Review Undercovers: Jailbreak/Not Without…

stevenerd

No, no es que me haya olvidado de Undercovers, o que me haya abducido un OVNI durante toda una semana. Es algo más dramático si cabe: los capítulos tienen tanta poca chicha que me resulta muy difícil sentarme a disertar de forma extensa sobre ellos. Aún así, aquí sigo, al pie del cañón, cumpliendo con mi promesa de seguir la serie creada por JJ Abrams y otro señor de quien nadie nunca se acuerda. Prometo buscarlo en imdb antes de terminar este artículo. Sin más preámbulos, vamos allá con la review de Undercovers

Eso sí. La falta de sustancia no está reñida con el entretenimiento, y es que como siempre digo, para echar un ratillo sin demasiadas expectativas sus cuarenta minutos van de lujo.

Los dos últimos episodios de Undercovers siguen en líneas generales la estela dejada por los primeros, si bien hay ciertos detallitos que hay que agradecer. Lo primero de todo: ninguno de los dos termina con escena de cama del matrimonio de guapos. Ahora los últimos minutos lo dedican a cenita romántica a la luz de las velas. Horreur! Bueno, he de confesar que esa escena me ha gustado, sobre todo la referencia que ha hecho ella sobre cierta pareja que conocen a lo largo del episodio.

Los Bloom en su estado naturalLos Bloom en su estado natural

Algo a destacar es que han aparecido las primeras pequeñas fisuras en el matrimonio Bloom, relacionadas con cierta falta de confianza que está empezando a surgir entre ambos debido a ese pasado del que no dejan de hacer menciones y el cual estoy segura de que es mucho más interesante que lo que estamos viendo ahora. ¿Por qué no algún flashback de alguna misión épica de Steven o de la época en que Samantha y Leo eran pareja?

Hablando de Leo, creo que él es el “gran” misterio de la hermana de Sam, esa persona con quien habla al principio de Not without my daughter. En el piloto se echaron ciertas miraditas que me hacen pensar que pudieron comenzar un rollete. Esto podría dar bastante juego, dando lugar a momentos cómicos, sobre todo por ver la reacción de la pareja, y por ver cómo se las apañan para relacionarse entre ellos sin que Lizzy sospeche nada de la profesión secreta de los tres. Creo que eso sería mucho más entretenido que hacer creer al espectador que la hermana de Samantha guarda un oscuro secreto, porque eso no aporta ningún tipo de emoción ni tensión a la trama, ya que no creo que nadie se lo trague.

En cuanto a la reactivación de los Bloom como agentes, empiezo a pensar que no están trabajando realmente para la CIA (aunque esto sería demasiado previsible, amén de manido después de ver Alias). Su jefe siempre les contacta en su restaurante, o en su casa o en un hotel. Por otra parte nunca hemos visto a Leo y a Hoyt en las instalaciones de la CIA (siendo realista, esto se podría llamar “falta de presupuesto”). Simplemente aparecen en los lugares donde tienen alguna misión los Bloom, los ayudan y entonces desaparecen hasta la próxima. Sería impactante descubrir que tras la fachada de pardillo de Hoyt se esconde todo un malote con perversas intenciones… Vale, deja de soñar despierta, Rebeca. La serie es lo que es y Hoyt siempre será un Marshall de segunda.

No creo que pueda soportar tanto misterio...No creo que pueda soportar tanto misterio…

De todos modos, sigo sin descartar algún giro interesante en ese sentido. ¿No es un poco sospechoso cómo Leo va abordando a cada miembro de la pareja por separado haciéndoles preguntas sobre por qué lo dejaron, o qué se contaron el uno al otro sobre su secreto pasado? A mí me lo parece. O al menos eso quiero creer, para darle un poco de vidilla al asunto. Mejor eso a la más probable explicación de que los guionistas están utilizando a Leo como simple catalizador de la trama, como ese “click” que haga a los protagonistas reflexionar y quizá contarse la verdad sobre por qué dejaron el cuerpo. De hecho, ya hemos visto a Samantha dubitativa en este sentido, aunque de momento ambos siguen manteniendo su promesa de silencio.

¿Y qué hay de los casos? Vale, reconozco que me da bastante pereza escribir sobre algo que se plantea y tiene su desenlace en un mismo episodio. Sólo diré que me ha gustado más el segundo caso que el primero, o sea, el del norcoreano a cuya hija retenía la policía. Quizá porque hemos visto a unos héroes más implicados que en otras ocasiones, tanto como para decidir ayudar al científico aun sin contar con la aprobación del jefe. También hemos conocido a una pareja de espías franceses, matrimonio como ellos, que desde el principio se veía a leguas que no eran trigo limpio. Y sobre esto vuelvo a decir, de nuevo: otra oportunidad perdida. Si Undercovers es una serie de espías con acción y comedia… ¿por qué no han explotado más el lado divertido en las interrelaciones entre ambas parejas, en vez de ir a lo más fácil? Se sientan en un bar, trazan un plan común, lo llevan a cabo y en el último momento los franceses les dejan en la estacada. Podrían haber tenido alguna conversación sobre cómo se las apañan para ser pareja y compañeros de un trabajo tan complicado, o que los franceses se pusieran a discutir de igual modo que hacen los Bloom a veces…

¡Fíate tú de los franceses!¡Fíate tú de los franceses!

Como podéis observar, me da la sensación de que Undercovers podría ser más de lo que es si conjugaran los elementos de los que disponen de una manera menos típica y sosa. Sólo necesitan una pizca de originalidad, algún chiste con el que te puedas reír a gusto y no sólo sonreír ligeramente, e incluso diría que también cierta mala leche.

Aunque no hay que olvidar que es una serie sencillita, sin muchos aspavientos y con ánimo de llegar a la mayor parte del público, tampoco es plan de que se les note tantísimo lo poco que se están complicando la vida. ¡Un poco de sangre en las venas, por favor! Y es que creo que si mejoraran un poco los guiones, la serie ganaría enteros, ya que en otros aspectos, como la forma de rodar las escenas de acción, o el uso de la música, no hay nada que objetar.

Por cierto, el otro señor creador de la serie se llama Josh Reims. Estuvo implicado, entre otras series, en Felicity y Everwood.


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »