Review TWD: Sick

Sick continua directamente donde terminó Seed y la acción solo transcurre en la cárcel, dejando la trama de Andrea y Michonne para el siguiente capítulo. La entrega de The walking dead de esta semana se ha centrado en la supervivencia pura y dura y ha demostrado hasta dónde es capaz de llegar Rick para proteger al grupo.

En lugar de estirar de manera absurda la pequeña trama de los prisioneros, en un sólo capítulo se ha zanjado el asunto y el posible peligro ha quedado erradicado. Los cinco personajes podrían haber dado mucho más de sí, cierto, pero siendo realistas, hubiese sido muy poco creíble una convivencia pacífica entre los protagonistas y los presos. De manera que, del mismo modo que Rick se deshizo sin miramientos de los miembros de otro grupo de supervivientes (¿El que veremos la semana que viene?) en Nebraska, aquí tampoco se lo ha pensado dos veces y su instinto de supervivencia le ha hecho actuar.

Probablemente ha obrado bien, pues a estas alturas no es plan de bajar la guardia y menos con un grupo de personas totalmente desconocidas que han estado diez meses recluidos en una cafetería. Entrar en asuntos de verosimilitud respecto al hecho de aguantar tanto tiempo con los suministros de la prisión es innecesario, pero no hubiese estado mal que, en lugar de hacer hincapié en el asunto de la comida, se hubiese otorgado importancia al cambio que puede sufrir una persona -sobretodo un preso- encerrada tanto tiempo con otras cuatro y sin tener la menor idea de qué está ocurriendo. Pero quizás por algo quedan dos de ellos a los que seguramente volveremos a ver.

Seed pasa a ser otro de los capítulos violentos y con bastante gore, racha que dudo que se mantenga durante mucho tiempo más. Aunque esto también puede suponer un problema y provocar tremendos errores de raccord como, por ejemplo, nada más comenzar el capítulo, pasar de tener una horda de caminantes tras una puerta a tener solamente uno. Sí, son solo detalles, pero el diablo está en los detalles y cosas así pueden hacer que la serie pierda verosimilitud. Ciertas cosas pueden pasarse por alto, pero otras como esta, graves errores de continuación, desprestigian bastante todo el conjunto.

La situación de Hershel quizás haya enseñado que no es un personaje que importe mucho, aunque puesto a hablar sobre ello, pocos personajes se han ganado la simpatía del espectador. Esto es algo importante, pues que una serie tenga tanto éxito y éste no sea debido a los personajes principales es algo tanto positivo como negativo. Si Hershel hubiese muerto, probablemente sólo habría afectado a Maggie y a Beth y la mayoría de espectadores quedarían indiferentes. Al sobrevivir, seguimos teniendo a aquel anciano que la temporada pasada no cesaba en repetir lo mismo y que apenas aportó nada al arco argumental de la granja. Nada más.

Pero si nos fuesen quitando a todos los personajes principales, ¿nos importaría? Si la respuesta es no, ¿por qué tantos millones de personas, nosotros incluidos  seguimos viendo la serie? Por cierto, no sé si alguien recuerda que Beth tenía un novio, Jimmy, que fue devorado vivo en la season finale Beside the dying fire. Lo menciono porque ella no parece recordarlo. Y para aquellos que tanto se cuestionaban por qué cantó en el capítulo de la semana pasada, resulta que la actriz que la interpreta también es cantante.

Carol ya empieza a practicar con cadáveres la cesárea que quiere hacerle a Lori cuando ésta dé a luz. La escena podría haber sido una delicia gore, pero en lugar de eso, ha sido utilizada para mostrarnos que alguien la ve. O sea, que alguien ya sabe que el grupo se refugia en la prisión. Probablemente sea uno de los nexos de unión entre la trama de la cárcel y la de Andrea y Michonne. O quizás solamente sea un personaje que ronda por ahí y de juego para un capítulo de relleno. El hecho es que Carol es ahora la enfermera del grupo, algo bastante útil, aunque en ningún momento hemos llegado a ver cómo Hershel le enseñó todo lo que ya sabe.

Respecto a adaptación, el capítulo sólo adapta eventos de un número de los cómics, poco en comparación con Sick. Aún así, casi cada escena de lo que llevamos de temporada es relevante y esto se agradece muchísimo. Los temas tratados -supervivencia y protección- se manifiestan mucho mejor que en capítulos anteriores, aunque sigue pareciendo extraño que los muertos vivientes hayan dejado de ser la amenaza principal. Una baja importante a manos de ellos sería útil pero, por lo visto, fight the dead fear the living es el tagline de la temporada, de modo que durante varios capítulos los caminantes serán simplemente carne de cañón.

Un último detalle a mencionar es que, de momento, ni el bloque de celdas ni la prisión en sí han sido mostrados como un escenario claustrofóbico. Debido al hecho que no son presos de verdad, pueden salir al exterior en cualquier momento o a algún pasillo como el de la última escena. Pero si, en teoría, uno de los temas de la temporada es que los supervivientes se encierran y aíslan del mundo exterior, no es algo que se vea reflejado en nada en particular ni se perciba en general.

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review TWD: Sick
4.2 (84%) 5 votes

Categorías: Reviews The Walking Dead Etiquetas: , , ,

86 comentarios

  1. […] 3×02 Sick: Rick y los demás no tardan en descubrir que no todos los reclusos son de fiar, aunque la cárcel sí parece proporcionarles la seguridad que ansían (Review) […]

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »