Review TWD: Vatos

Review TWD: Vatos

Tarde o temprano, algo tenía que pasar en The Walking Dead, y ese algo lo sabíamos todos. Lo intuíamos, por lo menos. Es normal, son muchos años viendo ficción, las normas suelen ser las mismas. Tres capítulos de presentación eran bagaje suficiente para que la cosa empezase a ponerse fea para quienes ya empezaban a ser personajes familiares. También lo intuía, de una manera ligeramente mística, Jim, el cavatumbas, todo un descubrimiento de este 1×04, de este Vatos que nos deja el corazón en un puño. Por cierto… que me preguntaba yo antes de ver el capítulo qué narices era eso de vatos, y cuando lo he terminado de ver me seguía preguntando lo mismo. Afortunadamente, ahí está internet para atajar mi persistente incultura: vatos es una palabra en jerga mexicana para decir hombre. Y dicho esto, entramos en materia

Algunas veces solemos recurrir en este blog a los símiles futbolísticos para explicarnos. A sabiendas que el fútbol no es del agrado de todos, hoy nos las vamos a dar de listos echando mano del ajedrez. Muy bien, Dani, di que sí, el ajedrez seguro que es del agrado de todos

A nadie se le escapa que el mundo de The Walking Dead bien podría ser un tablero gigante en el que las blancas (los humanos) y las negras (los walkers, los geeks, los zombis, vamos…) se disputan la victoria. Hilando un poco más fino, y siguiendo con los paralelismos, las blancas tendrían un ejército variado. Las torres, piezas fuertes y casi siempre decisivas, serían Rick, Shane o Daryl. A Glenn, por ejemplo, lo veo como un caballo, con sus impredecibles movimientos; no tan fuerte como ir de caza en solitario, pero perfecto a la hora de complementar otras piezas. Para el papel del alfil, afilado y discreto quizá, pero que no renuncia al ataque, tenemos a Andrea… sobre todo a la Andrea que veremos a partir de ahora, la que nace después del final del capítulo. Dale me encaja con la pieza del rey: algo me dice que este hombre es más que el decano del grupo… Nos faltaría una dama. La lógica apunta a Lori, pero lo cierto es que de momento no la veo para nada como la pieza más determinante del juego. ¿Las negras? Eso es más sencillo. Las negras son un pobladísimo ejército de peones. Piezas menores, sin valor individual, pero terribles en combinación. De las que no temen inmolarse y, ojo al premio, que son capaces de generar otra pieza si llegan al final. En argot ajedrecístico, coronar. En el caso de TWD, morderte…

Ya que estamos aquí, aprovechemos para enlazar con el final del capítulo. El ataque walker al campamento era ese algo que intuíamos, y que sucede como consecuencia de la despoblación de Atlanta. Con la ciudad en ruinas, los zombis se echan al monte en busca de carne fresca, cual manada de peones. Algunas de ellos llegan al final, coronan. Las víctimas más notables son Ed, el maltratador (que, la verdad, no sé por qué ha sido atacado, con la cara así parecía más zombi que alguno de los verdaderos zombis…), y Amy, la joven hermana de Andrea. Dramática escena la de Amy, que llevaba la cruz desde que ha dicho eso de voy a hacer un pis. Esa frase era poco menos que una condena, aunque tengo que reconocer que yo he metido la pata: pensé que quien llegaba en plan destroyer era Merle, y no los walkers. Buen truco ahí de los guionistas, que nos ponen el robo de la furgoneta como cebo para que pensemos que el peligro es el hermano de Daryl. Pero no, es aún peor. ¿Dónde está Merle? Es evidente que no ha ido en dirección al campamento, porque habiendo salido primero, y además motorizado, debería haber llegado mucho antes que Rick y compañía. Sabemos que ha logrado cauterizar su herida, así que no hay duda de que lo veremos antes de la finale.

A ver, que me dejo cosas… decíamos que Ed y Amy eran las principales víctimas. Lo de Ed… pues mira, qué quieres que te diga. Nos dio todo lo que nos tenía que dar en el anterior episodio y ahora su muerte abrirá tramas para su mujer. Respecto a Amy, varias cosas. Una, ¿soy el único que pensé que justo antes del final se levantaría convertida en zombi? Porque veamos… ¿cómo va el proceso? Morgan, el padre con que se topa Rick en el piloto, explica que su mujer pasó unas fiebres terribles antes de transformarse en walker, pero eso es porque la mordieron poco, sin desangrarla. ¿Qué pasa con Amy? Ella está muerta, ¿acaso no debería resucitar ipso facto? Si es así, ¿quién se atreverá a matarla? ¿O acaso la enterrarán antes de que reviva? Uf…

Más cosas: ¿no apostaríais a que hay alguien mordido? Yo veo claramente una trama en la que uno de los supervivientes ha sido infectado, y empezará a encontrarse mal en breve. Evidentemente, ocultará los síntomas al resto del grupo, blablablá. Es más, voto por Jim. ¿Lo compráis? ¿No? Rancios…

Las hermanas sin apellidoLas hermanas sin apellido

Y del final, puro caos, al principio. En algún lugar de Florida, hay un hombre, un zombi o un cadáver que puede presumir de buen padre. Es Mr. X, el padre de Andrea y Amy. Ellas abren este 1×04. Pocas veces había visto un episodio que comenzara con las emociones tan a flor de piel, especialmente si tenemos en cuenta que no usa a los protagonistas, sino a dos personajes de los que hasta ahora sabíamos más bien poco. Lo decíais, lo decíais… la historia humana. Definitivamente, The walking dead es una serie de quien habla.

Dale lo hace poco. Su hábitat natural es el techo de su RV (recreation vehicle, autocaravana en castellano, Cosas que aprendimos con Breaking Bad, capítulo dos), tan armado con el rifle como con los prismáticos. Dale, quien con cada sonrisa no sé si se me acerca más a Saruman o a Gandalf… Dale, que de vez en cuando tiene crazy eyes… Dale… Soy un pesado con este personaje, lo sé, y además seguro que los que habéis leído los cómics estaréis hartos de que siempre lo cite sin demasiado fundamento, vosotros que sabéis más de él. Pero es que hay algo en Dale que me desconcierta

Turno para el medio. El grueso del capítulo se centra en las aventuras de Los Cuatro (Rick, Glenn, Daryl y T-Dog), que van a la ciudad en busca de Merle y de las armas, o de las armas y de Merle, según se mire. Allí, en la azotea, encuentran una mano y un rastro de sangre que siguen. Detalle: ¿me lo ha parecido a mí, o vemos una segunda puerta que no tenía cadena? Si es así, ya me contarás por qué motivo no han accedido los walkers… El caso es que Los Cuatro dan primero con las armas que con Merle, pero cuando están a punto de hacerse con ellas, aparecen los problemas: un grupo desconocido, y bastante violento, se lleva a Glenn, dejándose olvidado a uno de los suyos. Por cierto: el plan de Glenn, el repartidor de pizzas súbitamente ascendido a estratega militar, no me parecía tan brillante, qué queréis que os diga…

Por el resto de esta trama intentaré pasar de puntillas. Bueno, en realidad, pasaré de puntillas. Y es que me da mucha pereza entrar a contar toda la escena del intercambio de prisioneros, la escalada de violencia… y la resolución, personificada en una anciana. Vamos a ver. ¿Cuál era el gran plan de Rick? ¿Contaba con la abuela? Porque si no llega a aparecer ella, ya me contarás. ¿Y el líder de los vatos? ¿Se puede cambiar más en menos tiempo? Si lo que querían mostrarnos era que la buena gente hace cosas malas, y no dudo que la intención era esa, desde luego que deberían haber escogido otra historia. Porque esta, sinceramente, ha chirriado muchísimo.

El caso es que, aun con unas cuantas armas menos de las previstas y sin
vehículo (¿no querían robar otro?), Rick y los suyos consiguen llegar al
campamento justo cuando las cosas están más fea. Pequeño flashback

Te lo cambioTe lo cambio

Jim está cavando tumbas. Para un newbie en el género zombi como yo, con un curriculum vitae tan tieso que apenas puedo exhibir 28 días después y su secuela, los walkers de TWD son terribles por un motivo: su inexorable lentitud. Lo de los peones que comentábamos antes. Los walkers son muchos y no se acaban. En un mundo así, en el que vives permanentemente con el pavor a morir sufriendo terriblemente devorado a mordiscos, en medio de la podredumbre, las tumbas de Jim cobran un sentido terrorífico. Son una bandera blanca. Un no nos hagamos ilusiones. Un ya basta. Un no quiero vivir con miedo. Aunque a él le pesan más los recuerdos que el miedo…

La figura de Jim era necesaria porque resquebraja la integridad del grupo de una manera maquiavélica. No es Merle, o Ed, o Daryl, pura fuerza bruta. No es Shane-Lori-Rick, el triángulo silencioso. No, es un decir sin decir nada. Me encanta la frase que le dicen mientras cava: “Estás asustando a los niños, Jim”. Sí. Pero a los mayores también. Y con toda la razón del mundo, porque sus premonitorias tumbas servirán, teóricamente, para dar reposo a las primeras bajas…

Amy, primera gran bajaAmy, primera gran baja


Categorías: Sin categoría

61 comentarios

  1. […] todos queríamos ver) ha optado por seguir un plan de rehenes que me recuerda irremediablemente a Vatos. Y aquí debo plantarme y decir ¿de verdad no han aprendido nada desde la primera temporada? […]

  2. […] 1×04 Vatos: La primera gran baja del grupo principal coincide con la marcha de Rick, Glenn, Daryl y T-Dog a la ciudad para buscar armas. También aparecen las primeras críticas a la credibilidad de algunas escenas… (Review) […]

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »