Review USoT: Torando!

Algo tan tonto como un error gramatical puede dar nombre al capítulo de esta semana. Y no sólo eso, ese Torando, en vez de Tornado, nos quiere mostrar que al igual que la palabra, es Tara quien está desordenada. Pero al fin va tocando poner las letras en el orden correcto para poder leer el verdadero problema que se esconde tras ellas.

Como un tornado que destroza todo a su paso, una revelación se acerca a villa Tara. La nueva personalidad es todo un hallazgo. Esa psicoterapeuta de libro (literalmente hablando) salida de lo más dentro de Tara, va a ayudarnos a saber, por fin, qué es lo que atosiga tanto a esta mujer. Y no será la única revelación, ya que nos enteramos que alguien más puede estar al tanto del posible origen del trauma. Charmaine ha demostrado en este capítulo que ese “no sé quien es Mimi” del capítulo pasado, no tiene por qué ser verdad.

Pese a durar lo mismo que el resto de los capítulos, este se me ha hecho más corto que los demás. Buena parte de culpa la tiene el haber estado casi todo el episodio encerrados en el sótano del vecino fallecido. Pero como no hay mal que por bien no venga, ese confinamiento nos ha servido para hacer una pequeña terapia que nunca está de más. Para llegar a ese punto, antes hemos tenido que hacer una pequeña parada por las vidas de los que iban a acabar en el sótano. Sus momentos pre-tornados.

Empezando por el de Max, que lo dejamos la semana pasada con ganas de poder desahogarse con Shoshana (en el buen sentido, mal pensados). Bueno, ganas tampoco es que tuviese, pero por lo menos era la única persona con la que podía hacerlo. Aquí hemos visto lo que ya sabíamos, que lo que más le molesta a Max es que pese a los cuidados que ha proporcionado a su mujer, ésta le ha mentido. No es cuestión de haberle sido infiel, a fin de cuentas eso no lo puedo controlar, sino de no haberle dicho que la enfermedad había vuelto a aparecer. Una enfermedad que parece que no va a desaparecer en la vida, no hay una luz al final del túnel. Sin embargo enseña otra carta más, duda sobre si estarían juntos si ella no tuviese ese problema. ¿Realmente le necesitaría?

La recomendación de Shoshana es clara, que le de un poco más de libertad, a ver cómo es capaz de llevar ella esta situación sin su ayuda. Es decir, que muestre si está con él porque le necesita o porque le quiere. Y como ya vimos la semana pasada, Tara estaba escuchando todo, según dice, es la única personalidad con la que está totalmente consciente. Lejos de ser malo, Shoshana le dice que es una muy buena señal, ya que quiere decir que está empezando a integrarse. Quizás nos aventuramos a una nueva etapa en la que los álters no vayan a desaparecer, pero sí que podría controlarnos.

El El “torando” de la polémica

Marshall y Kate son los que menos han avanzado en sus tramas en este capítulo. Marshall por su parte intenta romper con Courtney, pero ella no quiere. Incluso cuando le dice claramente que no quiere tener sexo con ella porque es gay, ella le rebate con que no hay problema, que disfrute del sexo con chicos y que luego vuelva a casa con ella. Definitivamente, esta chica no anda muy bien. Y kate por su lado sigue con Lynda. Me ha sorprendido que dice que está con ella por cobrar el dinero. Ya pensaba que habría dejado ese trabajo y todo. La excusa de esta semana para ir disfrazada de guerrera es una especie de convención en una tienda de cómics, donde piensa vender fotos suyas firmadas. Y para completar los que faltan en el sótano, la pareja vecina, que tan solo han salido al principio para tener una excusa de ir luego con ellos. Bueno, y de mencionar, al igual que hizo Marshall antes, que los de la televisión han escrito mal la palabra Tornado.

El cielo está verde, ¿quién los desverdizará? Pues nadie de momento. Ese color es por culpa del tornado y no es buena señal, así que para el sótano del vecino que es más grande. La familia Gregson al completo va para dentro y,… no, espera, ¿toda la familia? Falta Charmaine, que se ha quedado clavada en el jardín. Un par de avisos de Tara y les sigue, pero está claro que no le hace ninguna gracia. Y para terminar de atestiguarlo, no es capaz de cruzar la puerta. ¿Qué le pasa con el sótano? ¿A qué le recuerda? Asegura que le dan miedo porque no le gusta estar bajo tierra, pero está más que claro que miente como una bellaca. Y con toda la familia (y la pareja gay que ha venido apurando el reloj) empieza la fiesta.

Yo te mostraré la verdadYo te mostraré la verdad

Tara parece que tampoco puede soportar la presión y se transforma en Buck. Pero es solo un aviso, ya que acto seguido aparece Alice (¡cuánto tiempo sin verte!) para volver a desaparecer y dar paso a la novedad, Shoshana, quien se presenta formalmente en sociedad. Estamos en el ecuador de la temporada y la única personalidad que había salido además de la psicoterapeuta había sido Buck, y casi que sirvió solo para hacer aparecer a la nueva. Ni Alice, ni T ni, por qué no decirlo, Gimme, ese ser que salió casi al final de la primera.

Parece que Shoshana tiene la suficiente fuerza para eclipsar a todas las demás. Y la buena mujer, aprovechando que tiene tanta audiencia, decide hacer una terapia de grupo, aunque queda reducida a una terapia al grupo, uno por uno, o por lo menos con los que se dejan. Los primeros en pasar son los vecinos, que dejan patente que es igual a la verdadera Shoshana. Es increíble la capacidad de Tara para asimilar nuevas personalidades con solo haber leído un libro. Esto nos ayudará aún más, ya que podemos entender que el resto de sus álters no son inventados, sino que pueden estar basados en personas que haya podido conocer.

Como por ejemplo, Alice, que como pudimos ver hace nada, es muy parecida, tanto en su forma de vestir como de hablar, a la tal Mimi que las regañó en aquel flashback. Por cierto, que esto de parecerse tanto a la verdadera Shoshana ha dado un momento bastante divertido cuando dice el vecino que lo único que las diferencia es un ceceo que tenía la real, y rápidamente Max y Charmaine le dicen que no se lo diga a Tara.

¿Es aquí la reunión del tupperware?¿Es aquí la reunión del tupperware?

Esto me sirve para enlazar con Charmaine. El grupo ha decidido ponerse a bailar para distraerse un poco, todos menos la hermana de Tara. Shoshana se acerca a ella y Max le dice que mejor dejarla, a lo que Shoshana responde con una frase muy interesante: “¿cuando vas a aprender que no le haces ningún favor a nadie parando las cosas que van a ocurrir?”. Preludio de la tormenta que se va a desatar, ya que Charmaine rehúsa el baile de una forma bastante agresiva, a lo que Shoshana le devuelve un “no creo que lo hagas por el bebé de Neil, ¿verdad?”.

Ya está, ya se ha enterado toda la familia. Sin embargo Charmaine lo niega, a lo que Shoshana le dice que lo sabe porque se lo dijo a Tara, que deje de mentir, que ya está bien de mentir. Esa mentira empezó en un sitio que ellas dos conocen, y sirvió para hacer un pacto entre las dos hermanas. Ya es hora de que ese pacto salga a la luz. Mi pregunta es, ¿lo sabe Tara? ¿Sabe de qué está hablando o solo lo sabe Shoshana por haber mirado en el interior de Tara? Está claro que Shoshana sí sabe el origen del trauma, y me gusta ver que se lo va sacando a Tara poco a poco, que no se lo dice directamente. Intenta que sea ella la que lo averigüe.

Un capítulo muy bueno para mi gusto. Empiezan a salir cosas a la luz, la historia se pone cada vez más interesante, y encima tenemos algún momentazo como la pulla al sistema de educación americano, que si es el nivel de exigencia es muy bajo y que son la nación más tonta del planeta. Impagable. Ahora a esperar una semana más a ver cómo sigue esto. Menos mal que esta serie no tiene ningún parón.


Categorías: Series
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »