Review TWD: Judge, jury, executioner

Juez, jurado y verdugo. Esos han sido los tres papeles que, aparentemente, le han tocado a Rick. O los ha escogido él mismo, depende de cómo se vea. La cuestión es que ninguno de ellos lo ha podido cumplir correctamente, hecho que pondrá en duda su capacidad de liderazgo desde el punto de vista de los demás supervivientes. El capítulo de esta semana, una vez más, contiene un poco de todo lo que últimamente gusta y/o disgusta…

Hace algunos meses se anunció que uno de los actores que entró en la serie gracias a Frank Darabont se iría de ésta hacia el final de temporada. Los candidatos eran Lauren Holden, Jeffrey DeMunn y Melissa Suzanne McBride. Andrea, Dale y Carol, respectivamente. La respuesta ya la tenemos: Dale. La baja de este capítulo ha sido totalmente inesperada o, por lo menos, su destino. Un servidor apostaba por la marcha del personaje, indignado, de la granja y su separación voluntaria del grupo, demostrando una vez más el proceso de deshumanización que sufren los protagonistas poco a poco.

Pero la cosa ha ido a más y ha sido Carl, muy involuntariamente, el que ha provocado por cuenta y mediante un pequeño efecto mariposa la muerte de Dale. Punto a favor por el final imprevisible del personaje, ya que muchos hubieran apostado por Shane como ejecutor en lugar de un caminante que, sin poder morderle, le ha provocado una muerte más dolorosa que las habituales desgarrándole el vientre.

Todo esto ha dejado de lado durante los minutos finales el que ha sido el hilo conductor de Judge, jury, executioner: Randall. La situación se ha planteado desde un ángulo muy ambiguo. Fiándose o no del chico, éste podría haber matado a Rick, Glenn o Hershel durante los acontecimientos de Triggerfinger. De hecho, el tema de que si existe o no un grupo mayor en el cual hay desde supuestos niños a posibles violadores tiene toda la pinta de ser algo a tener en cuenta para la siguiente temporada. ¿Nadie ha imaginado al Gobernador liderando dicho grupo? Pero bueno, vamos a lo que vamos. Es cierto tanto lo que argumenta Dale como lo que piensa Shane. El único problema es que dadas las circunstancias, es casi imposible encontrar una solución racional que no perjudique o a uno mismo o al grupo en sí.

De modo que entre que unos prefieren olvidarse del tema, otros están de acuerdo y una rara Andrea cambia de decisión en el último momento (y en vano), se procede a la ejecución. Y mientras llevaban a Randall al famoso granero, Rick, Shane y Daryl han cobrado la imagen de tres personas desconocidas y peligrosas que no han dudado en matar a alguien que, en un mundo en que tendrían que haber alianzas más que nunca, resulta aparentemente peligroso. Incluso Carl, que esperaba que pusiera la guinda final al capítulo disparando al chaval mientras todos estaban pendientes de Dale, ha pedido a su padre que lo matase a sangre fría.

Tras el pequeño repaso a lo sucedido, tocan otros puntos. Como en muchos otros episodios, ha habido un solo muerto viviente. O, al menos, un solo muerto viviente podrido. Porque cada vez es más obvio que, si hay que explicar de qué trata The walking dead (que no de qué va), la respuesta no sería de supervivencia, si no del por qué de la supervivencia. ¿Por qué querer sobrevivir a un mundo así? ¿Para qué? El mejor ejemplo fue lo que se planteó Beth en 18 miles out. De modo que, poco a poco y como Rick dice en un excelente monólogo del cómic homónimo, ellos son los muertos vivientes.

Pero lo dicho. Solo hemos tenido a un zombie. Se le puede dar importancia o no, pero creo que ya está definitivamente claro que ellos son el contexto de la serie. El problema es que también son el aliciente para verla. Así que es lógico que alguien que no ve más allá se queje de la ausencia o poca cantidad de éstos. Aún así, el único que ha habido ha tenido una relevancia muy grande, tanto para Carl y su desarrollo (al que ni Lori ni Rick prestan mucha atención) como, evidentemente, para Dale. Greg Nicotero, gran profesional en maquillaje y efectos especiales y que ya dirigió Torn apart, ha dirigido este capítulo. Por eso resulta irónico que solamente veamos una de sus obras (además del buey), pero el trabajo empleado en ella merece numerosos primeros planos.

Otro aspecto a destacar ha sido el guión. El capítulo ha tenido una curiosa estructura. Desde la primera escena, amaneciendo, hasta la última, ya de noche, la fotografía ha sido clave y ha ido reflejando la situación en la granja. Una pequeña cuenta atrás sobretodo para un desesperado Dale en la que, cuando el contador ha llegado a cero, su tiempo en esta era demencial ha terminado. En cuanto su esperanza se ha desvanecido, justo antes de la puesta de Sol, ha muerto. Tal vez el por qué de esto sea que, en el fondo, se equivocaba. Se tiene que ser frío e irracional si uno quiere sobrevivir. Evidentemente, no tendría por qué morir sí o sí al separarse del grupo. Pero la injusticia es algo presente diariamente.

Todo esto esta visto desde un punto de optimismo hacia la serie. Siendo pesimista se podría decir que uno de los mejores personajes que en el cómic ha dado mucho de sí y que ayudaba a mantener a flote la serie se ha ido de esta de manera injusta. La culpa, si es que existe, vendría a ser una vez más de los directivos de AMC al echar, en cierto modo, a Darabont de su propia producción. Decisión que poco a poco ha ido cambiando la serie. Pero por lo menos, los guionistas han sabido darlo un final no muy digno, pero con un pequeño porqué. A un capítulo de la season finale, The walking dead se ha alejado del camino que parecía que iba a tomar y se mantiene en algo sin muchos altibajos y que se puede llegar a disfrutar. Si uno sabe cómo, claro.


Categorías: Sin categoría

124 comentarios

  1. […] 2×11 Judge, Jury, Executioner: Rick se convierte en juez, jurado y verdugo. Toca despedirse de uno de los personajes que nos acompañan desde el principio de la serie. ¡Gracias, Carl! (Review) […]

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »