Review TVD: Daddy Issues

No me gusta el título del capítulo. Quizá no sea el adecuado para reflejar lo acaecido en él. En parte sí, porque Elena y John no es que sean ejemplo de familia perfecta, pero yo creo que lo hubiera enfocado más hacia problemas de confianza, que abundan. En quién confiar, qué bando escoger, todo esto y mucho más es lo ocurrido en el episodio, y que si le das a seguir leyendo descubrirás cómo se desarrolla…

La confianza es algo que se gana, que se trabaja, pero si hay mentiras de por medio, puede salir mal. Algo así le ha pasado a Tyler, que gracias a Jules, la mujer-lobo (qué bien me cae), ha descubierto lo que le ocultaba Caroline. Y no le ha sentado bien que digamos. Por otro lado, gran noticia que vuelva John al pueblo, ¿no? Bueno no a todos les ha gustado. Elena o Jenna no están muy conformes con su retorno. Esta última se entera del secreto de John, que es el padre de Elena. Pobre Jenna, me da pena cómo le ocultan las cosas. Pero claro, ¿cómo te tomarías tú si descubrieras que tu sobrina sale con un vampiro, que tiene a su vez un hermano que también es vampiro, y que ella tiene por amigos a un hombre-lobo, una bruja y otra vampiresa, de que la ex de tu novio es vampiresa, además de ser la madre biológica de tu sobrina, y otros secretos más? Yo creo que me quedaría un poco en shock, no sé vosotros. Eso no quita que con el tiempo acabe por enterarse, que no lo descarto para nada.

Y en mitad del conflicto entra, cómo no, Stefan, que es más adecuado que Damon para hablar con Tyler en la situación en la que se encuentran. Simplemente por el hecho de que éste no se encuentra en un buen estado emocional en estos momentos, después de la muerte de Rose y su posterior recaída emocional. Por supuesto, está Elena en medio, que no le ayuda que digamos, pero él hace un esfuerzo para protegerla, demostrando que hay bondad en él. Decía que había un problemilla por ahí y que Stefan se ocupaba de ello. Bueno, más bien lo intenta, porque Tyler no coopera demasiado que digamos. Al chaval no se le ocurre otra cosa que pedir ayuda a su amiguita Jules, cuando Stefan no le había hecho nada aún. De verdad, qué desconfiada es la gente. ¿Y qué hace ella? Contraatacar, noqueando a Caroline y secuestrándola.

Pobre CarolinePobre Caroline

El método de intercambio de rehenes es algo inventado y reinventado. Y esta vez no iba a ser menos: Tyler por Caroline es el movimiento que demanda Jules, aunque los Salvatore no lo aceptarán tan fácilmente. No sin pelear. En esta ocasión son menos, numéricamente hablando. Vamos, que son dos contra 10 hombres-lobo. Por muchos que sean capaces de matar o noquear, al final acaba ganando la mayoría, salvo que aparezca un brujo aliado tuyo y los barra a todos con un hechizo en cosa de segundos. Así ocurre, ya que el padre de Luka, el joven brujo amigo de Bonnie, deja inconscientes a todos los hombres lobo y evita que maten a Stefan, Damon y Caroline. Esta última es torturada mientras es prisionera, y acaba echa una asco. Eso de ser nueva en el negocio a veces tiene sus inconvenientes. A todo esto, el doctor Martin (brujo Martin para los amigos) les había ayudado por el famoso trato que Klaus y Elena hicieron, ya que el vampiro prometió protección a todos los seres queridos de la mayor de los Gilbert. Klaus es un hombre de palabra, hasta que le interese… No me acabo de creer que sea tan bueno. Veremos. Después de esto, Tyler se queda con los suyos, no sin antes hacer un intento en vano de pedir disculpas a Caroline. Y les revela nada más y nada menos que Mason había vuelto al pueblo a por la piedra lunar, que parece que les interesa a ellos también. Desde luego, si esa piedra fuera subastada, se mataban por ella.

Para acabar, hablemos un poco de los humanos de la serie, que no sólo participan hombres lobo, vampiros y brujos. Empezando por Matt, que el pobre no hace más que llevarse decepciones. Cuando parecía que podía empezar algo con Caroline, no es el mejor momento de la chica que digamos. Tampoco ayuda que Tyler estuviera revoloteando por ahí. Jeremy, desaparecido en combate en el último capítulo, en este no es que haya tenido mucha cuota de pantalla. Y por último, el que más nos interesa: John. Todo el capítulo se pasa diciendo que ha vuelto por Elena, para protegerla y tal. Pero Elena no se lo traga. Ni Damon. Ni nadie. Y hacen bien en no creerle, ya que el chiffhanger del final es una visita de John a Katherine, avisándola de que tratará de sacarla de ahí. ¿Quién era el iluso que pensaba que la vampiresa había dicho su última palabra? Yo desde luego no. Aquí voy a añadir a Damon, que no es completamente humano, pero ya que su lado humano está empezando a ser una parte importante de los últimos capítulos, lo vamos a meter en el saco. Nos ha dejado otra escena al final del capítulo similar a la del anterior, mucho menos dramática pero siguiendo la tónica, es decir, abrirse emocionalmente a una mujer… y luego matarla. Damon en su línea.

Chicas, ¿a qué os gustaría estar en la bañera?Chicas, ¿a qué os gustaría estar en la bañera?

En resumen, muy buen capítulo de The Vampire Diaries, que sigue con su buen ritmo esta temporada. ¡Nos vemos en la próxima review!


Categorías: Series The Vampire Diaries Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »