su celda pantanosa.

Uno de los momentos más esperados por los que seguimos la serie es el encuentro entre las dos facciones de la Quinta Columna. Es en este capítulo cuando Eli Cohn y Evans se conocen, aunque para eso Jack tendrá que hacer de cebo, que si no no tiene tanta emoción… El encuentro acaba con las pistolas bajadas y el descubrimiento de que la mujer de Cohn también sufrió los experimentos de los visitantes, como Evans, sólo que perdió el bebé. Cohn accede a ayudar a Evans, entregar a los dos hombres de su banda que mataron a los embajadores y que queden ante Anna como culpables de la desaparición de Malik. Y les sale redondo, porque Ryan puede ir con la historia a Anna y quedar como un fiel colaborador y futuro espía. La historia esta no me termina de cuadrar: supongo que a Cohn no le importa cargar con otro muerto, vale, pero no entiendo su interés tan exagerado por unirse a Evans, siendo los moderados tan pocos y sus estrategias tan distintas. Sería la segunda alianza poco o nada sagrada del capítulo.

Ryan y la prueba del delitoRyan y la prueba del delito

El episodio termina mostrándonos a Bolling mientras le enseña a su jefe un vídeo de Erica con Jack días atrás, algo que deja a la agente por mentirosa y como sospechosa. En fin, que sí, que el tercer compañero también es un espía, aunque este al menos parece humano y trabaja para los federales (parece).

Las preguntas que me surgen tras el capítulo son estas: ¿Qué puede salir de la alianza entre las dos facciones de la Quinta Columna (si es que Evans la acepta)? ¿Se radicalizará todavía más Tyler y se convertirá en enemigo de su propia madre? ¿Suándo veremos a Lisa empezar con la cría masiva de visitantes? ¿Adónde nos llevará el anillo del padre Moreau? ¿Cuántos sermones antivisitantes tendrá que dar el padre Jack para ganarse una paliza en toda regla? En fin, como suelo decir, habrá que esperar a los siguientes capítulos.

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review V: Unholy Alliance
Valoración

Categorías: Reviews Series V Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »