Review TWD: Secrets

Mama, Shawn, Sr. y Sra. Fischer, Lacey y Duncan. Así es como los habitantes de la granja llaman, literalmente, a los muertos vivientes. Y es que para ellos no son ni muertos, ni zombies, ni caminantes, ni resucitados, ni nada por el estilo. Son personas. Esa es la gran diferencia entre los dos grupos de supervivientes cuyos caminos se cruzaron hace un par de semanas. También podríamos habernos enterado de esto hace un par de semanas, pero la serie se toma su tiempo. Por eso las reviews tardan en aparecer, es un paralelismo que hago. En fin, al lío.

Con Secrets se han puesto las pilas. En casi cada escena ha ocurrido algo relevante y se han ido perfilando algunos personajes como Andrea y Lori. Crucemos los dedos para que en el último capítulo antes del parón ocurra una de esas cosas que, inevitablemente, desencadena una serie de eventos que revitalizan una serie. Pero de momento toca comentar ciertas cosillas de este capítulo.

Han pasado cosas. Pero esta vez, cosas que han movido a casi todos los protagonistas un paso hacia adelante. Glenn está comenzando a pasar de ser el pringado del grupo a tener más confianza en sí mismo gracias a Maggie. Dale ha querido poner un poco de orden en tanto embrollo. Le ha dicho a Lori lo que necesitaba oír y a Shane lo que no quería oír. De modo que ambos también se han espabilado: la primera finalmente se ha deshecho de todos sus secretos mientras que, el otro, estrecha lazos con Andrea. Incluso Carl ha dado un paso adelante queriendo aprender a disparar en lugar de desarrollar un lógico y previsible miedo hacia las armas.

De modo que bien, bien. Hemos tenido una de cal y también otra de arena. Ha habido una pequeña ración de caminantes que, me enorgullece decir, no ha sido para nada gratuita. En pocos minutos (y gracias a Shane) Andrea ha conseguido superarse a sí misma y perfeccionar aún más su mortífera puntería. El detalle –y el problema- está en el peligro de que comience a disfrutar agujereando cabezas a balazos. Véase la sonrisa que se le dibujó al disparar a Daryl, por ejemplo.

Pero ni por asomo la serie ha mejorado de sopetón de un capítulo a otro, no. Ojalá… pero no. Seguimos con pequeños detalles que pueden hacer incómodo el visionado del episodio. Que Shane, por ejemplo, diga que tiene una nueva pista de Sophia y solamente se lleve a Andrea. Puede parecer una tontería pero me gustaría saber qué pista es esa o por qué sólo se lleva a Andrea. Pero la respuesta llega pronto: para poder tener esa escena que roza la fantasía adolescente con la autoestopista que aprieta el paquete del conductor.

A esa escena se refería Ausiello con sexo sucio y caliente. No tengo nada en contra de este tipo de escenas. Y menos cuando se atisba algo en ellas, a diferencia aquello que hicieron Glenn y Maggie por primera vez en la farmacia… Pero que no me hagan sonar el claxon del coche cuando después intentan hacer el menor ruido posible por eso de que los sonidos fuertes y estridentes atraen a los caminantes. A excepción de eso, la escena está justificada desde hace capítulos y ya tenemos otro secreto más en el saco. Eso sí, a Dale (que según Glee, es mayor y sabe cosas) no se le escapa ni una.

Por otro lado, se respira una tranquilidad ligeramente extraña. The walking dead, en teoría, es realista (no hacen falta comentarios sobre que es una serie ambientada en un mundo post-apocalíptico lleno de muertos vivientes, gracias). Pero aún así hay lapsos de tiempo un tanto raros. El hecho de que estén constantemente a las afueras de la granja, haciendo comida y tal, mientras los demás están dentro, nadie se habla, Hershel repite una y otra vez que se vayan yendo y se sabe el secretito del granero provoca una sensación rara de continuidad. Y la continuidad es algo sumamente importante en cualquier historia de supervivencia. Por ejemplo, y sin que nadie me tire piedras, en Lost se podían contar los días que pasaban y qué ocurría en cada uno de ellos. Hacia el final de la serie, cuando los días no se podían contar tan fácilmente, algo fallaba. Aquí, eso está ocurriendo casi desde el principio.

De modo que, a las puertas de la mid-season finale, podríamos resumir todo lo ocurrido en lo que llevamos de temporada en pocas líneas. Es un hecho indiscutible que la serie, actualmente, apenas despierta interés o curiosidad. A cada semana va perdiendo más seguidores y se pierde la fe en ella. Digo que es un hecho basándome en: uno, los comentarios de las reviews y dos, conversaciones con todas las personas que conozco que siguen la serie. Evidentemente, también están los que la defienden semana a semana. Razones tienen: la calidad de The walking dead a nivel de producción se mantiene. Aunque si todo el conjunto mejora, genial. Si la cosa sigue igual… dependerá de cada uno seguir viéndola o no, porque vamos a tener ración semanal de muertos hasta marzo o abril de 2013 (con sus parones y demás). Pero si esto va a peor no habrá quien lo salve. Por toda esta diversidad de opiniones estás invitado/a tanto a comentar la serie aquí abajo como a entrar en el foro y escribir todo lo que se te antoje. En unos días, la review de Pretty much dead already.


Categorías: Sin categoría

38 comentarios

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »