Review TVD: The Sun Also Rises

Review TVD: The Sun Also Rises

Normalmente escojo una imagen para la cabecera de las reviews relacionadas con los hechos más importantes del capítulo. Podría haber escogido cualquier otra, alguna del sacrificio, alguna de Elena vestida de negro (por cierto muy guapa ella)… Para gustos colores, dicen. Pero he elegido la que veis encima de esta entradilla porque así es como lo veo yo, es decir, al margen de lo ocurrido en este capítulo, Damon será el protagonista de la season finale y eso significa la imagen, que con él nos vamos hacia el final de una apasionante segunda temporada, además de con Stefan, Alaric, Bonnie… Pero sin Jenna. ¿Vemos primero lo ocurrido en este penúltimo episodio de la temporada? Pues dadle a Seguir Leyendo.

Una de las cosas positivas de las series que llevo en este blog, Community y The Vampire Diaries, es que casi nunca tienes que escribir sobre la muerte de uno de los protagonistas, sobretodo en el caso de la primera. Pero en el episodio de esta semana ha ocurrido precisamente eso, han muerto dos personajes, sobretodo uno de ellos más importante que el otro. Hablo de Jenna y John. Si amigos, la pobre Jenna ha caído víctima del maldito sacrificio. Y no sólo eso ha salido mal, sino algo más. Y es que el final del capítulo de la semana pasada no era muy alentador, con Matt y Caroline atrapados en la jaula, acechados por Tyler convertido en hombre lobo, Damon descubriendo que había sido mordido por el primogénito de los Lockwood y, sobretodo, la terrible imagen de ver a Jenna que acabaría convirtiéndose en vampiro. Antes de entrar en materia hablaré de los tres primeros, Matt, Caroline y Tyler. Claro, el estar atrapados dentro de una jaula siendo perseguidos por un lobo no gusta a nadie. Y menos a Matt, que el pobre no está acostumbrado a meterse en estos berenjenales. Así que, para escapar de allí, dispara a Tyler para dejarle aturdido y así poder huir. Él y Caroline se refugian en la casa de los Lockwood, esperando a que su amigo vuelva a convertirse en una persona normal y corriente. No tarda mucho en aparecer, y le dejan que descanse. Pero para Matt, los acontecimientos de ese día son demasiado abrumadores para él, ya que está acostumbrado a llevar una vida normal, sin seres sobrenaturales que te persiguen y todo ese tipo de cosas divertidas que a todos nosotros, fieles seguidores, nos gusta ver. Así que termina por irse, y deja a Caroline con Tyler, los cuales, como había anticipado yo en la review anterior, puede que haya algo entre ellos pronto, más que amistad. Por lo menos me alegro que no hayan sido ellos las piezas del sacrificio que ha llevado a cabo Klaus.

No hay una descripción disponibleAquí hay rollito, ¿verdad?

Porque Klaus ha llevado a cabo el sacrificio. Con todas las piezas: Jules como hombre lobo, Jenna como vampiro y la doble, Elena. Pero que por intentarlo que no sea. Y en eso de intentar y de sacrificarse por los demás se lleva la palma Stefan. El hermano menor de los Salvatore, al descubrir por Damon que Jenna sería la sacrificada lo ha tenido claro: él debía ocupar el lugar de ella. Ya me pareció extraño que en el capítulo anterior no hiciera nada para evitar el sacrificio, pero tenía claro que no se iba a quedar de brazos cruzados en este capítulo. A todo esto Klaus, en el transcurso del sacrificio, mata primero a Jules. No es que me dé excesiva pena su muerte, ya que no me cayó bien desde el principio. Además, si tengo que escoger entre ella y Tyler para que fuera el sacrificado, está claro con quién me quedo. Imagino que vosotros también. Entretanto, Bonnie, John y Jeremy buscan entre los grimorios y los diarios de Jonathan Gilbert, la forma de devolver a la vida a Elena sin que se convierta en vampiresa. Y dan con la manera, mediante un hechizo que mantiene intacta el alma del hijo/a dando como moneda de cambio el alma del padre/madre. John lo tiene claro, y lo llevará a cabo hasta sus últimas consecuencias. Y el resto del grupo, es decir, Damon, Elijah y Bonnie, se ponen en marcha para acabar de una vez por todas con el maldito Klaus.

No hay una descripción disponibleA por él chicos

Mira que lo he pensado. Mira que me he dicho a mi mismo que era un malpensado. Que Elijah estaba de nuestra parte, he pensado, que ha dado su palabra de acabar con Klaus. Esa escena con Stefan en la que le pregunta si es un hombre de palabra, honorable, me ha abierto la duda. Y dicen que piensa mal y acertarás. Pues eso. Total, que el intento de Stefan por ponerse en el lugar de Jenna, no ha dado resultado, pues Klaus lo ha noqueado en un santiamén, y claro, a la tía de Elena no ha tenido más remedio que ser la sacrificada. Por lo menos ha luchado hasta el final, tratando de acabar con la bruja, Greta. Pero no ha sido suficiente. Klaus consigue matarla y así completar dos partes del sacrificio. No me ha gustado que muriera Jenna. No así. No se merece un final tan cruel. Por lo menos me hubiera convencido si con su sacrificio logran acabar con Klaus. Pero va a ser que no. Tenemos ya dos muertas, falta la doble. Y así sucede. El original más poderoso de todos los tiempos completa así el sacrificio y consigue lo que quería, ser un híbrido. Es que ya este juega en otra liga, porque a ver como matas al amigo. A todo esto, ¿y Bonnie y el resto dónde está? Ahora llegan, en el momento justo para terminar el trabajo. La bruja lanza todo su poder, y justo cuando más debilitado está, Elijah debe rematar. Pero Klaus le convence de lo contrario, diciéndole que los cuerpos de su familia, todos aquellos que él había matado siglos atrás, están a salvo. Y el tonto del bote va y se lo cree. Conclusión: un híbrido de hombre lobo y vampiro anda suelto por el mundo, y con él va su hermanito querido. Desde luego, los humanos podemos ser a veces ingenuos, muchas veces a decir verdad, pero lo vampiros tampoco se quedan atrás. ¿Cuántos de vosotros creéis que lo dicho por Klaus es cierto? Porque alguien en su situación diría lo que fuera para salvar el pellejo. En fin, menudo marrón les espera a nuestros protagonistas.

No hay una descripción disponibleUn auténtico híbrido, una bestia parda de la naturaleza

Ahora falta saber si el hechizo realizado por Bonnie hacia John ha surtido efecto. Y así resulta, ya que Elena vuelve a la vida como humana, y su padre muere sacrificándose por su hija. Y de ahí al final del capítulo puede que haya sido lo más emotivo que ha aparecido en The Vampire Diaries esta temporada. El funeral de ambos, de Jenna y John, la emotiva carta de despedida del padre de Elena, el dolor de todos nuestros protagonistas, y la sorpresa de Stefan al descubrir que su hermano está a punto de morir. El que haya sido tan sólo un mordisco menor, hace que se alargue el proceso de, y la excusa que necesitan los guionistas para alargar el suspense con la posible muerte de Damon hasta la season finale. Veremos a ver si son capaces de encontrar una cura para el mayor de los Salvatore, que me imagino que así será, porque dudo mucho que la serie continúe sin él.

Finalizando, si me hubieran dicho que la temporada se acababa con este capítulo me lo hubiera creído, ya que tiene todos los ingredientes para ello: muertes, tensión continua, emotividad… Pero claro, está todo el tema de Damon que eso deja aún una trama muy interesante para cerrar la temporada, una temporada que ha sido y está siendo brillante y genial, y no espero menos de la season finale, que seguro que no dejará a nadie indiferente, y mucho me temo además que la cerrarán con un chifflanger. Ya veremos, de momento a esperar el capítulo y la review de final de temporada. ¡Nos vemos!


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »