Review TVD: The Sacrifice

Review TVD: The Sacrifice

Y volvió The Vampire Diaries, con un capítulo a la altura de lo que viene siendo la temporada, un muy buen capítulo. Con este título, seguro que la mayoría pensasteis que Elena tendría algo que ver con ello; bueno en parte si, pero en realidad es otro personaje el que realiza ese sacrificio. ¿Queréis descubrir quién es? Pasad y lo averiguaréis.

Una pregunta rápida: ¿os dais cuenta que en 10 capítulos que llevamos, nuestros protagonistas han realizado más planes que en toda la anterior temporada? A lo mejor exagero pero esa impresión me da. Otro ejemplo de ello es que a Stefan y Damon se les ocurre un nuevo plan para quitarle la piedra lunar a Katherine, pero Elena se niega a que lo realicen. Yo entiendo a Elena, siempre quedándose en segundo plano y todos los demás arriesgándose por ella, mientras queda apartada de la acción, como en el 2×06, Masquerade, dónde el resto de la pandilla orquestra un plan también dejándola de lado. Pero esta vez ella también tiene un plan.

Mientras, en el instituto, Bonnie y Luka cada vez son más amigos, y éste le enseña un truco para no tener que cargar con tanto cuándo realice un hechizo: conectarse con otro bruj@ mediante el intercambio de objetos personales. Un método que le estará a punto de salirle caro al nuevo habitante de Mystic Falls, cunado la bruja realice el hechizo para romper el sello de la tumba. Otra pareja de protagonistas, en la que de momento no hay relación sentimental, son Caroline y Tyler. Digo de momento porque soy bastante malpensado en esto de las relaciones en las series y, aunque sólo se están ayudando debido a la inminente transformación de Tyler, nunca se sabe.

¿Habrá algo más?¿Habrá algo más?

Como decía antes, Elena también forma su propio plan, en el que intervendrá Rose. Ella le llevará hasta Slater, para conseguir más información de la piedra lunar y Klaus. Mientras, en casa de los Salvatore, se perfilan los últimos detalles del plan, un plan a priori bastante bueno, que consiste en que Bonnie deshaga el hechizo de la tumba y así puedan entrar y inmovilizar a Katherine utilizando armas de Alaric y hechizos el tiempo suficiente para sacar la piedra lunar. ¿Buen plan no? Pues todos los planes tienen puntos débiles y fallos, en esta ocasión el fallo se llama Jeremy Gilbert. El joven, sabiendo que Bonnie últimamente se había encontrado débil, decide él mismo entrar en la tumba y así evitar que la bruja se perjudique más. Las tonterías que se hacen por amor, ¿a que sí? Pero esta es un poco más peligrosa, porque involucra a una vampiresa de más de 500 años. Y claro no puede salir bien la idea. Él logra sacar la piedra, pero no tiene el tiempo suficiente para salir de la tumba y Katherine lo captura y recupera fuerzas a su costa. Repito, la de tonterías que se hacen por amor.

Ay, chaval...Ay, chaval…

Volviendo con Elena, ella y Rose llegan a casa de Slater y se encuentran con el pastel, es decir, el cadáver del vampiro. Además, se encuentran con su novia, aterrorizada por el descubrimiento. En principio, la misión ha sido un fracaso, ya que el disco duro y Slater están muertos, pero gracias a la novia, descubren que guardaba la información en otro disco duro, con contraseña (¿Kristen Stewart? ¿En serio?). Así, descubren el teléfono de un contacto que podría tener información de Klaus, por lo que Elena le pide a la novia de Slater que le llame y le diga que la doble está viva y dispuesta a entregarse. Y si, éste era el plan desde el principio, entregarse para evitar que alguno de sus seres queridos salga herido. Lo que no sabe ella es que, mientras ella se entregaba, su hermano estaba siendo herido, y de que manera, por Katherine. Rose llama inmediatamente a Damon, para informarle de la situación, que sale pitando hacia allá, mientras Stefan y Bonnie tratan de sacar a Jeremy de la tumba.

A parte de Klaus, Elijah también busca a Elena, y la encuentra, mediante un hechizo realizado por el padre de Luka, que le permite averiguar dónde está. Así que en el piso de Slater en un momento se monta una situación un tanto extraña: comienza con la llegada de Damon, tratando de llevarse a Elena e impedir que se entregue; después llegan los sicarios de Klaus y a continuación Elijah, quién no duda en matarlos; además Rose sale pitando. Es comprensible, 500 años huyendo no va a cambiar ahora ¿no? Pero aquí viene lo extraño, Elijah no se lleva a Elena ni mata a Damon. Es como si Elijah y Klaus no estuvieran del mismo bando, o algo así me ha parecido entender, no sé, me da esa sensación. A todo esto, en la tumba, Bonnie no es capaz de romper el hechizo, y Jeremy está ya en las últimas, así que sólo queda una opción: Stefan entra y saca al joven, dando así sentido al título del capítulo, sacrificándose.

Vaya marrónVaya marrón

Al llegar al pueblo Elena se entera de la noticia, y se dirige a la tumba para ver a Stefan, pero Damon la obliga a irse, ya que no quiere ponerla en peligro. Stefan, además le pide que la proteja y la cuide. La frase de Katherine para cerrar el capítulo creo que resume bastante bien lo que pensamos todos al verlo: “Lo que acabas de hacer es el error más grande que has cometido” Opino lo mismo, e imagino que muchos de vosotros también. Ya veremos en que queda, y preparémonos para el próximo, que será el último de este año 2010.


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »