Review TWD: 18 miles out

¡Aaarg! ¡Bluf! ¡Pang! ¡Pong! ¡Eeerg! ¡Hmphf! ¡Ough! ¡Dish! ¡Bang! ¡Uuugh! ¡Nooo! ¡Ooorg! ¡Mpfff! ¡Haaa! Y no sé si me dejo alguna onomatopeya para describir a 18 miles out, el capítulo de este semana, dotado de grandes demostraciones de la virilidad masculina y de los mejores ejemplos de la lógica femenina. Si fuera hombre me hubiese molestado personalmente la parte de Rick y Shane y, si fuera mujer, estaría bastante descontento con las palabras de Lori. Y aunque esto último desconcierte… ¡dentro review!

Cerrada la trama del granero (¡Sí! ¡Como mi apellido! ¡Jaja!), The walking dead se embarca en la recta final de la temporada. Dicha recta está teniendo como base la rivalidad entre los machos alfa Rick y Shane y el absurdo problema del chavalillo con la pierna agujereada. Habiendo dejado más que claro en la review de Triggerfinger que la simpatía que la mayoría de espectadores sienten hacia los personajes es casi nula, nos queda un capítulo en que dos personas se zurran y perdonan constantemente, como si hubiéramos visto dos o tres sábados seguidos en la vida de un cani. Como aderezo, de fondo, ha tocado el eterno debate sobre el suicidio y sobre si hay que dejar o no que una persona elija si quiere vivir o no.

Destaca el hecho que el cold opening (escena previa a los títulos de crédito) sea un flashforward en la acción del capítulo. Pero si tuviera alguna intención narrativa o alguna especie de truco, sería un punto a favor. Sin embargo, no deja de ser algo para que no se cambie de canal nada más comenzar a ver el capítulo y así asegurar el visionado de éste por completo al prometer acción y zombies.

Toda la confrontación entre Rick y Shane llega a ser casi absurda. Rick, que ha sido el ejemplo de serenidad y calma durante todo lo que llevamos de serie, ha comenzado a actuar en contra de sus principios solamente por las palabras de Lori. De manera que aunque las cosas se hablen, hay que revolcarse por el suelo durante unos minutos para dejar claro el asunto. Personalmente, siempre he detestado ese tipo de peleas dentro de la ficción. Aun así, parece ser la más adecuada para mostrar cuán primitivos se pueden volver dos hombres para proteger la manada y llevar a la hembra al lecho.

Y si a alguien no le ha parecido absurdo (que no es sinónimo de malo) todo esto, es innegable que desde el punto de vista del chico de la pierna agujereada (no recuerdo su nombre, culpadme) la cosa roza el sin sentido. Entre palizas, tortura musical, amenazas de muerte, zombies por aquí, zombies por allá y dos tipos dándose mamporrazos en el suelo, me parece excesivamente raro que quiera que le lleven con él. Por no hablar del hecho de dar a entender que sabe donde está la granja al decir que conoce a Maggie. Evidentemente, ha firmado una sentencia al decir eso. De modo que seguimos teniendo personajes estúpidos que actúan de manera estúpida para tener más chicha para los capítulos restantes.

De vuelta a la granja, Lori y Andrea se ven involucradas en un pequeño drama familiar cuando Beth muestra intenciones de suicidio. Lo correcto e incorrecto depende de nuestro punto de vista, pero más o menos es Andrea la que hace lo más adecuado dada la situación: dejarlo a su elección. Ella ya sabe que si alguien no quiere vivir, no duerme con un cuchillo o se provoca pequeños cortes, si no que se suicida sin pensárselo dos veces. Aún así, Lori echa pestes de ella antes, durante y después del problema. La guinda del pastel la pone cuando dice, entre otras cosas, que las mujeres deberían estar en la casa ya que los hombres ya pasan todo el día afuera, protegiéndolas, y que ella no hace absolutamente nada estando cada día en el techo de la caravana además de tomar el Sol.

Habiendo dejado claro los pros y contras de dichas tramas, también debe mencionarse el mal montaje que han sufrido. En algunas ocasiones, saltábamos de la granja a la ciudad habiendo visto tan sólo un minuto de cada, haciendo imposible sentir el caos que rodeaba a Shane, por ejemplo.

Otro de los detalles del capítulo es el caminante (nunca mejor dicho) que Shane ve antes y después de su pelea cani. Las interpretaciones que puede tener son muy diversas, pero lo único que uno ha notado es que siempre iba hacia la misma dirección que ellos en coche, de manera que el último minuto del capítulo podría sugerir que, poco a poco, los muertos van a ir yendo hacia la granja para, tal y como dijo Beth, destrozar el lugar y matarlos a todos. O eso o los zombies están aprendiendo a cruzar la calle para ir de un prado al de enfrente. Si alguien ve algo diferente en dichas escenas, ¡que hable ahora!

Poco más que decir sobre este capítulo. Se echa en falta la presencia de Dale, Daryl o Carol, que desaparecen de vez en cuando sin ningún por qué determinado. También es obvio que por mucho que Shane y Rick hayan hecho las paces, ha sido simplemente para poder llevar la acción de nueva a la granja y continuar la semana que viene con lo mismo de siempre. ¿O es justificable el consultar con la almohada si se mata o no a una persona?

Nota del autor
2
Vuestra nota
Review TWD: 18 miles out
3 (60%) 4 votes

Categorías: Reviews The Walking Dead Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »