Review V: Pilot

Review V: Pilot

Cuando la V original se estrenó en España, la doble D estaba incapacitada para escribir reviews. Estaba incapacitada para escribir, en general, y de haber tenido que postear algo sobre aquel estreno es posible que hubiésemos escrito V con be. Por suerte los años nos han dado experiencia (y quitado faltas) y ahora, en noviembre de 2009, somos capaces de hilar más de dos frases para comentar el que posiblemente sea uno de los mejores estrenos de la temporada 2009/10. Más de 25 años separan la serie original de este remake: ¿cómo le sientan los años a los lagartos? Veamos

El asesinato de John Fitzgerald Kennedy, los atentados del 11-S… y V. La serie empieza fuerte, colocándose a la altura de dos de los sucesos más importantes de la historia estadounidense del siglo XX. Dos preguntas que nos llevan a una ciudad dormida (6:30 de la mañana de un martes, ¿qué otra opción hay que dormir?). Mejor aún: nos llevan a la cama de Elizabeth Mitchell

Lo siguiente es un breve repaso, en forma de saltos, a los que presumiblemente serán los protagonistas de la serie: la propia Mitchell, Erica Evans aquí, una agente del FBI con un hijo adolescente, Tyler; Ryan Nichols y Valerie Stevens, una pareja con campanas de boda de fondo; el televisivo Chad Decker; y el párroco Jack Landry. Nos son presentados al mismo tiempo que ellos mismos asisten, horrorizados, a la llegada de los visitantes a la Tierra, en 29 gigantescas naves que toman las 29 principales ciudades del mundo. Me ha parecido brillante la manera de mostrárnoslas, enseñándonos primero la reacción de la gente (incluso los reflejos en los rascacielos) antes que las naves en sí. En realidad, el arranque de la serie es muy potente, desde la caída del avión en medio de Nueva York hasta el momento de los títulos de crédito, justo cuando se nos aparece una sonriente Anna

Sí, el ojo de Elizabeth Mitchell, ¿qué pasa?Sí, el ojo de Elizabeth Mitchell, ¿qué pasa?

Detengámonos brevemente en la jefa de los visitantes. La que fuera Diana en los 80 es ahora sencillamente Anna, y está interpretada por la magnética Morena Baccarin, carioca de nacimiento (de ahí que parte de su speech inicial, además de en inglés, francés y ¿árabe?, esté en un delicioso brasileño) y que los más listos de la clase habrán identificado como la gran Chloe de How I met your mother. ¿Cómo? ¿Que sigues HIMYM y no sabes quién es Chloe? ¡Es la chica crazy-eyes de Marshall, es quien bautiza a Swarley! Y ahora es también quien está a punto de conquistar la Tierra…

Es posible que Erica y Anna, Elizabeth y Morena, estén un pasito por delante de los demás personajes, pero lo cierto es que ninguno desentona lo más mínimo. Veamos unas pinceladas de cada uno:

  • Jack, el cura: su trama es de lo más interesante, nos sirve para ver cómo la gente se agarra a la fe en momentos de crisis. Una idea, la de la desesperación humana, que también queda reforzada con el chantaje alienígena, que apela a la salud como gran punto débil de nuestra raza. La presencia de un cura (si es que no se nos desmelena y quema la sotana a las primeras de cambio, que con Erica delante todo podría ser…) le puede dar un toque muy interesante a la serie,
    no por la religión, sino por los dilemas que presenta. Un poco al estilo de Battlestar Galactica, donde toda la trama religiosa es muy interesante de seguir
  • Chad, el periodista: me ha encantado que este personaje tenga más matices de los que cabría esperar en un principio; era muuuuy tentador construir un periodista clásico (clásico dentro de los cánones de la ficción televisiva), con una mezcla de egocentrismo y ambición aderezados con una falta total de escrúpulos. No, Chad parece guardar cierta ética profesional, aunque acabe plegándose a las demandas de Anna. Me ha recordado un poco a Gaius…
  • Ryan, el tránsfuga: sólo superado por aquel que se pasó del Frente Popular de Judea a la Union Popular de Judea, Ryan se nos presenta como el traidor máximo, un lagarto disidente que quiere ayudar a los humanos en su intento de repeler a los visitantes. Su papel será clave, seguro, y ardo en deseos de saber cómo se tomará su novia eso de que bajo la piel haya escamas… De éste sí me acuerdo: en la original era Willie, interpretado por quien luego sería Freddy Krueger.
  • Tyler, el hijo: me ha convencido bastante, cosa que los adolescentes de las series no suelen conseguir (excepto si viven en Dillon, por supuesto); tener 17 años y caer rendido a los pies de Laura Vandervoort, la lagarto Lisa, es perdonable. Démosle tiempo y nos dará mucho. Además, hará que el personaje de Erica saque lo mejor de sí misma
Qué asssssssco...Qué asssssssco…

Más cositas… Detallazo eso de que, después de tres semanas de convivencia, las ciudades con nave visitante en sus cielos se
sacan una pasta con el merchandising, ¡buenísimo! ¡Yo también quiero una camiseta de I love
V
!

Minipunto a favor para toda la escena de la entrevista Chad-Anna, por un lado, y el discurso de Georgie por el otro. Dos acciones paralelas que han quedado muy bien en la sala de montaje y que nos recuerdan que a la hora de hacer una serie todo cuenta. No basta con cliffhangers, señores, hay que tener un buen casting, un guión decente, una buena factura técnica… y no, no lo digo por ninguna serie en concreto. Volviendo a V, la irrupción de los lagartos y las tortas que reparten durante la reunión de la resistencia presagian acción de la buena. Great!

En resumen: bien por V, bien por un estreno la mar de digno y que creo que nos tendrá enchufados a la pantalla pese a su extraño esquema de emisión: cuatro capítulos en noviembre, y a esperar hasta marzo para el 1×05. Bien por Juliet (lo estabais esperando…), bien por Anna (qué narices, y por Lisa, menudo nivelón tienen las alienígenas). V ha llegado a nuestros miércoles, y se va a quedar.

Lagartos reclutando jóvenes e inexpertos terrestres (detalle)Lagartos reclutando jóvenes e inexpertos terrestres (detalle)


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »