Review True Blood: Bad Blood

Review True Blood: Bad Blood

La sangre ha vuelto, más fresca que nunca. Pero como dice el título de la season premiere, la sangre puede ser mala. Hemos visto cómo el V-Juice salvaba vidas, provocaba éxtasis e incluso hacía engordar los bolsillos de sus traficantes. Pero todo tiene sus consecuencias, y si no, que le pregunten a muchos de los personajes que en este episodio se han visto en problemas por culpa de tan preciada sustancia. Ahora hablaremos de eso, junto al resto de tramas que han protagonizado el regreso de True Blood. Hemos seguido todas las historias que se quedaron abiertas en la segunda temporada, y por supuesto, ninguna de ellas se ha cerrado, sino que han dado paso a nuevas complicaciones. Si os parece, comentemos este 3×01. True Blood… ¡cuánto te he echado de menos!

El capítulo ha comenzado con un pequeño resumen de todo lo que ocurrió en la anterior temporada, cosa que se agradece. Y después, la historia ha continuado justo donde se quedó. Como se han ido alternando las tramas de los diferentes personajes, vayamos por partes. Comencemos con el secuestro de Bill. Hemos estado especulando durante meses quién o quiénes podían ser los culpables de su desaparición. Muchos pensaban que fue cosa de Eric, pero no era así. Un grupo de hombres lobo es el que ha secuestrado a Bill, introduciendo así a las nuevas criaturas que estarán presentes en esta tercera temporada.

La verdad, no me esperaba que fueran ellos los raptores del vampiro, mi teoría más consistente era que se trataba de un plan de Lorena para recuperar a Bill y vengarse de Sookie. En el coche en el que iban drenándole, hemos visto una cara muy anunciada, la de Alcide. Naturalmente, su papel será importante, así que tendremos que esperar a los próximos episodios para ver cómo se desarrolla el asunto. Por lo demás, estoy bastante perdido sobre el objetivo de los hombres lobo. ¿Han planeado ellos el secuestro? ¿Cumplen órdenes de otra persona? ¿Iban a por Bill expresamente o han elegido a un vampiro al azar? Todo ello tendrá respuesta, supongo.

Bien, sigamos con la trama. Bill, tras provocar el accidente y escaparse, llama a Jessica, pero ella no parece enterarse muy bien de lo que está ocurriendo. Después, y tras pasar el día bajo tierra recuperando fuerzas, llega hasta una cabaña en medio del bosque, donde encuentra a una adorable ancianita. La pobre mujer le sirve de desayuno reconstituyente a Bill, que le agradece la transfusión de sangre con dinero y con un falso recuerdo de que el hijo de la mujer fue a visitarla. Al final, ya recuperado, se encuentra en el bosque rodeado de lobos, y como es habitual en True Blood, nos dejan con la escena a mitad, teniendo que esperar al siguiente capítulo para ver cómo acaba la lucha entre estos dos seres enemigos por naturaleza en todas las películas y obras literarias. Eso sí, prefiero mil veces ver una pelea entre Bill y una jauría de lobos que entre el Pattinson ese y los lobos ficticios de la saga Crepúsculo (nótese la tirria que me da todo lo relacionado con ese fenómeno mundial a la par que pastel infumable).

Vampiro VS LobosVampiro VS Lobos

¿Y qué hace mientras Sookie? Pues mover cielo y tierra intentando encontrar a su amado. Ay, si no te hubieras ido al baño a dramatizar el momento de decir sí a la petición de Bil… Encima nadie le hace caso. Primero Kenya, la ayudande del Sheriff, que piensa que Bill se ha ido despechado. Después el propio sheriff, que no le da importancia al asunto al tratarse de un vampiro. Y luego Eric, que aunque le dice a Sookie que encontrará a Bill, ya sabemos qué es lo único que tiene en la mente, conquistar a Sookie. Aunque claro, mientras tanto se pega unos festines… como el homenaje que se da con Yvetta, la nueva bailarina del Fangtasia. Finalmente, una visita de Pam hace que Sookie piense que tal vez Bill pueda contactar con Jessica.

Al ir a verla, Jessica recuerda el escalofrío y la sensación de malestar que tuvo la noche anterior, y juntas se van a buscar el sitio desde el que Bill hizo la llamada. Cuando llegan allí, ven el coche, y a uno de los secuestradores, que tiene una marca en el cuello. Y como no hay nada que se resista a las búsquedas en Internet a través del móvil, se enteran de que la runa marcada en ese hombre simboliza la “Operación Hombre Lobo“. Bueno, por lo menos ya están sobre la pista. Ya que hemos hablado de Jessica, continuemos con ella.

La novata vampiresa se desató a causa de su pelea con Hoyt, y ahora paga las consecuencias. Su sed de sangre y venganza se cobra su primera víctima, el camionero que vimos al final de la segunda temporada. Malherido, muere en casa de Bill, y aunque la pelirroja intenta reanimarle con su sangre, no da resultado, y ahí se queda, ambientando la casa con su aroma a muerte. Por otro lado, Hoyt quiere recuperar a Jessica, y le regala unas flores. Después, llama por teléfono a su chica, pero como ella tiene asuntos más importantes que atender, se queda un poco colgado. Estos jóvenes… es el típico tira y afloja que acabará en reconciliación. Lo que está más difícil es el asunto de la eterna virginidad de Jessica, un escollo sin duda.

¿Cómo sabes que he llorado?¿Cómo sabes que he llorado?

Hablemos ahora de Jason y Andy. Como recordaréis, Jason mató a Eggs, y Andy decide asumir las culpas aludiendo a la defensa personal, ya que Eggs había confesado sus crímenes. Para que la historia no haga aguas, Jason debe fingir que todo sigue como siempre, incluyendo sus sesiones de sexo diario. Y el chico lo intenta, pero no puede ni con una de las fantasías de los hombres: un trío con dos mujeres. Aunque no le culpo por no poder izar el mástil, que si yo viera a esas chicas con un agujero en la cabeza, seguro que tampoco podría rematar la faena. Me encanta lo infantil, bobo y simple que es Jason. Sin duda, es uno de los que más momentos divertidos nos deja.

Y enlazando con esto, tenemos la historia de Tara. ¿Cuándo dejará de pasarlo mal esta chica? Después de una infancia marcada por los maltratos de su madre alcohólica, y de ir de un trabajo a otro constantemente, primero tiene que lidiar con una falsa exorcista, y después se ve hechizada por Maryann, la pérfida ménade. Por si no fuera poco, cuando por fin encuentra a un chico que la quiere, acaba muerto. No es de extrañar la reacción que ha tenido en el Merlotte’s con Arlene y los policías, Tara siempre ha tenido mucho carácter, y es algo que me gusta de ella, su capacidad de ofender a diestro y siniestro con un par de palabritas. La charla con el reverendo parece dar resultado (ojito a Lettie Mae, que se está deseando intimar con él), pero nada más lejos de la realidad. Con una serenidad pasmosa, Tara se encierra en el baño y se infla a pastillas. Y ahí se queda la historia, con Lafatette intentando derribar la puerta.

Dick offDick off

Pasemos a la historia de Sam, que me ha parecido muy interesante y que seguro que nos dará buenos momentos. Como sabemos, Sam está buscando a su verdadera familia, y las pistas que tiene le llevan a Arkansas, a un puesto de neumáticos. Allí se supone que trabaja su hermano, Tommy Mickens. Pero el chico que se encuentra allí le dice que el Tommy al que está buscando ya no trabaja en ese lugar. Sam no se rinde, y siguiendo al “otro Tommy”, llega hasta el hogar de los Mickens, su familia biológica, donde no parece que haya un gran ambiente.

Vale, sí, esto ha quedado eclipsado ante la mejor escena del episodio: el sueño caliente de Sam con Bill. Si en la segunda temporada ya vimos que Sookie tenía fantasías eróticas con Eric por beber su sangre, lo normal es que a Sam le pase lo mismo, hay que recordar que bebió mucha sangre de Bill. Y la escena ha sido memorable, esas miradas, esa tensión sexual… ya veía a los dos duchándose juntitos y frotándose la espalda y otras cosas. Pero justo en el momento del beso, Sam despierta. ¿Veremos más sueños así? Y lo más importante, ¿veremos sexo entre los dos? Sí, soy morboso, lo sé.

Turno ahora para Eric, Pam y la Reina. Como decía antes, en ese episodio vemos las consecuencias que trae aprovecharse excesivamente de la sangre de los vampiros. El negocio de Eric y Su Alteza corre serio peligro, pero más peligro corren ellos si son descubiertos. El Magistrado lo dice clarito, al que pesquen vendiendo V-Juice, le darán un castigo ejemplar. Las cosas se ponen tensas entre la Reina y Eric, y finalmente deciden deshacerse de todas las pruebas del delito. Hay que vender todo lo que queda, y en eso tiene mucho que ver Lafayette, que se ve una vez más intimidado por Pam para que coloque toda la sangre en el menor tiempo posible. ¡Me encanta Pam! Sus caras, sus frases, su estilo… espero, y por lo que se ve va a ser así, que le den mucho más protagonismo esta temporada.

¿Me dejo algo en el tintero? Ah, sí… ¡Arlene está embarazada! Bueno, eso piensa ella, al ver que su sentido olfativo se ha súper desarrollado. Y ahora que lo pienso, si es verdad que está embarazada, ¿afectará al futuro bebé el hecho de que fuera concebido en medio de una orgía provocada por los oscuros poderes de una ménade? Podría ser interesante que fuera así, ¿no? Ahora sí, ya hemos acabado el resumen del episodio.

Brokeback VampireBrokeback Vampire

Al visionar Bad Blood, he recordado que hay frases muy buenas en True Blood, fruto de un guión que se permite introducir el humor (negro en la mayoría de ocasiones) hasta en los momentos más tensos o angustiosos. Recordemos algunas de esas frases:

“So conscience off, dick on, and everything’s gonna be alright”(Así que consciencia fuera, polla encendida, y todo irá bien, Andy)

“Now, I don’t remember telling you lavender is my favorite color” (Ahora, no recuerdo haberte dicho que el lavanda era mi color favorito, Pam)
“I’m in no mood for lesbian weirdness tonight, Pam” (No estoy de humor para rarezas lésbicas esta noche, Pam, Sookie)

“I’ll take that shower now. Unless you’d care to join me” (Tomaré esa ducha ahora. A menos que quieras unirte a mí, Bill)
“Yeah. I think I would” (Sí. Creo que me gustaría, Sam)
“Good. We’re gonna have a nice time. I hear the water in Arkansas is very hard. Come” (Bien. Vamos a pasar un buen rato. He oído que el agua en Arkansas es muy dura. Vamos, Bill)

“Now, why’d you have to go and kill that maenad? She’s a terrific decorador” (Ahora, ¿por qué has tenido que ir y matar a esa ménade? Ella es una decoradora tremenda, Pam)

“I don’t know what it is about me that makes people think I want to hear their problems. Maybe I smile too much. Maybe I wear too much pink. But please, remember, I can rip your throat out if I need to. And also know that I am not a hooker. That was a long, long time ago” (No sé qué tengo que hace pensar a la gente que quiero oír sus problemas. Quizá sonrío demasiado. Quizá me pongo demasiado rosa. Pero por favor, recuerda, puedo rajarte la garganta si lo necesito. Y además que sepas que no soy una puta. Eso fue hace mucho, mucho tiempo, Pam).

“It’s not you. It’s just… every time I look at you, I keep seeing these big old bullet holes in your heads” (No sois vosotras. Es sólo que… cada vez que os miro, sigo viendo esos viejos agujeros de bala en vuestras cabezas, Jason)

“I am a freak of fucking nature” (Soy un fenómeno de la jodida naturaleza, Jessica)

Siempre divinaSiempre divina

Estupendas Pam y Jessica, dos de mis personajes favoritos. Bueno, pues concluyendo, el episodio me ha encantado, no esperaba menos del regreso de True Blood. Las tramas han tomado diferentes caminos, y tenemos muchos frentes abiertos ahora mismo, con lo que la tensión y el misterio están asegurados durante toda la temporada. Estoy deseando ver más escenas entre Sookie y Eric, y también, como ya he dicho, ver más a Pam en acción. Si habéis visto las promos, sabréis que Tara se verá inmersa en una historia distinta, que me parece que nos dejará sin aliento.

Y a vosotros, aprendices de vampiro y consumidores habituales de V-Juice, ¿qué os ha parecido Bad Blood? ¿A la altura de la segunda temporada? ¿Qué os ha gustado más? Os dejo comentando, nos vemos en la siguiente review. ¡Sed buenos!

Nota del autor
3
Vuestra nota
Review True Blood: Bad Blood
5 (100%) 1 vote

Categorías: Reviews Series True Blood Etiquetas: , , ,
¡Únete a nuestra comunidad!

Déjanos tu comentario »