Review True Blood: Karma / Maybe The Last Time

viajecitoLafayette

Casi, casi que la última temporada de True Blood ha acabado y la verdad es que para ser la última oportunidad de verlos en antena, en mi opinión, le está faltando chicha. Puede ser la maldición de las últimas temporadas. Puede. El caso es que resumiendo de momento ha sido un vaivén de secundarios de otras temporadas y orientar todo, de la manera más sutil posible, a que el eterno debate amoroso de Sookie quedé por fin zanjado. ¿A quién elegirá la rubia? ¿A Bill o a Eric?

sookiebill

Pues sí hijos míos. En contra de todo lo que yo hubiera querido o apostado, a Bill. Y es que como bien decía en la entradilla, los guionistas lo han ido encaminando así, como quien no quiere la cosa. Sutilmente. Y es que ya desde los primeros capítulos de esta temporada todo ese rollete de somos ex, pero Bill, tú eres mi primer y gran amor, ya iba indicando a dónde se orientaba todo. Supongo que todos lo visteis, menos yo. Acérrima a que con Bill no se quedara. Que ya atufaba la historia con tanta ida y venida. Reviewer pro Eric, presente. Pues nada, vamos a aprovechar que Bill está infectado, gracias a Sookie así para darle más vidilla al asunto, que está a un tris de morir mientras se reconcilia con Sookie (pero mira, qué manera más guapa de morir, ¿eh? te llevas un orgasmo de regalo) y ya está. Lo que todavía no he entendido es a que viene tanta pesadez con el pasado familiar de Bill. ¿Será para que nos olvidemos de lo increíblemente capullo que fue la temporada pasada? ¿Nos sorprenderán los guionistas con un giro de tuerca por esta parte? O, como empiezo a sospechar, solo nos habrá valido para que el tatarabuelo de Sookie, Niall (hello otro secundón que viene a decir adiós) le diga a su nieta que “ese vampiro no me gusta y asume que va a morir“. Lo que parece que sí que está claro es que, o bien le dan la cura pronto a Bill, o este se muere antes de tres capítulos.

EricPam

Y es que la cura está ahí. A la vuelta de la esquina en el rancho de la Iglesia del Sol, donde la buenorra, porque ahora es todo bondad la muchacha, de Sarah ha decidido refugiarse. La beata-política-budista de Sarah lleva en su sangre el antídoto. Eso sí, lo de salvar a su hermana no le ha valido de mucho porque al final Eric se la ha cargado protegiéndola. Y yo me pregunto ¿en la sangre de la hermana no estaría ya también el antídoto? Si alguien vio Daybreakers ya sabrá a qué me refiero. Se ve que en True Blood no, por lo que la cabeza de Sarah sigue en busca y captura por parte de los japoneses y de Eric y Pam, ahora en calidad de representantes de la nueva, y mejorada, New Blood. A mí que me maten, pero buscarme ejemplos donde por ser tan solo la cara bonita de una marca te den un 49% de la empresa. Será que no había vampiros más guapos en todo el planeta. En fin… dejando estrategias de marketing a parte, a Eric el dinero le tira, como a todo hijo de vecino. Así que promete ser bueno y no matar a Sarah, al menos, de momento. Ya si eso, una vez que sinteticen su sangre que les dejen un bis a bis para ponerse al día. Sarah mientras espera su muerte al menos aprovecha el tiempo para despedirse de todos sus ex. Ya sabéis, de los dos que tuvo.

Por otra parte, tenemos a la parejita de atontados hormonados formada por Adelyn y su futuro hermanastro Wade. ¿Que porqué me meto con los adolescentes? Hombre, a ver… Hay que ser muy tonto para irte con una vampira que así de buenas a primeras te ofrece un sitio ideal para retozar, acompañados de juguetes sexuales y que encima te incita a ello sin sospechar nada. Que sí, que sí, que la Violet es colega. Venga… Y luego, ¿es que en ningún momento estos descerebrados van a pensar en sus padres? Al menos una llamadita para decir, eh, estamos vivos, cuando nos cansemos del sexo, ya si eso, que volvemos. Ya, que se dejaron los móviles en la casita del árbol por consejo de Violet. Pero es que ni un pensamiento de “oye, los viejos estarán preocupados, ¿no?, que total hace solo dos días que casi se cargan al pueblo unos vampiros infectados”. Bah, niñatos. Yo por mí que Jessica no llegue a tiempo y se los coma Violet. Así de claro que os lo digo. Aunque claro, todo parece indicar que Jesse llegará, habrá un bonito duelo de gatas enfurruñadas bajo el trasfondo de Jason era mío, ganará la pelirroja y quedará de súper mega colega de Adelyn. Y ya de paso se habrá ganado su redención. También es cierto que la salida a toda leche de Jessica de la casa ha venido genial a Bill y Sookie para ponerse al día en pleno comedor.

No sé chicos, tres capítulos para el final y deseando que esto no se convierta en un mero cerrar de tramas abiertas y todo el mundo feliz y contento. Y bebieron felices New Blood y comieron perdices. Tampoco sé si la subtrama de Lafayette y Lettie acabará en algo más que en un bonito viaje psicotrópico hacia los submundos desde dónde Tara, no me libro de ella ni muerta, parece querer transmitir un mensaje. Tres capítulos para el final de una serie, que para bien o para mal, hay que reconocer que es original.

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review True Blood: Karma / Maybe The Last Time
3 (60.71%) 28 votes

Categorías: Reviews True Blood Etiquetas: , , , , , ,

3 comentarios

  1. sofi

    ¿En serio no creías que Sookie se iba a quedar con Bill? Pues si estaba más que cantado que se iban a reconciliar lo más rápido posible.
    Yo tampoco entiendo porqué recuerdan el pasado de Bill. Lo muestran como una persona super hogareña y todo un caballero. Espero que haya un buen motivo para ello.

  2. José

    ¿En está pagina moderan lo comentarios cada cuanto? ¿dos semanas?

    La página no sólo la hacen usted, sino también los comnetarios de los que la visitan. Deberían tener en cuenta eso.

¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »