Review TWD: What lies ahead

Ya está aquí. Sin tan solo una semana de descanso tras la enorme Breaking Bad, AMC nos llena ese hueco que ha dejado con otra de las nuestras. La segunda temporada de The Walking Dead ha acumulado tanto hype como la primera. Es posible que las expectativas no sean tan altas debido a los últimos capítulos emitidos, que pudieron decepcionar a algunos (o a muchos). Y es importante el cómo se vea la serie, ya que no es lo mismo ver cada capítulo de principio a fin que saber todos sus trapos sucios. Entre ellos, que el showrunner de ésta ha sido despedido y dejaremos de ver su huella a mitad de temporada. Con la entradilla leída y el capítulo visto ya podemos ponernos manos a la obra y comentar, tanto aquí como en el foro.

Yendo por partes, primero toca la continuidad, siendo éste un capítulo que llevaba esperándose casi un año. Lo único que ha habido entre la autodestrucción del CDC y What lies ahead han sido un par de días en los que lo único importante es el abandono definitivo de Atlanta. Tan sólo necesario como opening de la temporada para dar a entender el futuro cambio de escenario, ya que las quejas sobre la falta de gasolina no se aceptan después de dar tanta vuelta inútil. Rick, Lori, Shane y los demás siguen tal y como los dejamos. Tenemos quizás a un Daryl menos impulsivo y a una Andrea que ahora arrastra dos momentos clave: la doble muerte de su hermana y su intento de suicidio (o, según ella, huída).

Respecto a aspectos técnicos, el alto nivel de producción se sigue notando. Desde el fantástico trabajo de maquillaje por parte de Greg Nicotero hasta algunas localizaciones como la autopista, llena de decenas de coches dejados a su merced. Se entiende que la acción ahí sea ligeramente extendida; no saldría a cuenta que solamente se rodase la escena de la manada. La fotografía, con un bajo contraste junto con una tonalidad de tonos pastel para acercarse al gris del cómic, permanece creando la misma atmósfera vista en los primeros capítulos de la serie. Si hay que sacar alguna pega son los repetitivos sonidos de grillos y el ruido cada vez que se golpea violentamente a un zombie.

Seguimos con el mismo casting. Los nuevos personajes tardarán un poco más de lo esperado en ir apareciendo y en dejarse conocer. Respecto a las actuaciones, se comenta por ahí que siguen dejando un poco que desear… y es probable. Con la excepción de Laurie Holden y Jeffrey DeMunn (Andrea y Dale, respectivamente), importados del mundo del séptimo arte por mano de Frank Darabont, el resto del reparto se mantiene estable pero sin llegar a hacernos creer del todo su personaje o, por decirlo de otro modo, mantiendo durante una hora la misma expresión.

Y ahora, el capítulo en sí. Un servidor empezó a leer cómic hace ya dos años y tiene recuerdos vagos de él. Pero lo que le llamó la atención fue la facilidad con la que Robert Kirkman le sorprendía cada 10 páginas. Evidentemente, aquí la review es únicamente de la serie. Pero aún así es inevitable una pequeña comparativa con el material que adapta. Esa facilidad para sorprender se pierde en algún punto. Con la excepción de los momentos clave que no pueden ser alterados, los demás no dejan de ser un cúmulo de escenas que hacen avanzar lentamente a los personajes pero que apenas causan sorpresa; el conjunto es muy previsible.

Originalmente, el pequeño paréntesis que ocurre entre el primer arco argumental y el que veremos esta temporada ocurre en una urbanización en la cual descubren, como en la autopista, las manadas. Aquí eso ha sido sustituido por las secuencias en la autopista y la posterior desaparición de Sophia. No se puede negar que la escena con todos los protagonistas escondidos y los muertos vivientes andando entre ellos pasará a ser de las más recordadas de la serie, pero el estancamiento en ese escenario ralentiza el capítulo en sí. Y siendo una season premiere, eso es una de las primeras cosas que hay que evitar.

Otro de los elementos que no han pasado desapercibidos ha sido la inclusión de la religión católica en los últimos minutos de la premiere. Es posible que nos empiece a cansar el hecho que la religión esté por todos lados y, para más inri, en nuestro pan de cada día (ironías involuntarias) que son las series. Pero esto ha sido algo completamente deliberado. Una pequeña crítica con las imágenes de tres zombies sentados, sin rechistar, y de Rick hablando con el más popular de todos ellos. Si se tocó el tema de la ciencia, ¿por qué no el de la fe? La única conclusión es que en esta situación, ni una ni la otra va a ayudarles.

Algo (bajo mi punto de vista) imperdonable han sido esos pequeños detalles que impiden que el espectador sienta tensión y no ría de vez en cuando. Detalles como Dale, por ejemplo, espantado por la manada de zombies que tenía enfrente y solo veía a través de prismáticos. Caídas tontas durante persecuciones o diálogos tan simples con los que a veces no hace falta ni leer los subtítulos en caso de que uno vea el capítulo en su versión original. Por no hablar del tópico de acercarse lentamente a un zombie que no se sabe si está muerto  o definitivamente muerto.

El gore, ese elemento característico del género pero que no abunda porque la serie “es de personajes”, ha estado presente y con un aprobado. La disección post post mortem ha sido una delicia para aquellos que ansiaban ver sangre y tripas. Aunque si hay un detalle que destacar es que la mayoría de efectos especiales están realizados para los hachazos y destripamientos una vez hechos, en lugar de ver directamente cómo se provocan. Supongamos que será cuestión de a dónde va a parar más presupuesto, ya que ha habido más látex que efectos generados por ordenador. Aún así, los resultados son dignos.

Hemos tenido una season premiere en la línea de la serie en sí. Nada asombroso o espectacular ni tampoco un bajón de calidad de esos que echan para atrás. Como dato curioso, el capítulo casi cuadruplicó en audiencia la season finale de Breaking Bad. No hay comparaciones porque no vienen a cuento y rodarían cabezas. Pero hablando de una serie de cable, es un dato muy esperanzador que disipa por completo malas noticias sobre cancelaciones y demás. Con un cliffhanger decente, nos embarcamos, ahora sí, a por el segundo arco argumental de esta historia que, de momento, no tiene fin.

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review TWD: What lies ahead
4 (80%) 2 votes

Categorías: Reviews The Walking Dead Etiquetas: , , ,

71 comentarios

  1. […] 2×01 What Lies Ahead: El grupo deja atrás el CDC y carga la responsabilidad de encontrar un refugio sobre Rick. La desaparición de Sophia marca el tempo de los primeros capítulos de la temporada (Review) […]

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »