Review TVD: The New Deal & Our Town

Lo primero y más importante: mis más sinceras disculpas. He estado un mes de exámenes, y también entretanto las fiestas y demás. Sé que estábais esperando las reviews de vuestras series favoritas (si algún lector de Community ve esto, que sepáis que la review del 3×10 no tardará en llegar), y lamento la tardanza, pero lo importante es que ya está aquí la review de los dos capítulos de The Vampire Diaries después del parón de casi dos meses con el que nos dejó la serie. Así que sin más dilación, vamos a ver qué nos han ofrecido los habitantes de Mystic Falls estas dos semanas anteriores.

Lo que marca este regreso es, entre otras cosas, la no intención de Klaus de abandonar el pueblo de origen de nuestros protagonistas, aunque como bien le dice a Stefan en uno de los episodios, “Yo ya estaba aquí antes”. Eso no se lo voy a discutir, porque tiene razón más que nada. Pero el problema es que con él tiene a su ejército de híbridos repartidos por toda la ciudad, y eso no les gusta ni un pelo a nuestros protagonistas, y menos a Stefan, pero ya hablaré después de él, que hay para rato. Entre los híbridos está Tyler, que no forma parte de su ejército, pero quiera él o no, está sometido a la voluntad de su creador, que no es otro que nuestro original favorito. Prueba de ello la tuvimos en el último episodio, donde Caroline era el objetivo marcado por Klaus a causa de las acciones de Stefan, y Tyler el encargado de poner fin a su vida. Pese a los intentos del joven Lockwood, mientras besa a Caroline, la acaba mordiendo, y eso provoca que la joven esté al borde de la muerte. Por suerte o por desgracia, Klaus está ahí para regalar a la joven en el día de su cumpleaños el mejor de los regalos, seguir viviendo. Destacar la conversación que mantienen al final del episodio pasado, Our Town. Me parece la mejor escena del capítulo, seguida del momento de Stefan con Elena en el puente. Esa conversación que mantienen es muy interesante, no sólo por el hecho de que estos personajes interactuen, sino por el tema que tratan, que no es otro que el hecho de seguir viviendo siendo lo que son, vampiros. Finalmente, Caroline sigue viva, con otro regalo de Klaus. Curioso detalle. Antes de seguir, me gustaría destacar algo acerca de Tyler. Su actitud, así como su sumisión, involuntaria pero no por ello deja de tener consecuencias. Y tal y como está la situación, no me extrañaría que el que saliera malparado sea el mismo Tyler, ya que mientras Klaus siga vivo, él seguirá a sus órdenes, y veremos a dónde le lleva.

Hablemos de Stefan. Tal y como nos dejaron antes del parón, preveíamos un cara a cara entre Stefan y Klaus interesante, ya que el menor de los Salvatore poseía aquello que Klaus más apreciaba, que no es ni más ni menos que su propia familia. Lo que no esperaba, yo por lo menos, es que fuera un verdadero bastardo. Defino bastardo: aquél que no tiene problema para alcanzar sus objetivos, sin tener en cuenta quién puede salir malparado (Elena por ejemplo). Estoy sorprendido de dos maneras: la primera, porque no me esperaba un cambio así en la actitud de Stefan, que se había caracterizado durante toda la serie por tratar de combatir esa manera de ser; pero por otro, opino como Damon, ya que hay que echarle un par para plantarle cara a un tipo como Klaus, y encima este giro supone la evolución de este personaje, ya que esa faceta de tipo sin remordimientos no la habíamos visto mucho en Stefan, tan sólo en los flashbacks, y se agradece. A mí por lo menos me está gustando mucho durante esta temporada y en estos últimos capítulos en concreto. Ahora falta saber hasta dónde está dispuesto a llegar y si es capaz de asumir las consecuencias completas de sus actos, aunque creo que no tardaremos en averiguarlo. Un detalle, ¿qué creéis que contiene el ataúd que no se abre ni a la de tres, o a quién contiene que puede ser tan importante para acabar con Klaus?

Pasemos a Elena y Damon. La joven, harta de las acciones de Stefan y lo que le han supuesto para sus seres queridos últimamente, decide que es hora de seguir adelante, aunque eso sea duro, porque lo que sentía por el hermano menor de Damon no se va a pasar así como así. Pero sucede algo al final del episodio 10, The New Deal, que va a hacer que la cosa cambie en un futuro no muy lejano. Damon, harto de sentirse culpable por sus sentimientos hacia la novia de su hermano, decide hacer algo que muchos fans esperaban desde hacía tiempo: besa a Elena. Y con esto no significa que vayan a pasar de un punto a otro sin un proceso, ya lo deja claro ella, aunque creo que cada vez está más cerca esa posible relación entre ambos (aunque en la vida real ya estén servidos, ya…). Una de las consecuencias ocasionadas por las acciones de Stefan es que la vida de Jeremy esté más en peligro que nunca, además de la del resto de conocidos de Elena. Pero como en este caso es su hermana mayor, ella es la que corta el bacalao, y decide hacer lo más prudente, alejarlo del pueblo cuanto antes. No sé si termina de gustarme la marcha de Jeremy, sé que los fans no lo tenían entre sus favoritos, pero creo que podría haber llegado a aportar más de cara a esta segunda mitad de temporada, aunque dudo mucho que en un futuro no vuelva a aparecer.

Para terminar, me gustaría decir por si no había quedado claro ya, que la serie se encuentra en un momento de forma de lo más dulce, y que las tramas no han hecho más que empezar a intensificarse, lo que puede dar lugar a una segunda mitad de temporada de lo más increíble, superando incluso a la magnífica temporada pasada. Creo que lo van a conseguir, ¿y vosotros, qué pensáis de cómo está yendo la serie? ¡Nos vemos en la próxima review!


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »