Review TVD: The Departed

Leyendo los comentarios que habéis ido dejando durante estos días, he podido leer esas palabras que os dije que utilizarais para describir qué os había parecido la temporada, adjetivos como magnífica, sensacional, excelente, brillante, ascendente, tremenda, épica, apasionante, impresionante, sublime, extraordinaria o espectacular. Creo que todos y cada uno de esos calificativos son completamente adecuados, yo seguramente habría dicho alguno de esos con toda seguridad. Para mí, ha sido emocionante, sin duda. Una temporada cargada de enormes momentos y que ha sido, para mí, la mejor de la serie y de las mejores de esta temporada de series. Adentrémonos en la última review de la temporada.

El accidente de Elena en el que perdieron la vida sus padres siempre nos lo contaron desde el punto de vista de ella, sin mostrarnos nada, ni tan siquiera un flashback de su vida pasada. No es que importara mucho, la verdad, pero no había sido mostrado ningún fragmento de esa historia previa a la llegada de los Salvatore a Mystic Falls. Pues bien, 65 capítulos después, ha llegado el flashback más importante de la serie. Más aún que cualquiera que hayan podido mostrarnos de Klaus, Katherine, Damon o Stefan. Porque, al fin y al cabo, Elena es la protagonista de esta historia y la forma de enseñarnos los flashbacks es la mejor que han podido escoger. Primero porque es lo que abre el capítulo, con esa Elena despreocupada y adolescente (luego hablaré de esto), con su uniforme de animadora preparado para ir al instituto, con Matt de novio, y que todavía no era consciente de la que se le venía encima. Es una buena forma porque la imagen que tenemos de ella no es ni mucho menos esa. Si hubiera sido un flashback de Caroline me lo hubiera creído y sé que muchos de vosotros también. Pero es una excelente forma de comprobar cómo puede cambiar la vida de una persona en días, minutos y segundos, porque a partir del final del flashback comienza The Vampire Diaries.

No obstante, los acontecimientos del capítulo en tiempo presente son esenciales, no tendría sentido si no lo fueran. Dejando a Elena en la habitación de su casa al borde de la muerte, no es de extrañar que muchos de nosotros nos temiéramos lo peor, pero gracias a Meredith, la joven Gilbert se cura y no le ocurre nada. Momento clave. Rápidamente es llevada a casa para protegerla de Alaric, que está demasiado ocupado tomando el control del consejo y avisando de que los vampiros ya hace tiempo que están aquí. Por otro lado, Stefan y Damon se encargan de ocultar el cuerpo de Klaus y alejarlo de Mystic Falls rápidamente, pero nuestro querido Alaric todavía tiene un as en la manga, que es Jeremy. El joven sigue sin estar de acuerdo todo el lío que su hermana tiene con los vampiros, y teme por su seguridad, por eso trata de convencerle de que le diga dónde está el cuerpo. Pero no es el único preocupado por la localización del cuerpo del híbrido, ya que Elijah vuelve a la ciudad con la intención de encontrarlo, y llevar a cabo un nuevo trato, como no, con Stefan y demás, que por cierto, había vuelto para asegurarse de que Elena está bien. Yo no sabía si fiarme del original, porque aunque tiene mejores intenciones que su hermano, siempre la lía, de una forma u otra, y termina saliendo todo mal, así que era para preocuparse. Pero la idea que comparten es alejar a Alaric de todos ellos, así que le dan largas mientras Bonnie y Damon se ocupan de esconder a Klaus.

Bonnie, aunque a alguien no le guste, es un personaje que tiene la costumbre de ser clave en determinados momentos, porque vampiros en la serie hay muchos, pero brujas no tantas y encima los que han ido saliendo han terminado muertos. Y en la season finale no iba a ser una excepción. La decisión que toma será clave para las vidas de los protagonistas de la serie, porque si muriera Klaus, todos los que a ella le importan, terminarían muertos con él, ya que parece claro por si alguien tenía dudas de que el híbrido es el responsable de la línea de sangre de Stefan, Caroline, Damon y la madre de Bonnie, y por supuesto de Tyler. Por todo ello, la joven bruja escoge una opción que supondrá la supervivencia de todos ellos, excepto de uno. Aunque le habían dado largas a Alaric para alejarlo de Klaus mientras Rebekah acudía a por su cuerpo, este gracias a las fuerzas del orden, acaba encontrando a Damon, y “matándolo”. Más tarde, llegaría Rebekah, pero no le daría tiempo para evitar la muerte de su hermano, y con él, la de todos los protagonistas de la serie.

Y entonces, yo creo que llegan los momentos más emotivos de toda la serie. Porque la noticia corre como la pólvora y todos empiezan a ser conocedores de su fatal destino, incluida Elena, a la que Matt decide alejar de Mystic Falls mediante un plan que habían previsto él y Jeremy. Y aquí llega el momento de la decisión que todos esperábamos. Puede que a ella no le termine de gustar, porque no es la mejor forma de hacerlo, aunque era necesario para el transcurso de la serie que ella tomara una u otra opción. Y yo creo que es una forma muy gráfica de mostrarlo, porque ella está con Matt en un punto intermedio entre Stefan y Damon, es decir, puede seguir por la carretera y llegar a Damon, o dar media vuelta y regresar a Mystic Falls con el más joven de los Salvatore. Y toca escoger, y termina eligiendo a quién muchos teníais claro, a Stefan. Porque esa llamada a Damon en la que le muestra sus cartas, es de lo más emotiva y triste, porque ella le da la razón fundamental de su decisión. Stefan llegó a su vida en un momento clave, la salvó de la muerte, y nunca ha dejado de quererle. Lo que ella no sabe es que el que llegó primero es Damon. Gracias a ese flashback del que he hablado, nos muestran una conversación que merece ser rescatada y repasada, porque es una conversación estupenda, y que creo que será clave para los acontecimientos de la cuarta temporada:

Damon: Katherine…
Elena: No. Soy Elena.
D: Tú… te pareces a… Lo siento, realmente me recuerdas a alguien. Soy Damon.
E: No quiero ser maleducada ni nada, Damon, pero es un poco espeluznante que estés aquí en medio de ninguna parte.
D: Mira quien habla. Estás aquí sola.
E: Es Mystic Falls. Aquí no pasa nada malo.…. He tenido una discusión con mi novio.
D: ¿Sobre qué? Si puedo preguntar.
E: La vida, el futuro. Lo tiene todo planeado.
D: ¿Y eso no es lo que quieres?
E: No sé lo que quiero.
D: Bueno, eso no es cierto. Quieres lo que todo el mundo quiere…
E: ¿Qué? ¿Al misterioso extraño que tiene todas las respuestas?
D: Bueno, digamos que he estado aquí durante algún tiempo. He aprendido un par de cosas.
E: Entonces Damon, dime, ¿qué es lo que quiero?
D: Quieres un amor que te consuma; quieres pasión, y aventura, e incluso un poco de peligro.
E: Y tú, ¿qué quieres?…. Son mis padres.
D: Quiero que consigas todo lo que estás buscando. Pero ahora mismo quiero que olvides lo que ha pasado. La gente no puede saber todavía que estoy en la ciudad. Buenas noches, Elena.

Desde mi punto de vista, es una situación muy triste, porque él le borra la memoria y le hace olvidar que se han conocido, y tiempo más tarde, esa decisión le hará arrepentirse, porque podría haber sido todo muy distinto si no hubiera elegido borrarle la memoria. Aunque puede que no sea tarde. Otro momento emotivo es la despedida de Tyler. Él y Caroline, con un plan para huir de Mystic Falls ante la amenaza de un consejo enfurecido y que prepara las antorchas, tiene que separarse esta vez definitivamente. También muy triste su historia de amor, nunca han podido estar juntos y siempre han encontrado dificultades en el camino. Espera… si Tyler muere, ¿no deberían morir todos los demás? Aquí está la decisión de Bonnie. La bruja toma la decisión de hacer un intercambio, es decir, en caso de que Klaus muera, Tyler también, pero el híbrido tomaría el control del cuerpo del joven, dejando vivir al resto de protagonistas. Otro hecho que cobrará seguro mucha importancia de cara a la cuarta temporada, porque no creo que Caroline sea la más feliz ante la decisión de Bonnie.


Y aquí llega el punto álgido de la serie
. Así de claro, de la serie. Antes de que puedan regresar a casa, Rebekah toma una decisión respecto a Elena, ya que si su hermano ha muerto, el mayor peligro es Alaric, y la mejor manera de matarle es matar a la joven. Y lo hace de una forma muy simbólica, plantándose en medio de la carretera del puente dónde murieron sus padres, y dónde ella estuvo a punto de morir, obligando a Matt a pegar volantazo y haciendo que caiga al agua. A golpe de flashbacks y momentos presentes, nos van relatando esos momentos en el agua, dónde su padre tiempo atrás trata de salir del coche, dónde ella en la actualidad lo hace, para salvar la vida de Matt, pero hay algo que no cambia. Quién acude al rescate es Stefan, en ambas ocasiones, pero con diferente resultado. Anteriormente, salva a Elena; pero ahora, es ella la que le dice que debe salvar a Matt, consciente del escaso tiempo que le queda, pero aún así decide que tiene que ser el joven al que saque Stefan del agua, no a ella. Y entonces, a la tercera va la vencida, Elena Gilbert muere. Y con ella Alaric, que no duda en despedirse de Jeremy, una despedida que me ha gustado mucho, porque aunque él termina convirtiéndose en un cazador sin humanidad, no olvidemos que fue alguien muy querido por todos, que cuidó de los hermanos Gilbert cuando murió Jenna, y que no dudó en protegerlos siempre. Así que, me alegro de que termine despidiéndose así. Por supuesto, tanto el joven como Damon se dan cuenta del terrible acontecimiento que acaba de tener lugar. No hay nada que puedan hacer. Ella ya ha muerto… o eso parece en principio, ya que Meredith se saca un as de la manga, revelándole a Damon que le había dado sangre de vampiro para curarla de una hemorragia cerebral que había sufrido. Por lo tanto, si los cálculos no fallan, Elena debería convertirse en vampiro. Y digo debería porque hasta que no la vea con colmillos y con las venas hinchadas bajo sus ojos, no terminaré de creérmelo, porque no es la primera vez que la serie nos engaña así. Si recordáis la primera temporada, Jeremy trató de convertirse en vampiro tomando sangre de Anna y suicidándose, pero luego no lo consiguió. Esta vez yo creo que está bastante claro lo que ha ocurrido, pero repito, hasta que no lo vea no me lo creeré.

Haciendo recuento de las muertes en este episodio, tenemos a Alaric y Tyler; a Elena y Klaus no los cuento porque ella, tanto en vampiro o no, vuelve a la vida y el híbrido toma el cuerpo de Tyler. Y eso no termina de gustarme, porque Joseph Morgan, actor que interpreta a Klaus, es mucho mejor actor de Michael Trevino (Tyler) y es una de las razones por las que terminó gustándome el personaje del híbrido, pese a ser un auténtico cabronazo. Espero que haya alguna forma de que Joseph vuelva, porque creo que su personaje perdería mucho. El hecho crucial para la próxima temporada es esa posible transformación de Elena en vampiro. A mí me gusta la idea, veremos en que queda, pero de entrada me parece correcto. No es ningún misterio que muchos de nosotros teníamos claro que tarde o temprano ella terminaría convirtiéndose, y el momento me parece el más adecuado. Y me parece un giro estupendo de cara a la próxima temporada, no sólo para la serie en sí, sino también para el cambio que supondrá en Elena, ya que todos la hemos visto como Katherine, y he de reconocer que haciendo de vampiresa es muy interesante y puede que si se aplica a Elena su personaje crecerá y mejorará. Y además, el hecho de transformarse en vampiresa le hará recordar todas las veces que le había borrado la memoria, es decir, recordará la conversación con Damon que he puesto arriba. Por lo tanto, bravo por la decisión, si al final termina siendo vampiresa.

Como conclusión, me gustaría despedirme destacando una cosa. Cuando empezó The Vampire Diaries, yo no la quise ver, de hecho me enganché a ella a base de ver un capítulo tras otro hasta ponerme al día, más o menos cuando iban por el 1×16. A día de hoy, me arrepiento enormemente. Pese a todo, terminé aquí en TodoSeries escribiendo sobre ella, orgulloso de ella, porque una de las razones que pensé para no verla es, buah, será una copia mala de True Blood. Ni de coña, menudo idiota estaba hecho por aquel entonces. No tiene nada que ver con ella, es más, digo aquí delante de todos vosotros que a mí me gusta muchísimo más The Vampire Diaries. Aunque disfruto bastante con True Blood, el torbellino de emociones y sentimientos que me ha proporcionado The Vampire Diaries en esta season finale y en muchos episodios, nunca me lo ha dado la serie de la HBO. Así de claro, soy fan acérrimo de esta serie y lo seré hasta su final, que espero que tarde en llegar. Otra de las razones por la que no empecé a verla fue que pensé que sería una serie muy adolescente. Si bien es cierto que en la primera temporada, y más concretamente en sus primeros episodios, podría dar esa sensación, si algo nos ha demostrado la serie en esta tercera temporada y durante la segunda, es que hace tiempo que perdió esa inocencia y tontería características de ese tipo de series, ya que se ha adentrado en un terreno más oscuro, más intenso, más peligroso; y el resultado ha sido una serie que ha ido creciendo de menos a más, una temporada que ha culminado una evolución magnífica de una serie que no tiene nada que envidiar al resto de series de la CW y a muchas de otras cadenas como ABC, NBC, CBS o FOX (las serie de cable es otro mundo). Porque es una serie que en la segunda temporada no recuerdo más de dos capítulos “malos” es decir, que bajara un poco el ritmo, y en esta tercera temporada, salvo 1912 y Break on Through, no ha bajado el ritmo en ningún momento, aunque esos dos episodios resultaron claves para la trama del alter ego de Alaric que acabaría tomando el control y convirtiéndose en un cazador sin piedad. Otro triunfo más de los responsables de la serie, mostrándonos que hasta los capítulos que en principio creemos menos relevantes, terminan siendo de enorme relevancia para los acontecimientos principales. Un aplauso para ellos.

En principio mi tarea ha terminado esta temporada, pero tengo en mente para principios de junio hacer un análisis de la temporada en general, así que estaos atentos al blog. Sé que mi trato no ha sido el adecuado con la serie en determinados momentos, pero la próxima temporada trataré de corregir esos errores. Soy humano, todos los cometemos en algún punto. Espero que podáis perdonarme y juntos, nos adentremos en una temporada, la cuarta, que por ahora pinta muy interesante. ¡Nos vemos y gracias por estar ahí!

Nota del autor
5
Vuestra nota
Review TVD: The Departed
5 (100%) 1 vote

Categorías: Reviews The Vampire Diaries Etiquetas: , , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »