Review TWD: Days gone bye

Review TWD: Days gone bye

Descorchamos The Walking Dead en Bharma, un escenario idóneo. La serie de AMC no despertó tanto grito, abucheo o suspiro como un capítulo de Lost, pero la sensación general es que la gente se fue contenta. Leídos los primeros comentarios por aquí, más de lo mismo: se ha estrenado con buen pie. La audiencia tampoco engaña: 5,3 millones de espectadores, la mejor premiere en la historia de la AMC. ¿Qué nos ha parecido a nosotros? Veamos…

El gran problema de las series de género es que, obviamente, te tiene que gustar mínimamente el género. A priori no me declaro en absoluto fan del mundillo zombi: lo encuentro limitado, repetitivo e incluso cansino. Siempre visto desde la distancia y la ignorancia, que quede claro, porque no he visto una peli clásica de zombis en mi vida. Pero oye, como que me da mucha pereza… Reconozco que mi primer acercamiento al género vino con 28 días después, y me gustó. Mucho. Supongo que los más puristas os tiraréis de los pelos, que esos no son zombis sino infectados (respeto máximo a Enjuto…). Luego vino Zombieland, pero aquello era parodia y no cuenta. Y a la tercera, The walking dead. Pasaremos de puntillas por el tema de las comparaciones: es evidente que los inicios de TWD y 28 días después son muy similares; de modo que no le daremos más vueltas. Sólo diré que la película tiene un arranque mucho más impactante que la serie con esas escenas de un Londres completamente desierto.

Cuando hablo de arranque no tengo en cuenta esos cuatro primeros minutos de cold opening que nos llevan ya de cabeza al apocalipsis zombi, disparo a niña mediante. Ese primer teaser sirve para meternos en la cabeza una idea que nos va a acompañar durante toda la serie: o ellos o tú. O matas o mueres. Por mucho que el enemigo sea una niña… Una escena que brilla especialmente por las expresiones del actor, Andrew Lincoln, cuando descubre que tiene ante sí un zombi. No por la sorpresa, claro, ni mucho menos, porque está claro que a las alturas de esa escena Rick ya sabe de qué va la cosa… sencillamente, guarda la esperanza de que no todo esté zombificado.

TWD es la historia de Rick Grimes, un poli con problemas domésticos que recibe un disparo, es hospitalizado y despierta en medio del caos. Bueno, en realidad caos no es la palabra adecuada, pero ya me entendéis… Lentamente irá viendo la desolación que reina en las calles, y al poco serán los Jones (el padre Morgan, el hijo Duane), unos supervivientes, quienes le acojan y le expliquen lo que ha pasado. Nos queda por ver exactamente cómo se ha originado todo, pero tiempo al tiempo… supongo. Efectivamente, no he leído el cómic.

No es tan fácil...No es tan fácil…

Morgan le cuenta a Rick que en Atlanta hay supervivientes, en campamentos organizados y protegidos por el ejército. Y el poli, debidamente armado tras saquear la oficina del sheriff, pone rumbo a la capital de la Coca-Cola con la idea de buscar a su mujer, Lori, y su hijo, Carl. Allí, claro, no encontrará lo que espera, sino que se topará con una metrópolis prácticamente tomada por los muertos vivientes, los walkers, como los llama Morgan. Eso sí: antes de llegar a Atlanta, durante unos segundos, capta una transmisión que resulta ser de un minicampamento en el que, oh sopresa, no sólo están Lori y Carl sino también Shane, su compañero de trabajo y supuestamente mejor amigo. En un giro que no sorprendió a nadie, Shane y Lori se besan de lo lindo, enlanzando así con esa escena inicial en la que Rick y su colega hablaban sobre mujeres, hombres y viceversa. Por previsible que sea, el triángulo amoroso que se forma aquí nos dará mucho jugo, así que de momento vamos a respetarlo…

La historia de este 1×01 no ha ido mucho más allá de las presentaciones, y casi ni eso: una buena ración de Grimes y poco más. Se ha detenido bastante en las emociones, y creo que es un gran acierto. Prefiero conocer primero a Rick y ver a través de él su mundo, que no un piloto con media docena larga de personajes. Ahí TWD acierta. Es el polo opuesto, por ejemplo, a lo que vimos en el estreno de The Event. A cada serie le conviene lo suyo.

Morgan también me ha gustado, por la historia de su mujer. La verdad es que a los Jones no les doy demasiado recorrido: el padre está demasiado afectado por la muerte de su mujer como para seguir adelante. Si no ha aprovechado la presencia de Rick para ir a Atlanta, no saldrá de su casa hasta que acabe lo que pretende hacer. Y eso, sinceramente, lo veo complicado. Una trama cruda pero acertada, especialmente por ese montaje paralelo en el que veíamos a Morgan apuntar con su rifle de francotirador, y a Rick avanzar hacia la chica a medias (perdón, no se me ocurre otra manera de describirla) para poner fin a su sufrimiento.

Qué mal rolloQué mal rollo

Volviendo al debate del género, TWD nos devuelve a los zombis clásicos: lentos e incansables. A priori parecen más controlables que los bolts de 28 días después, pero lo cierto es que en cantidad asustan. Mucho. La parte final del capítulo es una manera de meternos el corazón en un puño (pobre caballo…) y de dejar claro lo que quizá no parecía evidente durante los minutos anteriores: que estos walkers son muy peligrosos.

El piloto cierra con una escena en la que se plasma la desesperación de Rick. Nuestro prota está abatido y medita usar la pistola para algo diferente que cepillarse zombis. Sobre la bocina, una voz salvadora que proviene de la radio del tanque… ¿quién será? Es evidente que se trata de alguien que está cerca, porque ha contemplado lo sucedido y sabe que Grimes está dentro del carro de combate. Por tanto, debería ser un grupo diferente al de Lori y compañía, a menos que estos hagan incursiones en la ciudad en busca de alimentos o similares.

Hasta aquí el 1×01 de The walking dead. ¿Sinceramente? Una buena hora de televisión, bien hecha, bien realizada, en la que se nota que hay calidad tras la cámara. Con el aval que le supone un gran cómic detrás, TWD promete. Ahora bien… como hora de televisión, como carta de presentación, no podemos decir que nos haya sorprendido o conquistado. Yo no me quité en casi ningún momento la sensación de esto ya lo he visto, y aunque ya sabemos que las comparaciones son odiosas no es menos cierto que son inevitables.

Bad move, Grimes...Bad move, Grimes…

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review TWD: Days gone bye
4.1 (82.86%) 7 votes

Categorías: Reviews Series The Walking Dead Etiquetas: , , ,

101 comentarios

  1. […] 1×01 Days Gone Bye: Introducción al apocalipsis de la mano de Rick Grimes, un policía que despierta en un hospital cuando el caos ya se ha apoderado de todos los rincones del mundo. Cerca de Grimes, un asentamiento humano trata de sobrevivir alejado de la ciudad. (Review) […]

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »