Review True Blood: Thank You (O cómo acabó todo)

EricMelodia

Ya está. Se acabó. This is the end, my friend. Una de las series más rompedoras en cuanto a un nuevo giro de tuerca en el, ya de por sí, trillado universo vampírico se ha despedido de antena tras siete añazos. True Blood se ha caracterizado ante todo por hacer que el espectador se preguntase varias veces qué fumaban los guionistas, y dónde se vendía, un pueblo, Bon Temps, especialista en reponerse de catástrofes personales varias y seguir como tal cosa y por unos personajes, a los que odiabas o querías. Eso ha sido True Blood, odiada y amada, incomprendida y aún así, con fans, entre los que me incluyo, que sin saber muy bien por qué la vimos hasta el final.

No os voy a engañar, la temporada en sí no me ha gustado. En esta nuestra última review puedo permitirme 100% ser franca. Sí, en cambio, me ha gustado el final, que es en lo que me centraré en esta última review ¿Que por qué por no me ha gustado? Falta de chicha en mi opinión. Justamente lo que creo que caracteriza a casi todas las últimas temporadas de todas las series habidas y por haber. Y es que acabar algo es complicado. Y ya dejar a todo el mundo satisfecho prácticamente imposible.

Estos diez capítulos han parecido estar centrados única y exclusivamente en ver cómo cerrar lo mejor posible todas las tramas. Claro que en esto consiste una última temporada, porque los finales abiertos o soñados tampoco suelen gustar mucho.

Empezaré con los secundarios. Por un lado tenemos a un infumable Hoyt que ha vuelto para enterrar a su madre y descubrir, de nuevo, a una vampira pelirroja que una vez más le ha robado el corazón. Da igual que viniera todo este trayecto con una chica bastante maja desde Alaska. Con el amor no se puede y da igual que te borren la memoria. De donde hubo brasas siempre quedan rescoldos, ya se sabe. Así que, si bien Jessica y Jason se habían prometido mutuamente que ambos resultaban tóxicos para Hoyt y lo mejor era hacerle una “lobotomía” vampírica y mandarlo al quinto pino, ambos, repito ambos, en cuanto lo han visto han pasado de todo. La pelirroja se salta a la torera respetar que al chico no parece que le vayan mal las cosas por allá arriba, tiene su currele y su chica. Pero claro, culo veo, culo quiero. Así que así, de buen rollete, se lo vuelve a camelar en cinco minutos y Hoyt de nuevo para la saca. Vaaaaale, más de cinco minutos le llevó. Quince. Los suficientes para que Hoyt la salvara de las garras de Violet, cual héroe, y se enterara de que Bill está pocho. Y claro, se pone a pensar y se dice: ¿a quién recurro yo en estos casos en los que parece que de repente no tengo ni un solo amigo? ¡A Hoyt! Es más, gracias a Bill y su deseo póstumo de “yo siempre quise acompañar a mi hija al altar”, hasta se casan. Con Jason como padrino. Sí, sí, el mismo Jason que hace unos días se estaba tirando nuevamente a Jessica. Pero de esas todavía Hoyt y Jess no estaban juntos.

LaGranBoda

Siguiendo con este extraño grupo tenemos a Jason, que como de la primera vez no tuvo suficiente, en cuanto ve a la novieta de Hoyt su mente ya empieza a volverse calenturienta. Eso sí, esta vez hace mejor las cosas. En cuanto Hoyt deja a su chica, sin pensárselo mucho el primero, siendo francos, ya parece que tiene vía libre para atacarla a su gusto. Y ya si su hermana Sookie da el beneplácito, pues blanco y en botella. Así tenemos a una nueva pareja y a otra expareja que deciden darse una nueva oportunidad para ser felices. Porque, ¿para qué engañarnos? La filosofía de Bon Temps parece ser vive hoy que mañana quién sabe.

El único más sensato, y no por iniciativa propia, si no por ultimátum de su pareja, es Sam, que decide largarse del pueblo con la madre de su hija. No os mentiré cuando os digo que esta chica me ha parecido la más cuerda de toda la fauna del pueblo porque… ¿qué me decís del viaje psicotrópico marcado por Laffayete y su tita? Con cura incluido y todo. Total, solo para que Tara, que ahora gracias a la sangre vampírica ríete tú de todos los médiums del mundo, le diga a su madre que la perdona. A ver si así la señora de una vez por todas sienta la cabeza. Mentalmente me refiero.

Como he dicho toda la temporada ha ido dirigida a saber qué pasa con los personajes, a cerrar temas pendientes. Obviamente uno de estos temas pasa por el dilema moral de Sookie y su eterno debate de Bill sí, Bill no. Porque en contra de lo que yo quería el debate Eric quedó más que zanjado la temporada pasada. Eric llegó a la conclusión de que no era bueno para la rubia y ha decidido mantener las distancias lo más posible. Pero Bill no, éste directamente ha optado por el suicidio.

DespedidaSookieBill

Aquí es donde discrepo, aunque si no el final no sería tan bonito. Por así decirlo. Yo es que soy más práctica y, chico, si lo que quieres es darle a Sookie una vida mortal pues haces como Eric y te largas. Ah, que Bill no puede, que la quiere un montón. Pues nada, chato, Muerte Verdadera entonces. Está claro que True Blood empezó con la relación entre Bill y Sookie y así debía acabar. Cómo llegar hasta este final es casi lo de menos. Lillith que convierten a Bill en un auténtico capullo, Hepatitis V que acaban con vampiros, una cura que podría salvarlo ahora que volvía a ser un encanto… Por no olvidar a nuevos novietes de la rubia que nos cargamos de un plumazo. Puro atrezzo para llegar a lo importante: ¿estos dos debían acabar junto o no?

Respuesta sencilla, aunque a alguno pueda no gustar: no. Sookie quería ser normal, aunque finalmente su puntito de hada le gusta y todo, tener hijos, una familia y dejarse de problemas sobrenaturales. Obviamente eso con Bill era imposible. A lo drama shakesperiano, Bill decidió morir y que la estocada final se la diera la propia Sookie. Muy poético todo. Y ojito a que Bill tenía esperanzas de que Sookie se centrara y se buscara a alguien normal. Porque otra cosa no, pero esta chica con lo de ser hada tenía una tendencia bastante alta a buscarse otro vampiro, cambiaformas, hada, duende, o lo que se os ocurra.

TresAñosDespues

Tres años después, se nos presenta la estampa del vivieron felices y comieron pavo por Acción de Gracias. Por cierto, el nuevo novio de Sookie, ¿no se os parece por detrás a Alcide? Tanto ella como su hermano, especialmente su hermano que parece que va a hijo por año, no han perdido el tiempo en lo de reproducirse. La estampa familiar que tanto quería Bill para su novia parece haberse cumplido. Y he de decir que contra todo pronóstico (mío), Hoyt y Jessica parece que de esta vez sí han hecho funcionar la convivencia.

¿Una buena muestra de la esencia de True Blood en este capítulo? El anuncio de New Blood en televisión y la salida a bolsa de la nueva compañía liderada por Eric y su fiel Pam. Como siempre, para mí los mejores de esta serie fueron esta pareja. Por un lado, Eric pasó por completo de su alianza japonesa, los mató a todos y se adueñó de todo. Porque él lo vale. De la idea, del producto y de Sarah Newlin que parece condenada a, por fin, pagar por todos sus pecados.

EricTrono

Y es con Eric volviendo a su trono, señores, que me despido. [Mención aparte la escena de sexo de 5 segundos entre Ginger y Eric]. Esto ha sido True Blood y yo su reviewer (no muy constante esta última temporada, lo sé, lo sé). ¡Hasta la próxima serie en la que coincidamos!

Nota del autor
3.5
Vuestra nota
Review True Blood: Thank You (O cómo acabó todo)
3.1 (61.4%) 43 votes

Categorías: Reviews True Blood Etiquetas: , , , , , ,

16 comentarios

  1. Ha sido un placer leer todas tus Review!, opino como tu, de alguna manera tenían que cerrar todas las tramas y,supongo, buscaron la manera más coherente.

  2. matmo

    A mí ni me ha gustado la temporada ni tampoco “Thank You”. La buena noticia es que por fin quedamos liberados de “True Blood” los incautos que nos mantuvimos en el barco hasta el final. De serie de culto pasó a placer culpable, y de ahí, con la acumulación de temporadas cada vez menos inspiradas y más estúpidas, a mala costumbre que uno mantiene por inercia y no sabe cómo quitarse de encima. Sinceramente, creo que la única forma de haber acabado por todo lo alto habría sido liarse la manta a la cabeza, volverse completamente loca y haber llegado lo más lejos posible en cuanto a delirio y absurdo. No sé, ocurrencias como que Alcide hubiese devorado a Sookie presa de los celos, o que Jason y Hoyt hubiesen acabado juntos en la cama. En lugar de eso, “True Blood” ha querido mantener la cordura, ponerse seria y reconciliarse con (casi) todas sus criaturas, ofreciéndoles melosas y azucaradas despedidas a modo de autohomenaje. Todo aburrido, demasiado aburrido. Por si les interesa, les dejo mi balance de la temporada final por aquí: http://elcadillacnegro.com/2014/08/27/por-fin-liberados-de-true-blood/ .Un saludo.

  3. Irene

    De acuerdo con la review, echaré de menos a Eric y Pam (lo único salvable de la serie), pero por fin nos libramos de Sookie…

  4. valolo

    Totalmente de acuerdo, no puedo evitar sentir alivio sabiendo que por fin se acabo cuando todo lo que estábamos viendo es un grupo variopinto de personajes corriendo unos detrás de otros sin ningún objetivo.
    Aunque al echar la vista atrás y recordar estos siete años juntos hasta se siente algo de nostalgia.

  5. Eric Northman

    Dicen que cada vez la serie se iba de mal a peor, pero lo cierto es que cada año la veía, cada año la esperaba y el próximo año tener la sensación que empezará otra temporada más de true blood para darme cuenta que lo se me hizo hábito cada año, desapareció. Los meses de mitad de año ya no serán los mismo.

  6. Siete años para ver Kill Bill. El final de los libros no convenció a los fans más acérrimos (totalmente diferente a éste, por otra parte) y el final de la serie ha dejado más bien frío al respetable. Tramas aceleradas y sin sentido que empezaron con el salto temporal en la finale de la temporada final (nunca entendí por qué Sam se vende el bar o se hace alcalde, todo el arco final de Tara con su muerte offscreen, el romance de Alcide, etc…) aunque lo que más ojiplática me ha dejado ha sido cierto aire machista/paternalista de Bill y su deseo de muerte, dando por hecho que una mujer no puede ser feliz si no es madre. ¿A caso las parejas vampiro/humano de Bon Temps (Arlene/Keith, Lafayette/James, y por dios, Jessica/Hoyt a quienes lleva al altar!!) no han demostrado que la felicidad es posible entre muertos y vivos? NO, Bill sigue creyéndose el Dios Redentor con derecho no solamente de decidir qué o quién es mejor en la vida de Sookie si no que además, pretende que ella renuncie a quién es para asegurarse, más allá de la tumba que ningún chupasangres la posea. Posesivo y egoísta cuanto menos, ¿no? Ojalá e hubiera matado tres temporadas atrás, ¡cansino!

    No me parece mal que no veamos la cara del nuevo amor, pero me molesta sobremanera la manera implícita de remarcar que el futuro idílico de cualquier mujer en Bon Temps consiste en encontrar un hombre y quedarse preñada año tras año. Una cosa es querer ser normal y otra cosa es convertirse en una ama de casa de los 50. No sé, digo.

    Sólo me queda remarcar que quiénes han salido triunfadores de estos 7 años de True Blood han sido, como no, Eric y Pam. Ha sido un acierto que se mantuvieran fuera de la órbita Sookie y han salido muy bien parados, siendo sus escenas de teletienda, coche yakuza y demás las que serán recordadas de una finale aguada, blanca, con más azúcar Disney de lo deseado y con menos sangre, humor y violencia de lo esperado. Ojalá una mini serie con Pam, Eric y Ginger en ése videoclub de los 80. Aunque fuera un webisode o algo.

    Hasta siempre True Blood, farewell Bon Temps. Tuviste tu qué.

    • Sí, parece que para muchos ese es el único sentido en la vida de todas las mujeres, tener hijos y pensar en lo contrario es imposible… Pero mira, es que Sookie tal cual cumplió el patrón, así que, de donde no hay que rascar… Luego Jason, toda su vida un pichafloja y de repente, tras tres años, padre de tres y uno en camino.

      Quisieron cerrar toda la serie con felicidad y convencionalismos genéricos.

  7. ssss

    Ha sido un horror de temporada – no ha pasado nada en la mayoría de los capítulos y el arco argumental era demasiado difuso – y un espanto de final.

    Los libros tampoco es que sean una maravilla en sus últimos tomos, y qué decir del final que es incluso peor que el de la serie (que ya es decir) pero nunca entenderé por qué – SPOILER DE LOS LIBROS – en la serie han dejado atrás tramas tan buenas como la relación entre Eric y Sookie en vez de con el cansino de Bill o el sosainas de Alcide. Me alegro de que no hayan metido a Quinn entre los lios amorosos de Sookie, pero ningunear de esta forma a Eric…

    Y esto lo dejo como el ejemplo mas destacable, que para mi era “el alma” de los libros, pero hay decenas de tramas geniales en las novelas que por motivos desconocidos han dejado olvidadas para ofrecernos en su lugar este truño.

    • Yo no me he leído los libros, pero bendita Wikipedia, sé qué trama dices de Eric y Sookie y la verdad sí, me quedé con muchas ganas de ver a estos dos más tiempo juntos.

  8. UPIRI

    Pues a mí ha gustado la temporada. Buena temporada final, cerrando tramas y sin dejarnos demasiadas preguntas. Que no ha sido una temporada con mucha chicha, pues no. La serie acabó cuando mataron al Rey del Missisippi.

    True Blood me encandiló con la primera temporada, luego ha ido de mal en peor. Pero hemos tenido grandes momentos. Y hasta el final he tarareado la musica de la intro. No hay que quedarse con el final, sino con el viaje, que cada verano nos ha dado esta serie.

    Pienso que lo de la muerte verdadera de Bill poco tiene que ver con Sookie. Para mi Sookie ha sido para Bill un mal polvo que le ha traido mas quebraderos de cabeza de los esperados. Al final el hombre se acuerda de su verdadero amor (su mujer e hijas) y ya que está enfermo, tirar para adelante y morir, y si se puede reunirse con su familia. Y de paso si le puede hacer un favor a la bajabragas de la Sooki mejor.

  9. Anabel

    La verdad es que yo veia la serie por Pam y Eric. Alguien me explica que carajo pintaba la trama de Tara fantasmal? Aporto algo? Segundo solo a mi no me gusto ese final de Jessica y Hoyt? Por favor, hace par de capitulos Jessica estaba con Jason y este ultimo confeso que la queria. Es como Sookie que no podia dormir sin la chaqueta de Alcides y 5 minutos despues estaba en plena sala con Bill. WTF!!!!

    En fin, para mi esta temporada la levantaron sobre sus hombros Eric y Pam, con decir que ni una lagrimita me salio por Bill en cambio cuando Eric enfermo…..

  10. wea

    La temporada y el final de la serie es lo que va condicionando las ultimas temporadas, verlas simplemente por tener cariño a la serie y verla por incercia y no abandonarla. El final es logico lo de Bill, uno tenía que morir pero no entendí la muerte de Alcide que aunque era un personaje que no me gustaba para nada no lo mates asi como asi con un disparo. Y sin duda lo que mas me molesto fue lo de Jessica y Hoyt tan descarado y taaaaaaan rápido conectan y entonces para que la lían con Jason un capitulo anterior??? Lo de Jason tambien demasiado rapido y el resto pues estaban ahi de pegote y asi han seguido. Y la muerte de Tara en el primer capítulo para sacarla 10 minutos en toda la semana para hacer eso me pareció demasiado ridiculo. Pero bueno una serie que pasaban los años y menos ganas de verla tenía y por fin llegó a su fin.

  11. damian

    temporada asquerosa y aburrida. La miré con el dedo puesto en el boton para adelantar, así se me hizo menos penoso el viaje, y es que queria saber en que terminara esta cosa, que dejé de disfrutar hace tiempo. El final es la porqueria mas azucarada que he visto en mucho tiempo, y aca la cadena violó sus principios, porque esto “no es hbo, es television” y de la mala. Me molestó esa mierda que hicieron con sara, para mi la unica persona con dos dedos de frente en este mundo.

  12. Maurella

    Bueno se ha acabado la serie que me dio mi nick 🙂
    Gracias Caro por todas las review, espero leerte por ahi en alguna serie que coincidamos
    Y yo he sido una de las que ha tenido que agarrarse fuerte al barco para no tirarse al mar, porque ganas no me han faltado, costó mucho ver toda la temporada, para qué negarlo
    pequeñas sonrisas me han sacado como el polvo de Ginger 🙂
    magníficos eric y pam hasta el final, no sé qué hubiera hecho sin ellos esta temporada, y auqnue la pobre Sookie siempre ha tenido mas detractores, yo nunca pude odiarla, y me gustó que al final no haya renunciado a ser hada, por fin aceptó esa parte de su vida.
    Quedará algo de nostalgia y buenos recuerdos de temporadas anteriores que me dejaron sin aliento
    Gracias por el viaje y hasta siempre True Blood !!

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »