Review TWD: Walk with me

Walk with me sirvió para introducir al Gobernador, presentar la nueva localización Woodbury y traer de vuelta a Merle. Además, el capítulo tuvo la curiosidad de seguir únicamente a Michonne y Andrea, dejando de lado a Rick y los demás. El resultado es un capítulo distinto a los habituales y que se aleja todavía más de todo lo que no gustó la temporada pasada.

Siguiendo el intento de cambio de escenario con Wildfire, Walk with me es el primer capítulo de la serie en centrarse en algunos personajes y no mostrar absolutamente nada de los demás. Esto ha sido útil, pues si los dos primeros capítulos fueron un soplo de aire fresco este vuelve a ofrecer algo nuevo. No tanto como un segundo piloto que muchas series tienen ni tampoco como el spin-off que tenía planeado Frank Darabont para la segunda temporada, pero sí lo suficiente como para hacer que se mantenga la atención de principio a fin. Además, el número de espectadores ha vuelto a ser de más 10 millones, noticia bastante buena y que demuestra, una vez más, que la calidad de cada capítulo va acorde con la audiencia.

Además de los dos grupos, Michonne y Andrea y los hombres del Gobernador, por fin hemos visto al ejército que siempre estaba, en cierto modo, fuera de plano durante toda la serie. El helicóptero visto más de una vez o vehículos militares en las afueras del hospital o en Atlanta daban a entender que la única y mayor protección que la sociedad podía tener todavía seguía por ahí, pero se ha demostrado que están tan perdidos como el resto de supervivientes. El colmo ha sido encontrarse con el Gobernador, teniendo como resultado la eliminación completa de cualquier tipo de autoridad que podría haber entre los supervivientes de Woodbury y los de la cárcel.

El regreso de Merle es positivo por el hecho de volver a tener otro personaje, en cierto modo, antagónico. Pero si se pretendía sorprender con su reaparición, no se ha conseguido mucho. El absurdo recordatorio del personaje mediante una alucinación de Daryl en Chupacabra no ayudó mucho. Además que era obvio que el personaje iba a volver tarde o temprano y que, si no estaba en la prisión, estaría con el siguiente grupo de supervivientes que se mostrase. Pese a esto, su vuelta es otro ingrediente positivo al capítulo y a la temporada, aunque si durante la temporada 1 estaba en contra de la mayoría de personajes, ahora que está junto al Gobernador sería incoherente que sintiese empatía hacia su ex-compañeros refugiados en la prisión.

Otro tema es su nueva extremidad, que a algunos ojos les puede parecer poco realista dado el tono que la serie quiere ofrecer. Pero no es nada comparado con Michonne, personaje directamente extraído del cómic homónimo sin haber sido adaptado lo más mínimo. Su presencia llega a incomodar, pues a veces desentona excesivamente respecto a los demás personajes y no es nada creíble. No me refiero a los dos caminantes encadenados y cercenados aunque si ningún capítulo contiene un cold opening  sobre la procedencia de Michonne y los caminantes, su presencia habrá sido un mero aliciente para ver la temporada. Me refiero al personaje en sí, que no está mal interpretado si no mal escrito, muy poco realista.

Sí, es una serie con muertos vivientes y la primera escena de Days gone bye sirvió para dejarlo claro y que nadie se echase atrás durante el capítulo. Pero cualquier historia en cualquier medio, tenga o no elementos fantásticos, tiene que tener coherencia, verosimilitud y otros factores planteados desde su inicio. No sirve de excusa que al tener muertos que se levantan ya puede suceder cualquier otra cosa y los personajes y situaciones pueden ser absurdos o contradictorios sin ningún problema.

Sobre Woodbury… Ocurre lo mismo que con otras localizaciones como la autopista o la granja: A no ser que esa fuera la intención, da la sensación de que solamente tienen barrida y controlada una calle de la ciudad en lugar de varias. Con lo que el control del Gobernador sobre todos los demás y el agradecimiento que tienen los ciudadanos hacia él pierde un poco de sentido si no se muestra todo el territorio que tiene bajo su poder. Por otro lado, en algunos momentos es demasiado idílica, haciendo fácil compartir la opinión de Michonne y no fiarse en absoluto de nada ni nadie ahí. Aún así, el mensaje de temer a los vivos queda del todo claro con la ejecución de los militares o la escena final con las cabezas sumergidas.

El Gobernador, cuyo nombre no importa, es la estrella del capítulo. Pese a ser originalmente un personaje tan pintoresco como Michonne, su adaptación a la pequeña pantalla ha sido más que acertada con un David Morrissey ofreciendo, probablemente, la mejor interpretación vista en la serie. Combinando un atractivo con una presencia que puede llegar a incomodar, será el personaje que esperaremos ver cada capítulo. Detalles como su doble faceta, que si se justifica puede dejar por los suelos a Rick y su modo de liderar un grupo, o su pasado familiar pueden dar para mucho a lo largo de la temporada (o temporadas).

Algo curioso ha sido que se retome el asunto de los muertos vivientes desde un punto de vista científico. Se agradece el detalle de que, como lo que se averiguó en el CDC sólo lo saben Rick y cía, otros grupos de supervivientes quieran investigar y saber sobre la infección. El entrometido Milton retoma el tema confirmando de nuevo lo que ya sabíamos y mostrándonos experimentos con los caminantes de Michonne. La cuestión es si, por una parte, todo esto va a ir a más y tendremos otra revelación o se aprovechará lo que se descubra. Y por otra, si es realmente necesario para la supervivencia y para la serie el conocer el origen de la infección.

Como adaptación, el guión toma elementos de los números 25, 26 y 27 y los adapta adecuadamente con Andrea y Michonne como protagonistas, además de mostrar un Gobernador (y Woodbury en general) inofensivo antes de revelar su condición de perturbado. Sería muy adecuado que los siguientes capítulos continuasen adaptando los demás números del arco argumentos La mejor defensa, pues eso haría que la historia avanzara a un ritmo acelerado en lugar de entretenerse o irse por las ramas. Además, se empezarían a mostrar en pantalla famosos eventos relevantes de la historia en sí.


Categorías: Sin categoría

71 comentarios

  1. […] 3×03 Walk With Me: Descubrimos el destino de Andrea al tiempo que bautizamos a la mujer negra con katana, Michonne, y conocemos al Gobernador, el gran villano de la tercera temporada, que dirige una ciudad amurallada en la que hacer “vida normal” es posible (Review) […]

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »