Review TWD: The suicide king

1

Tras un parón más largo de lo habitual, The walking dead retoma su tercera temporada con otra tanda de ocho capítulos. La prisión y Woodbury siguen siendo los escenarios principales y la única novedad son los nuevos personajes presentados en Made to suffer, de modo que la serie continua sin ningún cambio relevante. Pese a ser una mid-season premiere, The suicide king sigue el ritmo establecido y avanza en todas sus tramas, aunque no tan deprisa como en otros capítulos.

Como si de una telenovela se tratase (no va con segundas), el capítulo empieza justo donde lo dejó el anterior y, con las necesarias elipsis, casi transcurre a tiempo real y vemos la madrugada y la mañana tras el caótico tiroteo en Woodbury. Dejando a un lado la escena de apertura, en The suicide king sólo han sucedido tres acontecimientos importantes para el desarrollo de cada trama.

Daryl y Merle se van juntos abandonando cualquier tipo de grupo. Tras su reencuentro, esto se puede aprovechar bastante para empezar a redimir al personaje de Merle o, al contrario, para llevar de nuevo a Daryl hacia el lado oscuro debido al rechazo -justificado- de Rick hacia su hermano. Quizás esto no suceda y simplemente tengamos a los hermanos Dixon ausentes durante algunos capítulos, pero sería bastante absurdo tras haber esperado tanto para reunirles. Aunque también es posible que en el siguiente capítulo aparezcan o en Woodbury, poco probable, o en la cárcel, lo más probable; a no ser que descubramos una tercera localización para ambos.

La actitud del Gobernador, que mediante el no hacer nada ha provocado que los habitantes de Woodbury, tiradores incluidos, confíen ahora en Andrea, es un tanto incoherente. Tras su pelea contra Michonne, el asesinato de su hija caminante, el tiroteo en la ciudad y la huida de los Dixon gracias a Rick, es comprensible que su enfado y odio aumenten, algo que se utilizará para intensificar su rivalidad con Rick.

Pero lo que no cuadra es su repentina falta de fe en Woodbury e ignorar lo que pueda suceder ahí, pues tampoco ha sucedido algo que devenga en ello. Está más que claro que su relación sentimental con Andrea es una de las cosas más fallidas de la temporada, sobretodo porque definitivamente no ha sido necesario que ambos practicaran sexo para finalmente entenderse a medias el uno al otro.

2

En la prisión ha tocado la parte más aburrida. Tanto antes como después de llegar Rick, Glenn, Maggie y Michonne, casi nada de lo sucedido ha sido relevante. La desconfianza hacia Tyreese y su grupo y cómo se sienten estos ya se nos mostró en el capítulo anterior, por lo tanto todas las escenas relativas a estos nuevos personajes son completamente desechables.

Las conversaciones de Hershel o Beth no lo son del todo, pues aunque no aporten nada al conjunto nos acercan un poco más a ambos personajes y sus relaciones con Glenn o Carol se aprecian más. Se agradece, pues desde que escaparon de la granja y pasaron a formar parte del grupo, sólo habían tenido diálogos de relleno entre escena y escena.

No es hasta el final del capítulo que nuestra atención aumenta debido a la segunda visión de Rick. Si en el capítulo anterior fue Shane a lo Wolverine, ahora ha visto a Lori como si fuese un fantasma de Hamlet. Creo que está bastante claro que a partir de ahora todos los supervivientes refugiados en la cárcel, Carl incluido, dudarán de su liderazgo y confiarán sus vidas en alguien más. Alguien con la destreza de Glenn y la inteligencia de Hershel: Tyreese. Si esto se cumple, lo ideal sería que transcurriera a lo largo de más de un capítulo, pues acabamos de ver como todavía le cerraban bajo llave junto a su gente.

3

Uno de los aspectos a destacar del capítulo han sido los efectos especiales, el maquillaje de los muertos. Personalmente, hacía capítulos que no tenía la sensación de que estos estuviesen realmente podridos. Primeros planos de caminantes como el que entra en Woodbury por el hueco que deja Rick recuerdan a los inicios de la serie, cuando los no muertos llegaban a incomodar si estaban mucho tiempo en pantalla. Una pequeña escena, que a un servidor le asustó y que es bastante útil para mostrar la frustración de Glenn tras lo acontecido a Maggie en Woodbury, habrá saciado a aquellos ansiosos por ver un poco de gore.

En conclusión, esta mid-season premiere no ha llegado a ser un capítulo de relleno o de transición gracias a su escena inicial y a los tres eventos que se han destacado. Pero ha estado cerca de ello y asusta imaginar que esta segunda mitad de temporada se asemeje a la temporada pasada. Pero Glen Mazzara seguirá ejerciendo de showrunner hasta la season finale y lo más probable es que siga el ritmo que The walking dead mantiene desde Seed.

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review TWD: The suicide king
3.3 (66.1%) 82 votes

Categorías: Reviews The Walking Dead Etiquetas: , , ,

56 comentarios

  1. […] 3×09 The Suicide King: Daryl y Merle inician su aventura en solitario, mientras el Gobernador parece darse por vencido y Andrea se hace con el control de la ciudad (Review) […]

  2. […] necesario darle un tirón de orejas, en especial por el poco convicente Made to Suffer, el discreto The Suicide King y por el 90% de Home, del que podemos rescatar la parte final, que saca a la serie del temido y […]

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »