Review True Detective: Other Lives

main

Hay algo que resulta muy curioso en esta serie. Y es que, a pesar de la brevedad de sus temporadas, del carácter autoconclusivo de estas, y de su ritmo aparentemente pausado, la evolución que nos muestra es tremenda. Puede no ser evidente en un primer momento, pero al echar la vista atrás, el cambio es grande. El mejor ejemplo, sin duda, es la propia intro de la serie. Aparentemente igual, va evolucionando lentamente, cambiando su letra y su aspecto poco a poco, casi sin que nos demos cuenta. Pero, al final, cuando nos detengamos a observarla con atención, descubriremos que el resultado es muy distinto al que teníamos al principio…

Justo en el ecuador de la temporada, True Detective dibuja un punto de inflexión justo en el tiroteo en el que nos despedimos en el episodio anterior. Encontramos el primer salto temporal de este año, que nos lleva a trasladarnos un par de meses después de aquella escena. Como ya habíamos imaginado, la muerte de Amarilla sirvió como excusa para dar carpetazo al caso de Caspere sin levantar demasiadas ampollas.

Así las cosas, la primera mitad del episodio nos sirve para ver en qué punto se encuentran nuestros protagonistas tras esta falsa resolución, una vez que ya no deben trabajar juntos.

Ray Velcoro ha abandonado su puesto en la policía para aceptar la oferta de trabajo de Frank Semyon. Con un pelo más canoso y sin su característico bigote, Ray tampoco parece haber encontrado la tranquilidad en su nueva vida. Por un lado, el teniente local quiere que vuelva al departamento de Vinci para poder cortar los flecos que quedaron sueltos en la investigación, y para persuadirle le comenta que, ahora que no es empleado municipal, deberá abandonar la casa en la que vive.

Aunque en un primer momento Ray se niega a abandonar su nuevo empleo, vemos que tampoco es especialmente bueno en su nuevo trabajo: no está hecho para extorsionar a la gente, y da la impresión de que es mucho más empático con los deudores de Frank de lo que a su jefe le gustaría.

En cuanto a sus tramas personales, vemos que su mujer no sólo sigue adelante con la idea de hacerle un test de paternidad, sino que ahora se muestra mucho más enfadada con él, por algo que en un primer momento no llegamos a comprender.

01

Ani sí continúa trabajando para el cuerpo, pero su situación laboral no es precisamente la mejor: por una parte, tiene que asistir a sesiones de concienciación ante el abuso sexual por las denuncias que recibió; por otra, ha sido degradada en su trabajo, y obligada a encargarse del inventario.

Por suerte, Ani es demasiado inquieta como para soportar esto, y continúa trabajando por su cuenta. Así, vemos que sigue adelante con la investigación de la desaparición de Vera, la chica de la que nos hablaron en el primer episodio. Y a través de unas fotos que le entrega su madre descubrimos un detalle muy revelador: Vera formaba parte, de alguna manera, de la trama relacionada con el asesinato de Caspere.

Paul, por su parte, es el único que ha conseguido ascender en su trabajo, siendo precisamente el más interesado en realizar trabajo de campo. Vemos que sigue teniendo problemas con la actriz que le denunció, aunque ahora cuenta con el respaldo de su departamento. Y, en cuanto a lo personal, presenciamos una escena muy dura entre él y su madre, en la que descubrimos que ella ha robado todos los ahorros que Paul trajo de la guerra, y en la que vemos cómo su madre le reprocha ser tal y como es, y le dice algo de lo que ya somos conscientes: por mucho que trate de ocultarlo, no será feliz casándose con una mujer.

Frank es, sin lugar a dudas, el que menos cambia en este sentido. Aunque parece ir económicamente mejor que un par de meses atrás, sigue sin haberse ganado por completo el respeto que cree que merece. Así, por ejemplo, le pide a Ray que investigue a Blake, porque no se fía de él. Y es así como descubrimos que Blake, junto con el hijo de Chessani, mantienen una red de trata de mujeres. Habrá que seguir pendientes de esto, porque da la impresión de que se convertirá en un tema más central aún en lo que está por venir.

Con respecto a la relación con su mujer, las cosas no han cambiado demasiado en estos dos meses: sigue rechazando la idea de adoptar un bebé, y su esposa cada vez está más decepcionada con el rumbo que están tomando los negocios de su marido.

Aunque implique alterar el orden en el que estamos narrando los hechos, me parece interesante saltar al final del episodio, en el que Frank finalmente acepta la opción de la adopción. Su mujer le hace ver que, en cierto modo, al rechazar adoptar a un bebé, está negando la oportunidad de una vida mejor al propio niño que él un día fue. Y, tras quedar en paz con esta idea, Frank deja de ver las dos manchas que le atormentaban. Enorme este simbolismo.

02

Como podemos ver, pues, las vidas de todos ellos han comenzado a tomar un rumbo muy diferente. Pero sí que hay una idea que les une a todos: la convicción de que el asesinato de Caspere no se resolvió con la muerte del mexicano.

A partir de esta especie de “re-presentación de personajes”, la trama comienza a tomar justo el rumbo que esperábamos de ella: la de la reunión de todos ellos con el fin de llegar al fondo del asunto de Caspere.
Las motivaciones que les mueven son diversas: Paul necesita volver a trabajar de manera activa, y a Ani le mueve su curiosidad profesional. Ray se ve implicado como único modo de poder luchar por su hijo. Y Frank no está dispuesto a dejar que el que le robó su dinero se marche de rositas. Diferentes motivos; un mismo fin. A partir de aquí la cosa promete ponerse interesante.

De hecho, ya hemos logrado los primeros avances en la investigación, que se reviste con la falsa excusa de encontrar a Irina Rulfo. Así, Paul descubre que Dixon estaba metido en el ajo, con lo que es seguro que todo lo que habían avanzado en su momento llegara directamente a manos de los asesinos. Ani está dispuesta a infiltrarse en la trama de la trata de mujeres para observar desde dentro, y Ray descubre la auténtica implicación del doctor Pitlor: en su hospital se llevan a cabo operaciones de cirugía estética con la finalidad de mejorar el aspecto de las chicas con las que se trafica. Y, como ya habíamos podido intuir, uno de los mayores implicados lleva el apellido de Chessani. Aunque no es el padre, sino el hijo.

Así pues las cosas, todas las piezas parecen dispuestas para afrontar la verdadera investigación, tal y como debería de haber sido desde un principio: una investigación sin restricciones, sin intereses enfrentados, y sin motivos que ocultar. Aquellos, en definitiva, que corresponden a un True Detective.

03

No nos podemos marchar, sin embargo, sin comentar algo muy importante. En este episodio Ray ha descubierto que han detenido al violador de su mujer. Como ya sabíamos, precisamente esto es lo que unió en el pasado las vidas de Ray y de Frank: Frank le sirvió en bandeja al supuesto violador, y Ray, tras asesinarle, estableció una alianza con él. Ahora, sin embargo, todo se ha caído en pedazos.

Por eso la visita de Ray a Frank era algo que parecía obvio y necesario. Y por eso ese “You and me need to talk” nos ha dejado deseosos de ver en qué va a consistir esa conversación. Conociendo la manera en la que se expresan estos personajes, no sería de extrañar que los puños cobraran pronto un protagonismo importante. Pero lo más relevante será ver las verdaderas consecuencias de esta revelación.

Así pues, True Detective ha subido el listón en este episodio. Y esperamos que lo que queda por venir mantenga esas sensaciones…

Nota del autor
4
Vuestra nota
Review True Detective: Other Lives
4.3 (85%) 16 votes

Categorías: Reviews True Detective Etiquetas: , , ,

11 comentarios

  1. LZR

    Apuesto a que David Morse es el malo y a que McAdams y él tendrán un “momento Audrey Horne”.

  2. Faraday

    Por fin ha empezado a mejorar esto. De todas formas, para mí aun está lejos de la primera temporada.

  3. Triknela

    Estoy de acuerdo con la opinión general… mucho mejor este capítulo.
    Ya empieza a parecerse (aunque aún le queda mucho) al True Detective de la primera temporada.

  4. Mequetrefe

    Enoooorme episodio! me gustó demasiado, de los mejores de TD en general, mucho movimiento, diálogos inteligentes, actuaciones y giros que sorprenden. Me gustó mucho el momento con Ani y Ray en el bar mientras sonaba la canción que oímos en el trailer, mortal el “nobody cares, … nobody fucking cares”.
    Y al parecer el detective Godinez era de los malos también, creo venir un chantaje a Paul con las fotos que le tomó junto a su ex compañero de guerra, traicionando o escondiendo información al grupo de detectives 🙁
    La nueva casa de Frank sí es humilde!! su cónyuge siempre brillante.
    PD: el personaje alcalde de Vinci es giganteeee!!

  5. LZR

    ¡El que le disparó a Velcoro era sólo un sicario, uno de la secta o lo que sea! Mantengo mi teoría.

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »