Review TWD: Killer within

The walking dead continua su racha y, de momento y para el bien de todos, no nos ha deleitado con un deleznable capítulo de relleno. A diferencia de en la temporada pasada, en esta los sucesos cada vez ocurren más deprisa y sin dejar mucho tiempo, ni a los personajes ni al espectador, para asumir lo que ocurre. No hay paz para los malvados. Para muestra, Killer within.

Lori ha muerto. T-Dog también. Y Andrew. Probablemente la importancia de cada uno debería ir de mayor a menor, pero el único problema del capítulo es que las tres muertes importan por igual. Andrew, previsiblemente, iba a morir a manos de Oscar, uno de los personajes más honestos visto en la serie. T-Dog, al ser un personaje que nunca aportaba nada desde su primera aparición, también iba a morir. Las continuas e inevitables bromas sobre cuánto estaba tardando en caer en manos de caminantes han hecho que, en lugar de dar lástima al sacrificarse por Carol, su muerte sea casi celebrada. Y Lori, personaje principal, nos ha sorprendido a todos con su repentino parto y posterior muerte. Pero aún así y debido a todas las acciones del personajes durante la temporada pasada, no sirven miraditas ni pequeñas charlas con Rick: Lori no despertaba simpatía y su muerte solamente ha conseguido un efecto sorpresa.

Evidentemente da lástima, pero personalmente no creo que dé la suficiente ni la intencionada a no ser que seas madre y hayas sentido empatía repentina al ver a Lori derramando lágrimas por Carl y su hijo nonato. Otro tema es que un sacrificio casi siempre queda bien en pantalla, pero la decisión rápida que toma Lori probablemente no haya sido la más inteligente. Obviamente casi ninguna madre preferirá su vida a la de su hijo y probablemente dé la suya para que éste (o ésta) viva.

Pero dadas las condiciones, en un escenario postapocalíptico, distópico, en el que los muertos se levantan para devorar a los vivos, no existe sociedad alguna y, entre otras muchas cosas, la comida escasea… Quizás no haya actuado correctamente. Ha dejado a su marido, líder de su grupo de supervivientes, viudo y sin apoyo sentimental. A su hijo, que en cualquier momento disparará su arma contra un vivo. Y a su recién nacido, para el cual habrá que buscar alimento constantemente, además que cada vez que llore atraerá a los caminantes. Pero lo dicho, no sería nada fácil ser racional en un momento así y si lo hubiese sido, quizás habrían muerto tanto ella como el bebé.

Comentado todo esto, el capítulo en sí ha estado bastante bien, sobre todo combinando escenas de acción con escenas de diálogos. Eso sí, prácticamente todas las primeras transcurren en la prisión y las segundas en Woodbury. Hay numerosos detalles en cuanto a relaciones entre personajes: Daryl encuentra el pañuelo de Carol en el suelo (cuando no vemos cómo se le cae), probablemente irá a buscarla y no parará hasta encontrarla. Beth le sonríe otra vez a Carl, confirmando que podrá haber algo -raro- entre ambos. El Gobernador se acerca demasiado a Andrea y aunque ésta se echa hacia atrás hay cierta tensión entre ambos. Y Maggie y Glenn… pues eso.

El asesino interior que da título al capítulo pueden ser muchísimos de los personajes. No todos, claro, pero además de Andrew, que en el fondo era la única opción acerca del misterioso observador de Carol, hay otros asesinos interiores. El bebé de Lori, por muy triste que sea admitirlo, lo es. Maggie y Carl, que son los que han matado y rematado a Lori, también podrían serlo. Y yéndonos hasta Woodbury, el Gobernador y prácticamente todos sus secuaces también sobre asesinos dentro de la ciudad. Pero obviamente hace referencia principal a Andrew y, en segundo término, al hijo de Lori.

Si en otros capítulos las interpretaciones de algunos actores provocaban la risa, aquí se consigue todo lo contrario, pues la reacción de Rick ante la ausencia de su mujer es de las más realistas vistas en la serie. Un “¡Nooooooo!” de rodillas mirando al cielo hubiese sido patético, pero aquí tenemos a un padre que ni siquiera sabe qué decir a su hijo y termina por desmoronarse. Y puede parecer que Carl es soso y su reacción no es nada creíble, de no ser porque mediante un flashback a la temporada pasada se nos recuerda el inicio del cambio del personaje. Primero vio caer a Sophia, su única compañera de edad cercana a la suya. Después tuvo que rematar a Shane, que le protegió durante meses. Y ahora ha disparado -sospechosamente fuera de plano- a bocajarro a su madre antes que se levantara siendo algo horrible. Carl está cambiando, que no madurando.

Un detalle a tener en cuenta es que, debido a que Walk with me nos sacó de la prisión durante una semana, cuesta un poco darse cuenta que los supervivientes solamente han pasado una noche en las celdas. La idea de Rick sobre refugiarse y asentarse en la cárcel de momento no ha dado nada positivo a cambio, con la excepción de la obtención de suministros para muchos días.

Ya que The walking dead es una adaptación nunca dejaré de hablar de ella como tal. Y sobre ello hay que decir que el ritmo de adaptación se mantiene desde la season finale. Algo muy destacable ya que, a pesar de haber cambiado numerosos sucesos y el orden en que transcurren, a estas alturas se podría confirmar que la temporada tiene toda la pinta de abarcar todos los arcos argumentales comprendidos entre los tomos del 3 al 8 (De hecho, la mid-season finale lleva como título el del tomo 8). Esto conllevaría a no tener ningún capítulo de relleno, ni siquiera de transición, factor que da muchos puntos a esta temporada 3 que con solamente cuatro capítulos parecer ser la mejor hasta la fecha.

En el ecuador de esta media temporada, sólo cabe esperar que todo siga tal y como está ahora: La calidad técnica sigue siendo la misma, deja un pelín que desear (se pueden contar los numerosos errores de raccord o iluminación) pero se compensa con elementos tan característicos y enriquecedores como el sonido o un montaje que permite ver claramente lo que sucede durante las escenas de acción. Algunos personajes se están yendo de repente y otros empiezan a evolucionar correctamente sin muchas incoherencias por en medio. Y si vuelve a haber otro capítulo cuya acción solo se sitúe en Woodbury no habría muchas quejas. Eso sí, Michonne debería actuar ya, porque si no tanto Andrea como ella entrarán en el saco de personajes cuyas acciones no tienen mucho sentido.

Nota del autor
3.5
Vuestra nota
Review TWD: Killer within
4.4 (87.93%) 179 votes

Categorías: Reviews The Walking Dead Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »