Review TWD: Arrow on the doorpost

1

Hablando se solucionan las cosas. Pero, ¿qué pasa cuando, por mucho que se hable, no se está diciendo nada? ¿Qué ocurre si sólo tienes una oportunidad para aclarar algo y la desaprovechas? En Arrow on the doorpost hemos visto eso y, por desgracia, poco más. Ante los dos últimos capítulos de la temporada, que prometen bastante, éste ha sido el peor de todos.

¡Abrimos y cerramos el día con zombies! ¡Disculpen el retraso!

Aquello que tanto quería Andrea en I ain’t a Judas y que llegaba a generar una interesante paralelismo con muchas situaciones actuales ha terminado sucediendo. A pesar que lo que haya dado lugar a ello ha sucedido entre capítulo y capítulo, se sobreentiende durante los primeros minutos de Arrow on the doorpost qué es lo que ha pasado y qué va a pasar. Puede desconcertar pero en seguida genera interés.

Un interés que se desmorona poco a poco mientras Rick y el Gobernador comparten diálogos vacíos en los que solamente destacan unas pocas frases. Algo que podría haber durado de cinco a diez minutos y ser una escena que provocase tensión ha sido medio capítulo que provoca aburrimiento. Poco se puede decir de la reunión entre los líderes de ambos grupos. Rick actúa de manera lógica, pero las acciones del Gobernador siguen sin estar justificadas y Andrea vuelve a ejercer de mujer florero.

2

En realidad, lo más interesante del capítulo ha sido lo que ha pasado mientras tenía lugar esa conversación. Daryl, Hershel, Milton y Martínez son meros soldados que, en el fondo, no están del todo de acuerdo con las órdenes que reciben y les gustaría encontrarse en otra situación mucho menos conflictiva. Pero dichas órdenes las reciben de personas a las cuales respetan y por las cuales han sido protegidos, de modo que no cuestionan nada y ejercen lo que se les ha dicho. La conversación entre Martínez y Daryl, con la historia del primero, es el mejor ejemplo de ésto y hasta ha tenido ecos del cine bélico más clásico.

La conclusión de esto es que sin Rick y/o el Gobernador por en medio, ambos grupos podrían unirse y cooperar contra la amenaza que cada vez se infravalora más. De modo que está bastante clara la causa de todo esto: una rivalidad a nivel personal que está arrastrando a decenas de personas. El Gobernador quiere a Michonne debido a la exagerada venganza que ésta se tomó por su cuenta. Lo mejor de todo es que Rick se empieza a dar cuenta de todo esto y de que podría solucionar el conflicto en pocos minutos. Pero, una vez más, lo hablado durante minutos se desmorona con absurdas palabras del Gobernador e incoherentes asentimientos de Andrea.

En la prisión hemos tenido más de lo mismo y apenas ha avanzado ninguna trama. Se ha hecho hincapié, de nuevo, en que cada personaje sigue teniendo su opinión pero, a excepción de Merle, todos respetan a Rick a pesar que éste estuviese delirando pocos días antes. Bastante curioso, la verdad sea dicha.

3

La escena sexual entre Glenn y Maggie no ha podido ser gratuita ya que en The walking dead la mayoría de escenas como esa están ahí con un propósito. Que ese propósito se consiga o no ya es otro asunto, pero no sería raro que en la season finale -o incluso antes- algunos de los dos tenga un final trágico o, quizás, todo lo contrario…

En conclusión, Arrow on the doorpost ha sido el capítulo más flojo de toda la tercera temporada en todos los aspectos: diálogos, acción, narrativa e incluso gore. Pese a dar pie a una guerra prácticamente confirmada, todo el episodio aburre y sí, provoca ganas de ver el siguiente para obtener un poco de acción y avance en la trama principal, pero si para ello hay que estar cuarenta minutos sin ver nada nuevo, hay que plantearse si merece la pena o no.

Nota del autor
2
Vuestra nota
Review TWD: Arrow on the doorpost
2.7 (54.63%) 67 votes

Categorías: Reviews The Walking Dead Etiquetas: , , ,

54 comentarios

  1. […] 3×13 Arrow on the Doorstep: La negociación entre el Gobernador y Rick acaba sin tregua, lo que condena a los grupos a una guerra inminente (Review) […]

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »