Review USoT: From This Day Forward

Y llegamos al final de la temporada, un final que ha sido tan bueno como podía esperar. Hemos culminado una temporada, para mí, redonda, centrada esta vez más en el pasado de Tara que en sus álters, y nos ha servido para tener una buena cantidad de respuestas. Pero no vamos a desvelar aquí lo que ha dado de sí el capítulo, que ha sido mucho, como se puede esperar de un final.

En la review del penúltimo capítulo, estuve tentado de poner un par de preguntas, ¿son Tara y Char adoptadas o las dejaron sus padres para luego recogerlas? Como dije, el tema de los abusos me hizo decantarme directamente por la primera opción, y es que no me cuadraba que las dejasen porque el padre abusara de ellas y luego volviesen a buscarlas. Me equivoqué porque aposté a caballo perdedor. Efectivamente hubo abusos cuando eran pequeñas, pero no vinieron de quien yo creía. Pero como siempre, vamos a empezar por el principio.

Estos chicles sí que son buenosEstos chicles sí que son buenos

Y de nuevo empezaré hablando de los pequeños, aunque reconozco que esta vez me han gustado más que en anteriores capítulos, sobre todo Kate. Aún así, sigo pensando que esta temporada les ha servido para definir unos roles para la tercera temporada. Me da a mí que la idea desde el principio fue centrarse plenamente en Tara, y si luego tenían la suerte de tener una temporada más (cosa que consiguieron tras emitirse el primer capítulo), entonces ya seguirían con las historias. De esta manera, nos hemos encontrado con que Kate está cada vez más tontita con la idea de irse a un piso propio, y supongo que dará por hecho que se lo paga el millonario, porque si no, no se me ocurre de dónde pensaba sacar el dinero. Un noviete que no me gusta un pelo, y es que meterse con la familia de tu pareja es una de esas prohibiciones no escritas pero que conoce todo el mundo. Todos menos Kate, que parece que no le preocupaba, hasta el final, cuando se ha dado cuenta por fin de que se estaba metiendo con su madre y que, oye, uno puede meterse con su familia todo lo que quiera, pero ojito si son los demás los que hablan mal de ella. Por eso decide apartarle de la boda y pensar un poco más seriamente sobre lo de abandonar el nido

Marshall, al contrario que su hermana, no está tan mal con Lionel. O mejor quitamos el tan, porque están estupendamente. Lo único, el carácter de Lionel, pero eso es algo que no va a poder cambiar, aunque el chico, por el amor del pequeño Marsh, ha intentado contenerse. Claro, que si viene alguien y te dice a la cara que no está de acuerdo con los derechos que solicitas, tienes toda la razón del mundo para mosquearte. De hecho, bastante bien se ha comportado al marcharse sin montar alguna escena de las suyas. Y así, a lo tonto a lo tonto, nos han dejado a la familia unida, y ya sabéis lo que se dice, que jamás será vencida.

Venga, dilo, ¿a que estoy guapa?Venga, dilo, ¿a que estoy guapa?

Nos vamos con el resto de los protagonistas, la principal, esta vez, Charmaine, que para eso se nos va a casar. Está nerviosita perdida, lógico y normal, pero es que a los nervios propios de una boda, hay que sumarles el de estar en una familia que no es muy normal. Por eso le insiste a Tara en la necesidad de no echarle en cara a sus padres lo de la adopción, por lo menos no hasta después de la boda. Tara intenta portarse bien, ¡de verdad que lo intenta! Pero su padre irrumpe en el baño (confieso que pensé que iba a intentar abusar de ella, claro, aún creía que él era el malo de la historia) y le salta, así a las bravas, que tienen un hermanastro. El problema es que suelta unas cuantas incoherencias más, así que es normal que cuando Charmaine lo oye de boca de Tara, no acabe de creérselo. Y en ese momento, pasa lo que no tenía que pasar. Tara se va, dejando paso a un álter, ni más ni menos que a Chicken, alguien imposible de controlar, que para algo es una cría de 5 años.

Y llega el desastre que se veía venir desde que se anunció la boda. Ésta no se celebra porque Nick no puede más con tantas cosas raras a su alrededor. Les mete un discurso sobre señales a los invitados, dice que Charmaine se llevaba la palma en señales negativas (hala, mete ahí bien el dedo en la llaga, madre mía), y coge a sus padres para largarse. Por cierto, manda narices la cara de alivio de los padres de Nick cuando éste dice que no puede seguir adelante…

Míralos, si es que son majísimosMíralos, si es que son majísimos

Boda cancelada, invitados que se han marchado, la familia Gregson al completo y Tara que vuelve de su limbo particular. Es el momento para echar las cartas sobre la mesa. “Mamá, ayer conocimos a Mimi, nos dijo que fue nuestra madre de alquiler“. Y llega la verdadera revelación. Sí que tuvieron un hermanastro. La madre no lo sabía cuando se casó y un día se encontró con el niño en la puerta. Un chico con problemas que fue quien abusó de una Tara de apenas 5 años de edad. Su padre, encima, protegía al chico, amenazando a su esposa con irse si no dejaba al chaval quedarse. Así que la mujer decidió jugársela y llevó a las chicas al orfanato. Para protegerlas de su hermanastro.

Y se nos acabó la temporada, gente. Ya sabemos el por qué de los problemas de Tara, abusos desde bien jovencita. Ahora el tema es, ¿cuándo empezó a tener los síntomas? Porque ya sabemos por la primera temporada que cuando sufrió la segunda violación (madre mía, si es que pobre Tara) ya era T quien se encontraba presente. Y más, y más, que también tendremos que saber quién es el hermanastro. ¿Lo buscarán? ¿Seguirá vivo? ¿Seguirá con problemas? Y no estaría mal tampoco saber en quienes se basó para las personalidades. Porque tenemos a Alice, basada en Mimi, la dueña del orfanato, tenemos a Shoshana, basada en la psicóloga del mismo nombre, y hasta tenemos a Chicken, la propia Tara tras los abusos. Quizás sea interesante saber en quién se basan Buck y T, pero no me digáis que no tenéis ganas de saber en quién se basa Gimme.

Vamos a bailar, que estamos de despedidaVamos a bailar, que estamos de despedida

No puedo acabar esta review del final sin mencionar tres grandes momentos del capítulo. Por un lado, a los chicos diciéndole a su madre que la quieren tras enterarse de la verdad. Por otro, el encuentro Neil y Charmaine, y es que no tenía ninguna duda de que el bueno de Neil vendría a salvar a su princesa. Y me dejo para el final lo mejor. Da igual los problemas que hayan podido tener, los amagos de infidelidad, las discusiones, Max quiere a su esposa, y la declaración que hace al final ha sido lo más bonito del mundo (uno que es muy sensible para estas cosas, qué queréis que os diga).

Y ahora os toca a vosotros, que esto se ha terminado, ¿qué os ha parecido el final? ¿Y la temporada en general? ¿Qué esperáis de la tercera temporada?


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »