Review TVD: Masquerade

Cuando algo va mal, puede ir peor. Eso podríamos decir del capítulo de esta semana de The Vampire Diaries, porque cuando pensaban que ya estaba el problema resuelto va y aparecen dos más. Era de imaginar que esto no acabaría tan fácilmente y, por supuesto, el camino hasta la meta es largo y duro y lleno de dificultades. Veamos qué nuevos problemas han aparecido…

En el capítulo de esta semana vemos cómo nuestros protagonistas se ponen en marcha para acabar de una vez por todas con Katherine, pero parece ser que no es la única con la que se verán las caras esta temporada. Haciendo gala de sus chifflangers de final de capítulo, nos muestran que la vampiresa no es la única amenaza. A este nuevo villano probablemente lo conoceremos en el próximo capítulo.

En este plan definitivo para acabar con Katherine participarán todos, es decir, Stefan, Damon, Caroline, Bonnie, Alaric y Jeremy. Elena no está incluida en un principio, pero su curiosidad hará que se una más tarde. El plan es simple: en mitad de la Masquerade que se celebrará en casa de los Lockwood (lugar que hemos visitado muchas veces esta temporada), Stefan y Damon, en lugar de entregarle la piedra lunar a la vampiresa, tal y como ésta le había comunicado a Caroline, mediante un hechizo de Bonnie la retendrán en una habitación y la matarán entre los dos. Mientras, Alaric se ocupará de que Elena no vaya a la fiesta para así no ponerla en peligro. Fácil, ¿verdad? Pues obviamente no. Porque Katherine cuenta con la ayuda de una bruja, por si acaso a los hermanos Salvatore se le ocurriese intentar algo, además de tener bajo manipulación a Matt, obligándole a provocar que Tyler le asesine y así se convierta en hombre-lobo.

Reunión del clubReunión del club

Una vez allí, Matt va de cabeza a cumplir su cometido: emborrachar a Tyler y provocar una pelea con él que acabe con su muerte. Por otro lado, el grupo se divide en fases para llevar a cabo el plan con la mayor perfección posible. Es Stefan quien se encuentra primero con ella, y al ver que el menor de los Salvatore no tiene intención de entregarle la piedra lunar, mata a una pobre chica que pasaba por allí y se lo deja claro a Stefan: seguirá así hasta que se decida a dársela. El siguiente es Jeremy, quien le informa a Katherine que los Salvatore le darán la piedra en el lago. Ella que no se fía para nada, así que va a preguntarle a Caroline qué está pasando aquí, obligándola a decir la verdad. Ella revela que la piedra la tiene Bonnie y que está en una habitación del piso de arriba. A todo esto, Elena había ido a la fiesta a ver qué es lo que estaba pasando. En realidad en la habitación no estaba Bonnie, sino Stefan y Damon y unas cuantas armas para acabar con ella y un hechizo que les impedía la salida de la habitación.

Apunten, ¡fuego!Apunten, ¡fuego!

El problema es que mientras hieren a Katherine están hiriendo al mismo tiempo a Elena, a causa de un hechizo realizado por la bruja que está ayudándola. Así que Bonnie se dispone a buscarla para tratar de anularlo. Cuando la encuentra, se da cuenta que puede confiar en ella, ya que son familia, y decide ayudar a acabar con Katherine utilizando un hechizo para debilitarla y capturarla. Tras esto, Damon la encierra en la tumba donde se supone que debería haber estado todo este tiempo. Sin embargo, en el último momento ella le revela que Elena aún corre peligro, que hay algo ahí fuera que irá a hacerle daño. Esto cobra sentido en el final de capítulo, que luego veremos.

Mientras tanto, Matt consigue estar lo suficientemente borracho para provocar una pelea con Tyler, aunque Caroline noquea a Matt para evitar un daño mayor. El problema es que Katherine tenía un as en la manga: una de las chicas que estaban con ellos también estaba bajo la hipnosis de la vampiresa y, cuando hace amago de clavarle un abrecartas, Tyler se defiende quitándosela de encima, con tan mala suerte que se golpea contra la mesa y se rompe el cuello. De esta forma la maldición se activa: Tyler ya es un hombre lobo.

Nuevo hombre lobo en el puebloNuevo hombre lobo en el pueblo

Por último, cuando todos pensábamos que el problema con Katherine se había acabado, parece ser que las palabras de la vampiresa cobran sentido: hay alguien más aparte de ella que va a por Elena. Cuando ésta se dirige a casa, un misterioso enmascarado la secuestra, dando lugar al enésimo chifflanger de la serie. Una muestra más de que lo mejor está por venir y que la historia no ha acabado ni mucho menos. Y a vosotros, ¿que os ha parecido el capítulo de esta semana?


Categorías: Sin categoría
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »