Review TVD: Pictures of you

bonnie

Senior Prom. El último baile antes de la graduación. El instituto se acaba. Una época se cierra. Los adolescentes se convierten en adultos jóvenes. Les espera un futuro lleno de posibilidades. Esperanzas, sueños, nuevas experiencias, crecer, madurar, envejecer… si aún son humanos para hacerlo. Normal que no haya sido un éxito arrollador en Mystic Falls. Vale, no es que no hayan puesto de su parte, digamos, citando al refranero popular, que no estaba el horno para bollos.

Después de un parón insoportablemente largo, (¿por qué, alcalde, por qué?) volvemos a Mystic Falls donde Bonnie visita la tumba de Jeremy (han tenido que ampliar el cementerio para poder enterrar a todos los Gilbert, madre mía la de tumbas que había) en un sueño digamos que fogoso. Celebro la vuelta de Jeremy a pantalla, aunque ya llegaremos a eso.

En casa de los Salvatore, los hermanos discuten una vez más qué hacer con Elena. Parece ser que eso de dejarla en paz no les cabe en la cabeza. Le meterían la cura garganta abajo con un embudo si fuera necesario. Plan A: Lexilizarla. Hay que darle mucho amor. Visto lo visto, yo no le daría mucho crédito a ese plan. Plan B: encerrarla en el sótano. Ehem, ¿por qué no lo hacéis directamente? Plan C: si nada de lo anterior funciona, ya pensarán en algo. Bien, hasta aquí algo que podrían haberse planteado dos episodios atrás, pero vale, mejor tarde que nunca. Lo interesante de la conversación ha sido como Stefan se quitaba el muerto de encima y prometía no entrometerse en la relación de Damon con Elena. Damon no se lo acaba de creer mucho, pero acepta poner el Plan A en marcha.

En casa de Klaus, los hermanos Mikaelson discuten algo un poco más serio. ¿Qué hacer con la cura? Elijah (vamos fandom, suspirad conmigo…) se ve en la coyuntura de elegir qué hacer con ella. Por una parte está Rebekah y sus ganas locas de vivir una vida humana. Por el otro lado está Klaus, que si no entrega la cura a Silas se verá atormentado por el viejo ser por los siglos de los siglos. Elijah le propone un trato a Rebekah: si es capaz de vivir un solo día como humana, sin utilizar ninguno de sus poderes y ventajas de vampira, le entregará la cura si aún la quiere. Porque claro, una cosa es decir, ay, qué bonito es envejecer y tener críos y todo eso, y otra cosa es enfermar, morir o simplemente tenerte que currar las cosas, no hipnotizar a la gente para que lo haga por ti. Aunque sigo pensando que Rebekah merece la cura, creo que tiene el concepto de una vida humana demasiado idealizada. Y parece que Elijah está conmigo.

Aparece Elena en escena como compañera de piso de Rebekah (qué extraña pareja), y le ayuda a prepararse para el baile. Si Rebekah triunfa en su empeño, nadie podrá hacerle tomar la cura. Decir aquí que ya estoy cansada del rollo Elena es una borde odiosa porque no tiene sentimientos. Alto ahí. Se supone que ahora está diciendo exactamente lo que piensa, ¿no? Entonces, aunque se cure y vuelva emo-Elena, en realidad lo que harán es que sea una falsa y no diga lo que piensa. Es decir, no sé si me explico, si no tienes sentimientos, todo te es indiferente y tienes una visión clara que expresas sin más, sin miedo a hacer daño a nadie con tus palabras. Cosa que emo-Elena nunca haría. Así que ahora en realidad, estamos viendo la verdadera cara de Elena, esa que escondía bajo la fachada de ser la chica más buena, perfecta y lo-más-mejor de Mystic Falls. Prefiero por supuesto que tenga el interruptor encendido, pero no que vuelva a ser humana. Como dice Bonnie más adelante, Elena is gone. Elena se ha liberado y ha digievolucionado siendo vampira y podrá ser un personaje interesante aprendiendo de verdad lo que significa ser inmortal. Lo contrario significaría retroceder cuatro temporadas. Total, que en la tienda de ropa se encuentran a Bonnie y Caroline, quienes irán en cita triple con Matt (¡Le han dado fiesta en el Grill!), donde se intercambian unas cuantas puyas y después de una mirada rara entre Bonnie y Elena me ha dado la sensación de que Elena era Katherine. Una sospecha que no se me ha acabado de pasar durante todo el episodio, debo decir.

wtf

El momento cómico-wtf de la noche lo han protagonizado Caroline y Klaus. A la rubia le han robado el vestido (¡qué malota eres, Elena!) y no se le ocurre otra cosa que pedirle ayuda estilística a Klaus, al que obviamente se le escapa la risa ante tal magna emergencia. Decir que esta escena me ha dejado descolocada es poco. Wait a sec… ¿es que acaso ahora Klaus es el mejor amigo de Caroline? ¿Desde cuándo se dedica Klaus al alquiler de trajes? ¿Excusa barata de la rubia para ver al original? ¿No debería Care odiar a Klaus por no dejar que Tyler esté en Mystic Falls? Ah no, resulta que para lo que le interesa pierde el culo pidiéndole ayuda al híbrido… Una escena muy cogida por las pinzas, supongo que para llenar la cuota de escenas Klaus/Care, que podrían haber solucionado mejor llevando a Klaus al baile, por ejemplo.

Llega la hora del baile y con ella la recogida de Elena (en casa de Rebekah… ese detallito me ha dado pena. Elena está realmente sola.) por parte de los dos Salvatore. (Propongo que hagan un trío ya. No sé en Mystic Falls, pero aquí yo sería la comidilla del pueblo si saliera a la vez con dos hermanos…) Damon intenta, a su manera, Lexilizarla. Uhmm, no creo que agarrándola y repitiéndole tres veces que eres su novio funcione, no no no. Bonnie y Matt en modo autómata con sonrisas postizas diciéndole que la quieren muchísimo tampoco parece funcionar. Pero siempre nos quedará Stefan y sus susurros y su bailar pegados es bailar. Desde luego Damon, desde la lejanía se ha acordado de toda su familia al verlos, pero por suerte para él, Elena le ha pegado un corte a Stefan. What heart? Caroline reacciona al ver a Elena con su vestido y sale a bailar con Stefan, donde este le pregunta algo que quién más quién menos, se ha preguntado alguna vez. ¿Cómo se sigue adelante? ¿Cómo superar algo o a alguien? Comparten una mirada cómplice (¿soy la única que ve una relación más que posible entre Caroline y Stefan?) y Caroline decide irse a preparar la after party. Para su sorpresa (¡y la mía!) Tyler la estaba esperando en casa de Matt. Al final, la Barbie Vamp, ha tenido la mejor senior prom de todas.

Mientras tanto Rebekah pregunta a Matt si ella sería una buena humana. Matt sigue resentido por el pequeño detalle de haberlo casi matado en un par de ocasiones y claro, le dice que no. April ha salido de su escondite y se encarga de las votaciones para Rey y Reina del baile, y como no (¿qué hay más humano que querer ser la Reina del baile?) Rebekah quiere serlo. Elena amenaza con matar a April si Rebekah no gana y aconseja a la rubia original que sea ella misma y que deje de pretender ser buena persona. Rebekah casi tiene que pedirle de rodillas a Matt que la saque a bailar y le confiesa que le envidia, que quiere ser como él. Beautifully human. (Apuesto a que cuando Rebekah sea humana estos dos se pondrán a tener críos rubísimos como conejos, pim pam, todo el día, entre turno y turno en el Grill.)

kingqueen

A todo esto, Bonnie ha bailado con Silas vestido de Jeremy. La bruja se ha creído a pies juntillas que estaba viendo el fantasma del menor de los Gilbert y ha disfrutado de su baile hasta que Silas le ha insistido para que le ayudase. Ahí, enfadada y dolida, ha vuelto al baile justo a tiempo para que la coronasen, junto a Matt, como Rey y Reina del baile. (Seriously?) Silas no ha perdido el tiempo y se ha hecho pasar por los Salvatore, estacándoles y dejando claro que Damon está celoso, no, lo siguiente, por la posibilidad de que Elena acabe con Stefan. Pero Elena tiene otras cosas en mente, como morder a April por no nombrar a Rebekah Reina y matar a Bonnie para que Silas no pueda devolver a la vida ni a su hermano ni a Alaric, entre otros (¡uuuuuuh, que mala gente!). Pero Bonnie, que ya está hasta el moño y al borde de un colapso mágico-nervioso, le devuelve el golpe a Elena, a la que deja tiritando. A la vista de los acontecimientos, los Salvatore pasan al Plan B y verbenizan a Elena. La encierran en el sótano y descubren que lo único que siente Elena es miedo. (Uhm, ¿otra pista de que en realidad es Katherine?)

En casa de Klaus, Elijah le da la estaca de roble blanco y le pide una oportunidad para poder estar con Katherine. Klaus se niega. Elijah, apesadumbrado, se marcha. Rebekah, que se ha visto en el dilema de utilizar o no su sangre para salvar a April, llama a Elijah, quien justo segundos antes ha entregado la cura a Silas vestido de Rebekah. Klaus ha avisado a Silas del acuerdo de Elijah con Rebekah. Elijah se da cuenta de su error, pero ya es demasiado tarde. Klaus encuentra a Tyler justo cuando se estaba marchando y le da cinco segundos de ventaja para huir. Lo cierto es que no le seguirá. El castigo de la incertidumbre es mucho peor. Katerina sabe qué es eso. Le ha dejado una carta a Klaus, advirtiéndole de un peligro que le espera en Nueva Orleans, una bruja llamada Jane-Anne Deveraux está tramando contra él. Algo que veremos en el siguiente episodio “The Originals”, que puede significar el spin-off para la familia de los Mikaelson.

silas

El capítulo se cierra con la visita de Bonnie a Silas, quien por fin, tiene su propio rostro. ¿Ayudará la bruja a cumplir el deseo del Inmortal? ¿Solo quiere morir, como asegura? A poquísimos episodios de la finale, podemos decir que The Vampire Diaries ha pisado el acelerador. Y para bien.

Nota del autor
4
Vuestra nota
Review TVD: Pictures of you
4.3 (86.67%) 15 votes

Categorías: Reviews The Vampire Diaries Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »