Review Undercovers: Pilot

Undercovers

Presentarse como la nueva serie de JJ Abrams crea indudablemente unas expectativas que en este caso concreto han quedado por encima de la realidad. Cierto es que el tráiler ya avisaba de lo que íbamos a ver, y que JJ no sólo se ha dedicado a crear series de misterio de lo más enganchantes (recordemos Felicity), pero aún así una siempre espera más. El piloto de de Undercovers me ha parecido correcto, pero no creo que haya sorprendido a nadie. Vamos a analizarlo con más detalle…

Lo primero que he de decir es que sí se nota, aunque sea levemente, la mano de JJ Abrams en este piloto. Quizá no en cuanto a una premisa súper intrigante que te atrapa desde el primer minuto, o elementos de ciencia-ficción y fantásticos, pero sí en cuanto al ritmo trepidante y a las escenas de acción bien rodadas. De hecho, el inicio del episodio me ha recordado a Misión imposible 3, con ese agente de campo desaparecido en combate, y esa pareja intentando hacer una vida normal pero que debe volver a los ruedos para salvar a su antiguo amigo.

Los protagonistas son Samantha y Steven Bloom, una pareja de guapos y exitosos ex agentes de la CIA, que cambiaron su trepidante vida como espías por un negocio familiar de catering y un rutinario matrimonio. La serie no pierde el tiempo en presentaciones y mucho menos en profundización de los personajes, sino que va al grano desde el primer minuto: el agente Leo Nash (otro guaperas) ha desaparecido en una misión en Europa, y la agencia pide la ayuda de los Bloom para intentar rescatarlo. Así, en los cuarenta y pico minutos que dura el capítulo, viajaremos a Madrid (o al menos es lo que dice el rótulo), París y Moscú, recopilando diversas pistas hasta dar con Leo y ponerlo a salvo. El matrimonio hará uso de todos los recursos típicos de este tipo de producciones: disfraces, infiltraciones, uso de tecnología ultraveloz (los ordenadores de los espías no conocen el simbolito del reloj de arena), disparos, carreras, peleas cuerpo a cuerpo, “sexiespionaje”…

La guapa protagonista, de nombre Gug... Mabrghhh... mejor miradlo en imdbLa guapa protagonista, de nombre Gug… Mabrghhh… mejor miradlo en imdb

El punto diferente, y lo que más se explota en el episodio, y seguramente en toda la serie, es la relación de los protagonistas, que aporta un sutil toque de humor y elegancia al conjunto. Son dos personajes que caen bien desde el primer momento, y creo que hay muchísima química entre ambos. Cómo se van redescubriendo (nunca se contaron sus misiones como agentes), y re-enamorando, cómo se protegen el uno al otro… Esto es algo con lo que pueden jugar bastante a lo largo de la temporada, de hecho en este piloto ya hay referencias a alguna que otra misión legendaria de Steve (Senegal), y además nos enteramos de que Samantha y Leo tuvieron un romance hace años. Si tiran por ese camino, enseñándonos aparte de la “misión del día”, cosas de su pasado, secretos guardados durante años… creo que la serie podría ganar mucho.

También opino que deberían darle más importancia a los personajes secundarios, ya que en este episodio casi no sabemos nada de ellos, aparte de lo más obvio: está la hermana soltera y algo metepatas, el ayudante pelota, el jefe serio pero con un puntito divertido (les habla por teléfono desde su oficina… ¡en ropa interior!)… Da la sensación de que no se han complicado demasiado a la hora de crear a estos personajes. También es cierto que sólo he visto el piloto y hay que dar tiempo para poder darles algo de tridimensionalidad, pero en otras series los personajes te enganchan en seguida: con sólo una mirada, o un silencio, ya te pueden estar contando muchas cosas sobre sí mismos. Aquí, de momento, son simples satélites que actúan y giran alrededor de las estrellas de la función, los Bloom. Tiempo al tiempo, supongo.

El jefe haciendo uso de sus mejores galasEl jefe haciendo uso de sus mejores galas

Por cierto, he de mencionar el único momento en que somos testigos de algo que podría convertirse en la trama central de la serie, si es que tiene alguna (espero que sí, los procedimentales puros y duros no son lo mío): el momento en que el jefe habla por teléfono con alguien y da a entender que hay un motivo ulterior por el cual han vuelto a contar con la pareja, y no se trata de que conocieran a Leo o que fueran unos espías ultramegabuenos (que también). Pero este momento es tan… “light” como todo el capítulo. Me parece un hilillo demasiado fino para tirar de él, pero, en fin, confiemos en que JJ le dé un poco más de marcha al asunto. Creo que es muy arriesgado hacer un piloto donde no dejan ningún gancho para posteriores entregas (excepto el que acabo de reseñar), donde el caso ha quedado totalmente resuelto y donde el final no te hace desear ver más. Tampoco estoy pidiendo un cliffhanger orgásmico a la altura del “Where are we?”, pero acabar con la pareja metida en la cama recuperando la pasión perdida es definitivamente, pasar de un extremo al otro. Aunque, ahora que lo pienso, y visto qué tipo de series triunfan en Estados Unidos, crear una serie autoconclusiva de estas características es precisamente lo menos arriesgado que se puede hacer hoy en día.

Yo quiero uno de esos...Yo quiero uno de esos…

En fin, parece que estamos ante una serie ligerita, simpática y sin muchas pretensiones, quizá más propia de la temporada estival. No parece que vaya a crear muchos ríos de tinta, ni se abrirán cientos de foros para analizar el usb con forma de robot o el menú que la empresa de catering prepara para la boda… Simplemente, podremos acudir a ella con la certeza de que al menos pasaremos un rato entretenido y relajado después de una dura jornada de trabajo. Lo cual tampoco está mal, ¿no?

¿Qué os ha parecido el piloto de Undercovers? ¿Os esperábais otra cosa? ¿Os ha gustado? ¿Os ha decepcionado? ¿Creéis que JJ Abrams se guarda algún as en la manga? ¡Estoy deseosa de leer vuestras opiniones!

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review Undercovers: Pilot
Valoración

Categorías: Reviews Series Undercovers Etiquetas:
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »