Review TVD: Graduation

care

Finale de una temporada irregular que no ha sabido sacar todo el jugo a sus situaciones. Trama confusa, escenas extrañas, desapego por personajes… Todo parece haber llegado a mejor puerto en esta season finale, pero… ¿de verdad debían esperar tanto? Lo que ha ocurrido en este capítulo (y en toda la temporada) podría haberse explicado en la mitad de tiempo. ¿Significa eso que no me ha gustado la finale? No. Significa que me he sentido un poco engañada por la pérdida de tiempo, ya que todo lo ocurrido en 23 capítulos (y acostumbrados al ritmo de The vampire Diaries) podría haberse dado en 12. Aún así, y como siempre, TVD ha sabido sorprenderme. ¿Cómo? Ahora os lo cuento.

El capítulo empieza con lo que parece una promesa de guerra apocalíptica, con Kol hablando a los híbridos y a las brujas muertas. Promete desatar el infierno en la tierra. Bien. Pero aún lo estoy esperando. Y es que aunque Kol tiene toda la razón del mundo al asegurar que los supuestos héroes de Mystic Falls no miran más que por ellos mismos, sus palabras no son más que promesas en balde, ya que Bonnie Ghost lo encierra en un cuarto durante todo el episodio. No puedo negar que mientras Kol daba su discurso estaba cada vez más de acuerdo con él. Y es que los “protectores” de Mystic Falls son unos egoístas. Sin más.

Por ejemplo, Stefan. El bueno, el cándido, el defensor de todo lo bueno de esta tierra, está borracho como una cuba con Lexi mientras todo esto ocurre. A ritmo de Bon Jovi. Con un par. Pero es que Damon no es que esté haciendo mucho más excepto echarle la bronca a Stefan por estar borracho. Tal para cual. Y es que la única que parece preocupada por los acontecimientos es Bonnie Ghost, quien atrapa a Kol en una habitación mientras va a por su diploma de graduación. Porque ésa es otra. Ya puede estar el mundo desmoronándose, que las niñas tienen que ir a por su diploma sí o sí. Cierto que el momento Bonnie abrazando a todos ha sido tierno, pero ¿de verdad tienen que acudir a una estúpida ceremonia humana ahora que son casi todos seres supernaturales? Ok. Matt Donovan sigue siendo el humano de la serie. Y vale, casi no llega vivo a la graduación. Pero para eso estaba Rebekah, la Original más humana, salvándole de una muerta segura y prometiéndole visitar la muralla china. Y chas, aparezco en tu lado y empiezo una historia de amor que parece no tener final feliz si Rebekah se marcha a Nueva Orleans. A menos que Matt viaje con ella, claro, cosa ya que no parece improbable del todo.

Mientras tanto, Damon ha sido atacado por Vaughn con balas de madera bañadas en veneno de hombre lobo. Vaughn quiere la cura y quiere a Silas. Damon, viéndose perdido, coge el toro por los cuernos y decide darle la cura a Vaughn y llevarle dónde supuestamente han tirado a Silas. Poco tarda Vaughn en averiguar que Damon sólo le está haciendo perder tiempo y Alaric llega para salvar la situación. Primera cosa extraña. Pensaba que los walking dead sólo podían aparecer dentro del triángulo de expresión… En fin, que Alaric se deshace de Vaughn y recupera la cura. Pero Damon aún necesita la ayuda de Klaus, que parece desaparecido en combate, o tomar la cura para no morir. Vale, lo admito. Ya os dije que pensaba que Damon sería quién tomaría la cura, y a estas alturas del episodio no podía más que repetir “¿ves? Lo sabía.” Bien. Julie Plec me la ha metido doblada. Ale, ya lo he dicho.

klaus

Porque Klaus aparece para salvar el día. Pero vaya, que tampoco era muy difícil salvar el día, ya que el mega ataque de los muertos vivientes ha consistido en un pitido agudo tras la graduación… Así que Klaus ha llegado, ha visto y ha vencido. Sin más. Ni grandes batallas ni ná de ná. Un birrete asesino ha sido capaz de amedrentar a 24 seres supernaturales muertos llenos de furia y venganza. Mejor me guardo la opinión. Así que Klaus ha sanado a Damon y le ha regalado la libertad de Tyler a Caroline. Porque Tyler es su primer amor (¿en serio? ¿Y Matt qué fue? ¿Un follamigo?) y él pretende ser su último. Toma ya. Klaus en esencia pura. Me ha recordado a un adulto arreglando problemas de niños. Tiene narices que Klaus tenga que venir a salvar al personal, de verdad.

Tras la vuelta de Damon sano y salvo, ha llegado la hora de la elección de Elena. Un Stefan resignado parece saber que está en desventaja, al hacerle saber a Lexi que Elena ha sido el amor de su vida, pero que si no le elige pasará página. Y es que Elena habla con Stefan. Pero para agradecerle todo lo que ha hecho por ella y para darle la cura. Friendzoned. Piensa que Stefan es peor vampiro que ella y que merece ser humano y vivir una vida plena. Segundo WTF de la noche. ¿Stefan es peor vampiro que tú, Crazy Bitch Elena? ¿Really? Puede que se le vaya la olla y entre en modo Ripper, pero aún así, Stefan sigue siendo mejor vampiro que tú, Elena-Fucking-Center-of-the-World-Elena. Así que tras eso, Elena visita a Damon, quién suelta el mismo discurso de siempre. Es un egoísta. Es un egoísta por quererla, por preferir morir antes de ser humano por ella, blahblahblah. ¿En serio, Damon? ¿No tienes más argumentos? Es la tercera vez en esta temporada (sin contar las demás) que Damon le suelta el mismo monólogo. No es que no me guste, es que podrían variarlo un poco, la verdad. Elena confiesa que lo quiere a él, que desde que está muerta sólo él hace que se sienta viva y que aunque seguramente sea un error, quiere estar con él. Se funden en un beso. Una escena que ya vimos 15 episodios atrás, pero con el sire bond de por medio. No digo que no me haya gustado que Elena eligiera a Damon, sólo digo que no he sentido que fuera una escena especial o diferente a alguna otra que ya hemos visto en esta misma temporada. Y es una pena, porque éste era un gran momento que la mitad del fandom esperaba con ansia, yo incluída.

kat

Así que un Stefan con el corazón roto decide irse de Mystic Falls y llevarse a Silas con él para esconderlo en algún sitio. Tras la no despedida de Lexi, Stefan intenta tirar a Silas al pantano. Pero ¡ah! Sorpresa. Si Bonnie está muerta, Silas ya no es de piedra, con lo cual, se le aparece al menor de los Salvatore y le cuenta una milonga que aún estoy intentando entender. Stefan es su doppelgänger. ¿Os acordáis cuando dijeron que veríamos la verdadera cara de Silas en éste episodio? Bien, resulta que la hemos visto durante cuatro temporadas. Silas es Stefan. O al menos es clavaíco. Decir que ése descubrimiento me ha dejado con el culo torcido, sería decir poco. No me ha gustado nada. Pero vaya, supongo que Silas haciéndose pasar por Stefan dará vidilla a la quinta temporada, ya que el auténtico yace en el fondo del lago, dentro de una caja fuerte. A la vez, Elena va en busca de Bonnie, quien está con Jeremy. Pero no llega muy lejos, ya que Katherine la intercepta para darle la del pulpo. Y es que Katherine está harta de que Elena lo tenga todo y ella no tenga nada. Tras una pelea de gatas digna de Gollum contra Gollum, Elena nos sorprende a todos introduciéndole la cura a Katherine en la boca. Pam. Julie Plec me la ha metido doblada again. Porque tal y como vemos en un flashback, Stefan no acepta la cura y se la devuelve a Elena, quién la utiliza como último recurso para no ser asesinada por Katherine. Será muy interesante ver cómo Katherine se adapta a su nueva vida humana y el papel que interpretará como nueva fuente de sangre para híbridos de Klaus. ¿Ves? Eso sí me ha gustado.

silas

La última sorpresa de la noche nos la da Bonnie Ghost, al resucitar a Jeremy. Otra cosa que no acabo de entender… Si lleva muerto no sé cuanto… ¿Cómo lo hace? Le da corporeidad al espíritu o…? No sé, me ha dejado un poco patidifusa. Bonnie prefiere resucitar a Jeremy antes que a sí misma, y eso que tiene el cuerpo fresquecito. Pero el amor es el amor, y tras un beso, Jeremy comprende que Bonnie está muerta y que a partir de ahora solo él podrá verla. Demasiado sacrificio, Bonnie. A tus supuestos amigos les has dado igual toda la temporada, te has sacrificado por una supuesta mejor amiga a la que pareces importarle nada y menos. En fin. Jeremy is back.

Elena es atacada por un Kol que se desvanece en el aire al cerrarse el velo y todos nos quedamos con la vaga sensación de que la temporada ha sido demasiado larga para tan poca cosa. Silas sigue vivito y coleando, Stefan reposa en el fondo del mar, matarile-rile-rile, Jeremy ha vuelto, Bonnie ha muerto, Tyler puede volver a casa con Care, Katherine es humana, Elena y Damon no van a salir de la cama en todo el verano y Matt y Rebekah van a dar la vuelta al mundo en 80 días. De April no se sabe nada, pero dudo que a alguien le importe.

¿Ganas de quinta temporada? Por supuesto. ¿Ganas de que Silas sea Stefan? Cero. ¿Ganas de ver a Katherine humana? Muchísimas. ¿Y a vosotros? ¿Qué os ha parecido esta finale?

Nos vemos el otoño que viene, y por partida doble, ya que os avanzo que también seré la reviewer de The Originals. ¡Gracias por vuestros comentarios y hasta la temporada que viene!

Nota del autor
4
Vuestra nota
Review TVD: Graduation
3.8 (76.19%) 21 votes

Categorías: Reviews The Vampire Diaries Etiquetas: , , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »