Review TWD: This sorrowful life

twd

Expiación. No sé si será la Semana Santa, pero el capítulo de esta semana, la antesala de la finale, ha estado llena de culpa, arrepentimiento, expiación y sacrificio. Viniendo de un capítulo como Prey, donde una persecución de diez minutos, aburrida y sin sentido era lo “mejor” del episodio, podemos decir que This sorrowful life ha salvado a The walking dead de la quema. ¿Por qué? Ahora os lo cuento…

¡Nueva reviewer a bordo: saluden a Meritxell Miret, la más rápida pistolera de Woodbury! ¡Review en martes!

  • Título: This sorrowful life (Esta triste vida)
  • Fecha de emisión: 24 de marzo de 2013

Con un previously lleno de imágenes de Merle, estaba claro que el hermano mayor de los Dixon iba a tener un protagonismo crucial en el episodio. Siendo el día de la esperada reunión entre el Gobernador y Rick donde Michonne sería la moneda de cambio, Rick busca aliados entre sus filas para llevar a cabo el intercambio secreto. Hershel no se siente cómodo con la decisión de entregar a la samurái de ébano y Daryl duda sobre ello, pero acaba aceptando la decisión de su líder. Aún así Rick necesita otro apoyo para poder dar ese paso y lo busca en Merle. Ya sabemos que Merle nunca ha sido santo de devoción para nadie, pero como él mismo dice, es el único que consigue hacer lo que se tiene que hacer, sobre todo si es trabajo sucio. A estas alturas del capítulo ya se puede oler que están buscando la redención del antipático personaje. Algo que sería mucho más fácil si no hubiera sido la mano derecha del Gobernador. Aún así, y sorprendentemente, los habitantes de la prisión parecen haber asimilado su presencia bastante bien. Excepto por Glenn, que aún sigue resentido por su encuentro en Woodbury. Así se lo hace saber a Daryl, que busca en un intento fallido algún tipo de reconciliación.

Mientras tanto, Rick busca cables para atar a Michonne, tal y como le ha aconsejado Merle. Y ha sido una de esas escenas que más allá de lo obvio estaba llena de simbolismo. Con la voz de Hershel de fondo recitando pasajes de la Biblia junto a sus hijas, Rick se ata un cable a su muñeca, bajo un sol de justicia (con esas cigarras cric que te cric), viendo a una Lori embarazada que parece mirarle con ojos de reprobación. ¿Podrá Rick entregar a Michonne? Hershel predica como si no hubiera un mañana sintiéndose cómplice de la traición planeada. ¿Podrán cargar con esa culpa? Rick se ha atado ese cable con tanta fuerza que casi podías ver como se flagelaba por la decisión que había tomado. Y además mintiendo a los demás habitantes de la prisión. Tengo que decir que aunque las apariciones de Lori me suelen parecer cansinas, aquí, por fin, les he encontrado un sentido. Ya no era la muestra burda de que Rick había perdido la cabeza, era la conciencia culpable del susodicho. Normal que entonces se arrepienta.

twd-1

Pero claro, Merle es mucho Merle y viendo desde lejos que Rick se iba a rajar a última hora, ha preparado una trampa para Michonne y hacer eso que nadie se atreve a hacer. Aquí entramos en la parte que más ha sobresalido del episodio. Personajes como no-abro-la-boca-soy-más-seca-que-un-palo Michonne y paleto-no-se-lo-que-hago-pero-lo-hago Merle han compartido caminata y conversación sobre oportunidades perdidas, sobre cómo han llegado hasta ahí y cuál era su destino. Una buena manera de mostrar el camino de redención de Merle. Alguien “normal” que desde que empezó todo ha matado a 16 personas. ¿Por qué? ¿Por quién? ¿Y cómo justificarlo? ¿Cómo cargar con ese peso? Merle lo achaca a su “maldad”, a ser un cabronazo sin sentimientos, pero como muy bien dice Michonne (sí amigos, Michonne habla): quien es malo realmente, no siente nada. Y Merle, entregando a Michonne está haciendo lo que cree mejor para el grupo, ése al que dice que solo quiere pertenecer por estar con su hermano. Al final, lo que nos redime siempre acaba siendo el amor. El amor a la familia, a los amigos, a uno mismo. Pero amor al fin y al cabo.

Mientras tanto en la cárcel, Glenn le pide la mano de Maggie a Hershel, que parece encantado con la noticia. Saca un anillo de una Walker de buen ver y se lo propone de una manera sencilla y real (no hubiera aguantado verle arrodillado, ese mundo de fantasía ha acabado hace mucho). Maggie, con ese mono espacial sacado de alguna película de los setenta, acepta. Bodorrio a la vista (si es que sobreviven al ataque del Gobernador).

twd-2

Volviendo a Merle y Michonne y después de darse cuenta de que ambos son extraños en el grupo, Merle libera a Michonne y se dirige hacia un destino incierto. Aquí tengo que decir que imaginé una misión suicida de Merle, sobre todo cuando vi que paraba a tomarse un güisquito en el coche con la música a todo trapo. Que por cierto, telita con la escena de la alarma del coche. Parece ser que los cráneos de los caminantes son pulpa de melón. No está mal que sean un poco más blanditos que los normales, ya que están en descomposición, pero de ahí a que con un pisotón puedas hacer mosto hay un trecho. Total, que Merle acelera en su camino hacia el perdón y como ha decidido que no se puede volver atrás, prepara una trampa improvisada que si hubiera sido compartida con guerreros como Daryl o Michonne seguramente habría acabado con el Gobernador. Pero así es Merle, un bala perdida, la oveja negra, el antihéroe que se gana el cielo por una última acción benevolente. Con tipos así, toda esta guerra cansina que no acaba de llegar se habría solucionado en una tarde.

Ya en el tramo final del episodio hemos podido comprobar una vez más la psicopatía del Gobernador, sus ansias de venganza, su frío corazón. Podría haber acabado limpiamente con Merle, pero lo castiga a algo peor. La muerte en vida. Ver a alguien como Daryl Dixon encontrándose con el zombi de su hermano, cómo toda su coraza, toda su hombría desaparece, se rompe y hace lo que tiene que hacer no ha tenido precio. A millones de mujeres les debe haber explotado el útero al comprobar que Daryl además de tener carisma, ser mejor padre que Rick y ser más duro que Chuck Norris… ¡llora! Otra cosa son los movimientos de Merle transformado, que eran más bien pésimos, aunque la caracterización fuera buenísima…

twd-3

Finalmente, Rick confiesa ante todos el plan original de vender a Michonne y cambia el discurso que había llevado durante toda la temporada. Él no es su Gobernador. Algo que estaba claro: Rick continuaba siendo el líder, no porque lo mereciera, sino porque ningún otro se atrevía a ocupar su puesto. Pero vaya, es lo que tiene The Walking Dead, cosas que parecen obvias para los espectadores son inexistentes para los personajes. Michonne vuelve por su propio pie a la cárcel y el episodio acaba sin que veamos si Daryl vuelve o no, si Rick y los suyos están listos para una batalla inminente (va a ser que no, las defensas que preparan son pésimas), si el Gobernador vuelve a Woodbury o se dirige directamente a la cárcel… Algo que descubriremos en una finale donde lo único seguro es que Daryl va a tener más motivación para acabar con el Gobernador.

Nota del autor
3.5
Vuestra nota
Review TWD: This sorrowful life
4.2 (83.14%) 70 votes

Categorías: Reviews The Walking Dead Etiquetas: , , ,

66 comentarios

  1. […] 3×15 This Sorrowful Life: Culpa, arrepentimiento, expiación y sacrificio en un capítulo en el que Michonne y Merle, los dos extraños del grupo, plantan cara al Gobernador (Review) […]

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »