Review TVD: The Originals

Care 2.0

No nos andemos con rodeos. El backdoor pilot de los Mikaelson parece haber sido un éxito total y CW ya ha dado luz verde para que en otoño tengamos ración de vampiros originales. ¿Qué me ha parecido a mí? Bueno, debo reconocer que tengo el corazón dividido. En general, ha sido un episodio totalmente diferente a TVD, hemos podido disfrutar de lo que parece un ambiente más adulto y sombrío. Pero por otro lado, han pecado de uno de los giros de guión que más odio en el mundo vampírico. ¿Podéis adivinar de cúal se trata?

El episodio se abre y se cierra con el trinomio Stefan, Damon y Elena. Mientras que en el opening Katherine se pasa por la casa de los Salvatore para dar la buena nueva (Klaus se ha ido a New Orleans), en el cierre, los hermanos deciden darle lo suyo a una Elena muerta de hambre y encerrada en las mazmorras. Escenas que no han servido más que para recordarnos que esto todavía era un episodio de The Vampire Diaries. Para el caso, podrían haberles dado el día libre a los actores, la verdad.

Porque lo cierto es que la historia, como buen backdoor pilot, se ha centrado en la familia original. O mejor dicho, en Klaus. Aparece en New Orleans como Pedro por su casa buscando a Jean-Anne Deveraux (intenta decir Jean-Anne tres veces seguidas, ya verás que risas), la bruja que supuestamente está tramando algo contra él. Encuentra una New Orleans dominada por su otrora protegido Marcel (Charles Michael Davis, al que también podemos ver en Anatomía de Grey), que además de ser el rey la ciudad, canta como los ángeles en sus ratos libres. Resulta que aquí el muchacho lleva una centuria de mano de hierro en la ciudad, con hordas de vampiros a su servicio, conviviendo tan ricamente con los humanos y prohibiendo la magia en su totalidad. Se puede oler a millas de distancia que algo oculta el rey sonriente.

Lo que parece una reunión amistosa y amable entre maestro jedi y joven padawan pronto se convierte en una tensión palpable cuando Marcel ejecuta a Jean-Anne sin que Klaus pueda saber qué quería la bruja. Klaus es seguido por dos esbirros de Marcel al intentar hablar con Sophie, otra bruja que sufre en silencio. Es salvada por Elijah, el temible, el elegante, el guerrero que arranca corazones sin despeinarse. Hacía tiempo que no se le veía esa faceta suya. Y me ha gustado. Aunque hay poca cosa que haga Elijah que me disguste… Bueno, en realidad, ha habido una. Ha abandonado a Katerina, a la que hace un episodio juraba amor eterno, en menos de lo que tardas en decir supercalifragilisticuespialidoso. Muy mal Elijah. Resulta que Katerina envía a Klaus a New Orleans para que vosotros dos podáis estar finalmente juntos y vas tú y le dices que nanai de la china, que te vas a cuidar de tu hermano, ése que nunca te ha dejado ser feliz y te lleva de cabeza desde el principio de los tiempos. Y es que lo que no se pueda hacer por la familia…

The Originals

Que se lo pregunten a Rebekah, la rubia original, que no quiere ni oir hablar de la posibilidad de mudarse al French Quarter. ¿Por qué debería hacerlo? Nunca han sido una familia de verdad, como muy bien dice, no son más que tres individuos que no comparten más que la misma sangre. Pero por otro lado, ¿qué le espera en Mystic Falls? ¿Una prom tras otra? ¿Jugar a ser humana? ¿Vivir en un pueblo en el que se le odia? Está más que claro (y confirmado) que Rebekah se mudará a New Orleans, aunque sólo sea para cambiar pañales. Que una cosa es odiar a tu hermano y otra es resistirse a ser la tía del bebé milagro por excelencia.

Y aquí es cuando toda la credibilidad, buen gusto, buena fotografía, personajes más o menos bien encontrados que han convertido a este piloto en interesante, se van al traste. ¿Recordáis a Hayley, esa mujer loba que traicionó a Tyler y se acostó con Klaus? ¿Ese personaje que nadaba entre el odio y la indiferencia de la audiencia? Pues redoble de tambores para ella, porque le ha tocado el gordo. Lleva en su vientre el fruto de su noche loca con Klaus. Toma ya. Bienvenidos a Dos vampiros y medio. ¿Por qué, Julie Plec, por qué? Y no, no me vale la excusa mágica. Vampiros. Muertos. Lo diré una vez más. Vampiros. Muertos. Y no me vengáis con que es un híbrido. En la mayoría de los casos, los híbridos son estériles. Y apartando las razones “biológicas” del género fantástico, este arco argumental me recuerda demasiado a Connor, el hijo de Angel, o el caso más reciente, Renesmee, de la saga Crepúsculo. ¿Será híbrido, como papá? ¿Será lobo, como mamá? ¿Crecerá a ritmo normal? ¿Estará destinado a cambiar el destino del mundo? Cierto es que la revelación me sorprendió. Pero para mal. Klaus no necesita un crío con un personaje de segunda para redimirse. No no no. Después de esa escena, no pude ver el capítulo con los mismos ojos.

la madre de la criatura

Ante tal aluvión de novedades, Klaus no hace más que agobiarse y enfrentarse a Marcel. Su protegido le ha superado en todo, ha conseguido todo lo que él siempre ha querido. Respeto, lealtad, familia, poder. Y no puede permitírselo. Klaus nació para ser rey. Y junto a un más que predispuesto Elijah, se quedará en New Orleans para conseguirlo. Aunque eso signifique ser papá y alejarse de su querida Caroline. Aunque no será por rubias, ya que nos han presentado a Care 2.0, la humana Camille, que poco más ha hecho que mostrarnos la dañada psique del híbrido, con sus luces y sus sombras, con su lucha continua por el control de su monstruo interior.

Mikaelson

Una propuesta interesante, con mucho gancho en un par de arcos (¿Qué pasa con las brujas? ¿Por qué Marcel prohíbe la magia? ¿Podrá Elijah redimir a su hermano? ¿Vencerá Klaus a Marcel?), con un tono mucho más adulto que TVD (desde la edad media de los personajes, al escenario) que flojea y se desinfla cuando se acerca a la paternidad del híbrido original. Veremos qué nos depara una serie ampliamente deseada y esperada por el fandom, que debe su existencia al maravilloso trabajo actoral de Joseph Morgan como Klaus. Nos esperan grandes momentos entre Elijah y Klaus, unos hermanos disfuncionales que no tienen nada que envidiar a los Salvatore. Habrá que ver también cómo afecta esta fuga de talento a The Vampire Diaries y a Mystic Falls. Siendo más que necesario que los Originales tuvieran arcos propios más interesantes que prestar vestidos para bailes de instituto, habrá que esperar para saber si la serie madre se resiente o no. Cierto es que ésta cuarta temporada de TVD está siendo la más irregular de todas, con un backdoor pilot a tres episodios de la finale que nada tiene que aportar al arco de la misma y que no ayuda a la cohesión de la trama.

O mucho se espabilan en Mystic Falls o mucho me temo que The Originals los va a arrasar la temporada que viene.

Nota del autor
3.5
Vuestra nota
Review TVD: The Originals
4 (80.91%) 22 votes

Categorías: Reviews The Vampire Diaries Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »