Reviews

V

Review V: A bright new day

Tercer y penúltimo capítulo de V antes del parón que nos mantendrá huérfanos de visitantes hasta marzo. A bright new day sigue la senda de sus dos hermanos pequeños y nos regala 40 minutos de buena televisión. En serio, estoy disfrutando V más de lo que esperaba. Quizá es una percepción muy personal por no haber visto la serie original, o quizá es que realmente esté bien hecha: no lo sé. En cualquier caso, vamos a lo que nos ocupa, porque John May, la prima de la Room 23 y cierta ropa interior negra nos esperan tras el salto.

Aviso para navegantes (frase hecha que siempre me ha hecho gracia usar en internet, toma chorrada): esta review contiene comparaciones. Podéis no leerla, o leerla y quejaros, o inmolaros preventivamente, o enviar billetes de 500 euros a las oficinas de Todoseries, pero no digáis que no os avisamos. ¿Vale? Vale.

A bright new day sigue con los esquemas mostrados hasta ahora. Por un lado, profundiza en la sutil actitud de los visitantes, sus malvados planes, su apasionante manejo de la opinión pública; por otro, asistimos a la formación, aún embrionaria, de la Resistencia (así, con mayúsculas), al tiempo que asoma la llamada Quinta Columna (luego volveremos a esto). Los dos ejércitos se van perfilando, se dan los primeros golpes. Tanteo…

Me gusta la manera en que empieza el episodio. La gente acude a la fe en tiempos de crisis, y Jack, nuestro capellán favorito, no puede entenderlo. No podría entenderlo de ser un cura normal, porque supongo que se sentiría mal por estar recibiendo nuevos feligreses sin fe, por estar atendiendo a gente que recurre a la iglesia en situaciones desesperadas; pero aún lo comprende menos por saber lo que sabe. Él conoce la verdadera naturaleza de los visitantes y eso aún le perturba más. Todos estos momentos de fe se hacen especialmente interesantes cuando estás viendo el arranque de la cuarta temporada de Battlestar Galactica, con Gaius Baltar y sus aires divinos, sus seguidores y demás… Me da que V, que tiene el tiempo justo, no incidirá tanto en las tramas secundarias (religión, política…) como BSG. Lástima.

No hay una descripción disponibleAnna ya no es una sinpapeles

No voy a decir que veo a Juliet en Erica (¡achtung, achtung, comparación lostiana!), pero sí es cierto que de alguna manera Elizabeth Mitchell le sabe imprimir a sus personajes una seguridad apabullante y contagiosa. Ah, y muy atractiva. Jack le pregunta por qué los V, si lo que quieren es conquistar la Tierra, no van directamente a saco; ella responde:

Porque son brillantes, y pacientes, y, tengan el plan que tengan, nos necesitan para algo. Hasta entender lo que es, debemos combatirles de la misma forma en que nos combaten. Paso a paso…

Paso a paso… Veamos cómo está la partida. Pongamos que las dos damas (nunca digas reina en ajedrez) son, acertadamente, Erica y Anna. Erica está decidida a luchar contra los visitantes, pero sabe que la tarea será ardua, lenta y discreta. No puede confiar, de momento, más que en Jack, aunque al final de capítulo el grupo se verá ampliado a cuatro (también iremos a eso más tarde). Por su parte, Anna cuenta con mucho más recursos que su rival, y es capaz de controlar casi todo lo que sucede a su alrededor. Parece, hasta el momento, invulnerable. La trama de hoy, girando la tortilla con la viuda del militar muerto el día de la invasión, así lo demuestra.

Por esos caprichos del destino, la agente Evans se ve obligada a colaborar con los V. Misión: prevención de atentados. Lo cierto es que Erica trabaja codo a codo con los visitantes con las mismas ganas con las que yo me sentaría a ver cualquier programa de Jorge Javier Vázquez. La rubia, al menos, le encuentra una utilidad al asunto: husmear en las (inexplicablemente desatendidas) salas de seguridad V. Hay que reconocer que el rollito tecnología de los 80 canta un poco. A ver, venís del espacio… ¿quién se cree que aún estéis usando monitores de tubo, o ni eso? ¡Va, hombre, va! Para colmo…

No hay una descripción disponibleLas curiosidades del bilingüismo visitante

…para colmo resulta que etiquetan en inglés las habitaciones falsas, mientras que las auténticas sólo están en su jerga. ¿En serio?

Sí, en general la trama policial, con el sospechoso y eso, ha sido flojeta y previsible. No cuela que Erica se pueda infiltrar así como así, y se veía venir que el terrorista era un cebo. Evans ha sacado en claro que los V espían a los humanos 24 horas al día en salas que dejan la de Ben en Hidra a la altura del betún (he buscado a Sawyer y Kate dándolo todo en las jaulas, pero no estaban), pero a cambio también ha logrado que Marcus, el lugarteniente de Anna, le eche el ojo. Mal asunto. Entre eso y el cliffhanger final, con Lisa señalando a Tyler para vete-a-saber-qué, la verdad es que madre e hijo son ahora un claro objetivo visitante. Ay, hablando de cliffhanger y madres… ¿os habéis roto tanto como yo al oír eso de Thank you, mother…? ¿Es su madre de verdad, o es que Anna es la madre de todos los V?

No hay una descripción disponibleSi Benjamin Linus pillara esto…

Por lo demás, el capítulo nos ha dado bastante chicha. Especialmente en lo referente a la Quinta Columna. Los lagartos luchando entre ellos es lo mejor que le puede pasar a esta serie (sí, creo que un momento íntimo entre Erica y Lisa está prácticamente descartado). Lucha interna que me devuelve a mis momentos BSG, ya que es justo lo que está pasando ahora con la guerra civil cylon. Repasemos un poco lo que sabemos hasta ahora

Los V suman en la Tierra un porrón de años, por lo menos 20, que son los que Dale llevaba infiltrado. En algún momento, un grupo de rebeldes se escindió, entre ellos un tal John May, que al parecer es el primer visitante disidente (¡disidente!). La Quinta Columna: ¿qué era exactamente? ¿Cómo funcionaba y por qué desapareció? ¿Qué queda de ella (por lo menos uno sigue dando guerra: el que se carga a Dale)? ¿Dónde está John May? Preguntas, sí, y muchas… Sólo se me ocurre una respuesta para la última, y es ésta: May está oculto, pero no tardaremos en verlo.

También me gusta el doble juego, no demasiado explotado en este capítulo, sobre quién es qué. Por ejemplo: el jefe de Erica huele (apesssssta) a V, con lo cual es bastante (muy) probable que en realidad no lo sea y lo único que quieran es tomarnos el pelo. Pero ojo, porque Dale dice que no era el único V en el departamento… ¿Qué pensáis del jefe de Erica, es o no es? Ah, y sobre Dale… ¿estará muerto del todo?

No hay una descripción disponible¡Toma gol por la escuadra!

De modo que tenemos a la dama blanca, Erica, juntando un ejército en el que de momento hay alistados tres soldados. Jack, el cura, es el más veterano. Hoy hasta ha hecho sus pinitos como agente del FBI. Por cierto… ¿visteis ayer How I met your mother? Nueva técnica para el Playbook: The Priest. “¿Oye, te importa que me quede en tu casa revisando papeles?“. Clink, guiño de ojos, yeah… ¡Pon un alzacuellos en tu vida!

Más soldados: George Sutton. Perdón: Georgie. Hemos conocido su pasado, el dolor que lleva dentro por culpa de los V. Me parece demasiado emocional y vaticino que dará problemas, pero de momento es una baza muy útil porque es quien más metido está en la Resistencia. Finalmente, Ryan. Al pobre se la clavan siempre… Vaya a quien vaya a visitar, siempre es alguien que le acaba drogando o encañonando. Curiosa su conversación con el disidente de turno, especialmente esa mención a la felicidad (bliss, en inglés), una supuesta droga V (literal o metafórica) que debe enganchar lo suyo.

No me quiero olvidar de Anna. Desde luego, no sé cómo será la vida en el planeta de esta gente, pero estoy seguro de que tienen las mejores escuelas de marketing del universo. Anna sería capaz de venderle un libro a Belén Esteban… Lisa tampoco se queda atrás en cuanto a velocidad de reacción: brillante jugada de la rubia lo de quedarse en ropa interior.

No hay una descripción disponibleLagarto con lágrimas de cocodrilo

En fin, un buen capítulo. Pequeñas dosis de acción y más datos sobre cada bando. Hemos descubierto a la Quinta Columna, y es de esperar que ésta pase a la acción en breve. Los V tampoco se quedan atrás, ya que quieren hacer algo con Tyler. Tal y como están ahora las piezas en el tablero, el próximo capítulo nos amenaza con un cliffhanger brutal. Ah, otra cosa… ¿Anna no va a merendar nunca?

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review V: A bright new day
Valoración

Categorías: Reviews Series V Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »